martes 26 de enero de 2021
Lluvia moderada 23ºc | Posadas

Continúa la tarea de bomberos, brigadistas, policías, personal de salud y vecinos

Los aviones hidrantes no pudieron operar por el viento

Las ráfagas de 50 kilómetros por hora extendieron las llamas e imposibilitaron intervención aérea en las zonas de más gravedad, como el Yabotí o el Cuña Pirú

jueves 26 de noviembre de 2020 | 5:02hs.
Los aviones hidrantes no pudieron operar por el viento
El Teyú Cuaré, a orillas del Paraná, ardiendo en horas del mediodía.
El Teyú Cuaré, a orillas del Paraná, ardiendo en horas del mediodía.

Bomberos voluntarios continuaban combatiendo distintos focos de incendios forestales que siguen activos en la provincia. Según datos oficiales se registraron 120 focos de consideración ayer, siendo diez los de mayor gravedad, algunos de los cuales como el del Teyú Cuaré (San Ignacio) pudo ser contrado. Posadas, por su parte, también registra diez focos de incendios por día.

 Las altas temperaturas, y el viento Norte con ráfagas superiores a los 50 kilómetros por hora, son  complicaciones que se suman a la sequía. “Es un viento seco, no está cargado de humedad”, afirmó Ramón Campello Paz, ex brigadista y referente de Alerta Temprana en el Ministerio de Ecología.

“La situación es altamente preocupante y grave por la sequía. La pérdida hídrica se agravó este año, es alarmante”, consideró. En diálogo con Radioactiva 100.7, Campello Paz señaló: “Falta agua en toda la provincia, esto produce una sequedad del suelo de tal forma que cualquier chispa provoca rápidamente un foco de incendio, que se agrava con el correr de los minutos y más con el viento”. Por otro lado, recordó que “el faltante hídrico de humedad en el suelo fue grave en 2012-2013 y también en 2019. La situación en los últimos dos años empeoró. El cambio climático vino a quedarse, con grandes trastornos hacia el futuro”.

El escenario de ayer se complicó aun más porque no hubo asistencia aérea. Daniel Blanco, director del Plan de Manejo del Fuego en la región NEA contó a El Territorio: “estamos esperando que baje la intensidad del viento de 27,3 nudos; lo cual, para tener una idea, significa 50 kilómetros de viento por hora y está fuera de norma. El avión de Apóstoles y de Corrientes dejaron de operar”.

En cuanto al avión que estaba operando en la pista de aterrizaje de El Soberbio para contener las llamas de la Reserva Yabotí, confirmó que pidieron reemplazarlo con otra aeronave, que estaría llegando desde Virasoro una vez que este permitido volar. “Se quebró el block. Es un material especial que lleva aceite caliente, entonces ellos le daban potencia en tierra y andaba bien pero cuando salían a probar el block, al estar quebrado, se abría y ahí perdía todo el aceite. Una vez que pierde todo el aceite el avión cae. Salía el avión y volvía a aterrizar y perdía 35 litros de aceite, entonces se fue a buscar otro avión”, que se esperaba para anoche en Apóstoles, explicó Blanco.

“Me prometí no irme de acá”

“Salía de franco y empezaban mis vacaciones y justo empezó esto ‘me prometí no irme hasta que no se apague todo’”, comentó el guardaparque Fabián Franco, quien es oriundo de Posadas pero se encuentra a pleno combatiendo el fuego que destruye el pulmón verde de Misiones: la reserva de la Biosfera Yabotí.

En horas de la mañana la situación se salió de control en la reserva que está en El Soberbio y San Pedro. El fuego pasó la ruta 21 que sale en Colonia Paraíso, en San Pedro. Los brigadistas realizaron una calle corta fuego con motoniveladoraa y zanellos para perimetrar las llamas.

Trabajaron  médicos, enfermeros, promotores de salud y ambulancias en la zona. Se esta trabajando con siete máquinas forestales, una topadora y  dos motoniveladoras, abriendo caminos por los montes para controlar el fuego. Gracias a las tareas realizadas hasta el momento, el fuego se pudo controlar momentáneamente Asimismo, se realiza vigilancia a las viviendas cercanas y al Aula Satélite de la Escuela 618, en caso que cambie el viento de dirección y las llamas avancen hacia allí.

Los bomberos voluntarios de Aristóbulo del Valle, junto a la Policía de Misiones y vecinos de la localidad trabajaron incasablemente desde las 5, pero no pudieron apagar los dos focos que sofocan el valle del Cuña Pirú.Uno se ubica en la zona conocida como paraje San Juan, donde lograron controlar el fuego a las 4 de la tarde. Pero el intenso viento que se levantó pasada las 18 reavivó las cenizas y se dio la orden de despejar la zona ya que las llamas se volvieron incontrolables.

“Está muy seca la vegetación y si bien se hicieron cortafuegos con maquinarias, quedan los troncos con cenizas y el vientos los reavivó. Tuvimos que desalojar la zona porque el viento lleva el fuego para cualquier lado”, explicaron integrantes del cuartel de Bomberos de Aristóbulo del Valle.

El otro foco se ubica en la zona conocida como los cafetales sobre la ruta provincial 8, cerca de Campo Grande, una zona de muy difícil acceso. Hipólito Yrigoyen y Colonia Oasis de Jardín América, también tuvieron situaciones críticas.

En San Ignacio y Alem

En San Ignacio, en tanto, el trabajo es cada vez más intenso ya que los bomberos no logran contener el fuego; fueron reforzados por vecinos y municipales quienes acercaban agua y ayudaban en lo que podían.

En los municipios de Cerro Corá, Fachinal, Candelaria, Bonpland, Santa Ana sufrieron quemas de cientos de hectáreas de vegetación, pinares y campos a pesar de las tareas incesantes de los bomberos.

Durante la tarde del martes se desató el primer incendio de gran escala en Caa Yarí, al que acudieron cinco dotaciones de bomberos. En tanto, solo en la jornada de ayer en Alem y zona de influencia hubo nueve incendios.

En Corrientes hubo incendios en cercanías a Yacyretá.


Cómo miden los satélites los focos de incendio
Ayer, los satélites identificaron 1.005 puntos de calor en Misiones, según información que  la Opad difundió en las redes sociales. De ese total, 294 estaban en San Ignacio y 159 en San Pedro. Sin embargo, según datos oficiales que maneja la Federación de Bomberos Voluntarios con sede en Montecarlo, hubo 120 focos de incendio. Consultado sobre este punto, Daniel Blanco sostuvo: “el satélite marca puntos de calor como puede ser un incendio mínimo en un aserradero o pastizal. Los satélites identifican los puntos calientes y de esos hay que diferencar los incendios de consideracióin”, dijo Blanco. Es decir, no todos los puntos son incendios forestales.


Ráfagas y voladura de techos

La localidad de San Javier fue afectada ayer por un fuerte temporal de viento y posteriores lluvias cortas, dejando como consecuencia una gran cantidad de ramas esparcidas por las calles, árboles caídos y casas destechadas. Además, gran parte de la localidad quedó sin energía eléctrica por los postes caídos y se estima que recién hoy vuelva la luz. También hubo precipitaciones en Ituzaingó y Virasoro, Corrientes.

En Posadas, las ráfagas de viento alcanzaron los 83 km/h y un árbol cayó sobre una casa.

Además la Oficina de Prevención Ante Desastres Naturales (Opad) emitió una advertencia por tormentas para la capital misionera. “Una masa de aire muy cálida y de baja presión atmosférica prevalece sobre nuestra región causando altas temperaturas y cielos parcialmente nublados. Al mismo tiempo, se desplaza un débil frente frío. La interacción de ambas masas de aire provoca áreas de lluvias y tormentas de variada intensidad”, detallaron.

En ese sentido, no se descartaron para hoy que alguno de los fenómenos adquiera fuerte intensidad como vientos intensos y caída de granizo con lluvias y tormentas que pueden ser por sectores fuertes. “Las condiciones de inestabilidad seguirán presentes durante el fin de semana”, explicaron. 

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias