sábado 05 de diciembre de 2020
Muy nuboso 20.4ºc | Posadas

Informe de Domingo: La tecnificación avanza en las chacras

La llegada de la tecnología en la producción misionera demuestra los beneficios para producir más y evitar el desgaste físico de los agricultores. Los protagonistas cuentan que su adopción es un antes y un después

sábado 21 de noviembre de 2020 | 22:30hs.
Informe de Domingo: La tecnificación avanza en las chacras

Lograr un trabajo más rápido, con mínimos esfuerzos y con mejores resultados está siendo posible con diversas máquinas y tecnologías agrícolas en las chacras misioneras. En muchos casos los equipos tenían décadas de conocerse y utilizarse en otras regiones del país o en países vecinos. Pero la escasa rentabilidad productiva, falta de financiamiento, poca asistencia técnica, limitación y acceso de los terrenos o los vaivenes de la economía nacional, retrasaron su adopción. También pesó fuerte y lo sigue haciendo la desconfianza de los propios productores para reconocer los beneficios o cambios necesarios para elevar la productividad de sus cultivos.

Pero el tiempo pasó y la expansión de internet potenció el intercambio de ideas y el saber sobre las necesidades de cada región.

 En gran parte, varios de los primeros desarrollos se hicieron viendo o copiando experiencias de Brasil. Desde la tecnificación de la tierra hasta la forma de comercializar los productos de las chacras.

Ya después del fin de la convertibilidad, hacia el 2003 o 2004 Miguel Schmalko, ex presidente de la Cámara de Comercio Exterior de Misiones, señalaba la importancia de copiar casos exitosos en la producción de alimentos y adaptarlos a la realidad misionera. Y en varias columnas publicadas por este diario, bregó por la oportunidad de financiar la compra de pequeñas máquinas para mejorar el nivel de vida de los agricultores. Y apuntar hacia mejores productos, que incluso en alguna oportunidad pudieran ser exportados hacia otros países. Ahora esa oportunidad se siente muy cercana y posible.

En las próximas páginas van  algunos testimonios de quienes trabajan para cambiar la forma de producir y las limitaciones que aún persisten para seguir avanzando en lograr alimentos de calidad y en cantidad.

Apropiarse de la tecnología

La directora del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (Inti) Andrea Acosta, quien desde hace una década trabaja en la institución relevando la situación productiva de diversos sectores dialogó con El Territorio y explicó las necesidades de incorporación de nueva tecnología en nuestra región. “Hay una necesidad real desde el productor para tener acceso a la tecnología. De hecho, muchas veces es el mismo productor el que fabrica su máquina con algún vecino y trata de generarse una solución. Desde las instituciones deberíamos apuntalar esos diseños, llevarlos a escala y poder hacer una red de fabricación de máquinas a pequeña escala”, comentó.

¿Qué tipos de tecnología necesita el pequeño productor?

El pequeño agricultor de la agricultura familiar, que trabaja algunas de las 25 hectáreas que tiene su chacra, necesita de una tecnología simple para poder apropiarse de ella. Nosotros lo que vemos es una necesidad en el diseño de equipamiento. Estamos trabajando tal vez no a pequeña escala, más para el intermedio, en casos como la producción de yerba mate, no de grandes extensiones. Estamos trabajando con el sector agroindustrial, de la industria hacia adentro. Hemos tenido algún trabajo en asociación con el Instituto de Tecnología Agropecuaria de Misiones (Inta) para lo que es producción de mandioca. Con el sector mandioquero por ejemplo hay una necesidad grande de tecnificación. El Inta nos propuso trabajar en el desarrollo de equipos, ellos tienen algunas maquinarias ya desarrolladas y nosotros tenemos más diseños, hay que ver que se puede concretar con alguna metalúrgica. Pero la verdad que hemos venido de cambios en línea de acción con los gobierno (nacionales), estamos en pleno proceso de ese cambio, con gestión nueva que se debió acomodar a la situación de pandemia. Creo que el año que viene estaremos abocados al desarrollo tecnológico de pequeñas máquinas para la agricultura familiar o para el pequeño agricultor de la región NEA.

¿Qué limitaciones hay para que llegue nueva tecnología a los pequeños productores?

La tecnología no llega a todos los puntos donde está el productor. Creo que el cambio que ha hecho el gobierno provincial con respecto a poder llevar el tractor con créditos para el pequeño productor ya es un cambio tecnológico significativo. Y sumamente importante porque a partir de allí ya es accesoria la forma de trabajar la tierra.

Tal vez hace falta algún tipo de financiamiento especial para pequeñas máquinas, para otro tipo de equipamientos creo que eso ayudaría mucho a la producción del agro. Convengamos que el productor misionero está en una etapa productiva distinta con las otras provincias. Se produce en pequeñas extensiones, de pequeños lotes de producción. Pero la tecnología debería estar disponible y nosotros como institución deberíamos facilitarles soluciones tecnológicas para sus casos particulares.

¿Se ha visto como modelo algunos ejemplos en Brasil, con el uso de las máquinas? ¿Es posible replicarlos aquí?

Sí, hemos visto casos, de hecho hay ciertas zonas de Misiones que son características por lo que copian de Brasil. Hemos visto algunos desarrollos de pequeños tractorcitos, con accesorios que los han fabricado en la chacra.

También algunas herramientas pequeñas, que ahí se ve lo que es la innovación para el productor. El hecho de poder copiar ejemplos y luego aplicarlos en su chacra ya es muy importante para ellos. Hay mucho para hacer e implementar. La posibilidad de trabajar en red con los metalúrgicos de la provincia, que estén dispuestos a hacer en serie esas pequeñas herramientas. Hay que vincular todo, es un trabajo también importante.

Es importante que el productor pueda ver el equipamiento funcionando, para poder luego aplicarlo.

Muchas de las producciones primarias nuestras, de la provincia normalmente son modelos productivos que han visto en otros lados. Se ve algunas cosas en Brasil, en Paraguay, y es el productor el que primero copia como lo ve y después lo trae. La lechería es un caso típico de Misiones. Si bien teníamos una cultura lechera que venía de los europeos que llegaron a la provincia, sin embargo hay ciertas zonas que han copiado la tecnología brasileña. Eso demuestra hasta dónde el productor tiene que ver que la máquina funciona para poder traerla. La producción lechera en el Alto Uruguay tuvo mucho de influencia de lo que se vio a partir de la producción láctea en el Sur de Brasil.

¿Otra deficiencia que tienen en la chacra puede ser la limitación de electricidad y conectividad?

Hoy lo que nosotros vemos no es tanto una falta de conectividad. La verdad que las redes de celulares han llegado a más puntos de la chacra. El productor está más conectado y puede acceder a otro tipo de conexión. Por ahí la electrificación rural sería fundamental, creo que eso también le da al productor el acceso a otras comodidades. La comodidad del núcleo familiar, de ahí el hecho que tenga ciertas comodidades hace que escale en otras situaciones.  Pero hoy lo que vemos es un avance en lo que es conectividad y electrificación. Todavía falta en algunos lugares, pero se avanzó mucho en los últimos años.

Y la conectividad es importante para todo, poder ver otras cosas atrás de un celular amplía el conocimiento y el productor se prepara para otra situación. 

¿Se está trabajando con Nación para que cada provincia recopile información sobre lo que necesita?

Desde la institución, hemos tenido una reunión con referentes del gobierno provincial, con directivos de la Universidad Nacional de Misiones, las cámaras forestales, hoteleras, tuvimos una participación por Zoom numerosa de los referentes locales con el objetivo de poder trabajar en una agenda productiva común. Allí se ofrece que la institución sea la base tecnológica para acompañar la agenda productiva del campo, sumarnos nosotros a lo que ha decidido el gobierno de la provincia con las líneas de trabajo desde lo productivo industrial.

También ver lo que la Universidad Nacional de Misiones considera fundamental desde lo que es la investigación, también con las cámaras ir viendo sus necesidades, estamos trabajando en una agenda productiva común y que tenga un aporte tecnológico.

Lo que hasta ahora salió de esa agenda es la necesidad de implementación de normativas de calidad. Para que las empresas se preparen en asumir el compromiso de lo que será una aplicación de Ley de área  especial aduanera para Misiones. Eso va a propiciar que las empresas de la provincia tengan requerimientos para salir al mercado con potencialidad de exportación. Se va a fomentar que se trabaje mucho en la calidad exportable.

¿La tecnología también es esencial para la productividad y para llegar con precios accesibles?

Permite que seamos mucho más competitivos. Sin llegar a la exportación ya es importante que la producción local pueda llegar a las provincias de la región del NEA. Eso de por sí ya sería un gran salto productivo.

Hasta hoy el productor misionero tiene un poco de temor en pensar su producción a mediana escala. Pero tiene una gran ventaja porque se le reconoce su calidad. Ya desde el pequeño feriante se llega con productos de buena calidad para el consumidor.

Lo que falta es una visión para crecer a escala o a un nivel industrial. Creo que ahí hay que hacer un cambio, en ese camino para que el producto pueda llegar a subir una escala más en su producción. Es necesario salir un poco de las producciones características como el té, la  yerba mate. También desde el Inti venimos trabajando mucho con laboratorios para garanizar la calidad de la producción. Así por ejemplo podemos demostrar que la miel que se puede producir en la provincia puede competir contra cualquier producto del mundo. Es la importancia de poder demostrarlo con estudios y certificaciones que también son tecnología. 

 

Notas relacionadas:

Misiones gestiona una nueva etapa de industrialización

Presentarán nuevas líneas para comprar maquinarias

Crece la producción industrial de quesos en la zona Norte

Tucuras invadieron una chacra en Campo Viera

Ideas jóvenes como impulsoras de nueva tecnología en la chacra

El salto definitivo a la tecnificación de las chacras

En San Pedro destacaron el confort de vida alcanzado

Más riego, análisis químicos y pequeñas maquinarias

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Temas de esta nota
Te puede interesar
Ultimas noticias