jueves 26 de noviembre de 2020
Lluvia ligera 20.6ºc | Posadas

Decomisados

Unos 50 vecinos intentaron desenterrar pollos podridos

miércoles 18 de noviembre de 2020 | 5:00hs.
Unos 50 vecinos intentaron desenterrar pollos podridos

En la mañana de ayer, el prefecto Diego Dalmarini solicitó apoyo a la Municipalidad de Puerto Iguazú para trasladar y enterrar en la zona conocida como la tosquera, ubicada en las 2.000 Hectáreas, 1.200 cajas de patamuslo de pollo decomisadas el pasado domingo a la madrugada de un depósito privado por sospecha de contrabando. La mercadería ya estaba en mal estado y la Fuerza Federal procedió a deshacerse de ella, como establece el protocolo.

Horas más tarde, un grupo de 50 personas, entre ellos niños, se hicieron presentes en el predio de la tosquera a fin de remover la tierra y tratar de recuperar algo de la mercadería para dar de comer a sus hijos. Indignados con la Prefectura, los vecinos reclamaron que muchas familias no tienen qué comer y podrían alimentarse varias semanas con esa carne.

El sábado por la noche se registró un confuso procedimiento que comenzó cerca de las 21 y finalizó después de las 5 de la mañana del domingo que dejó como saldo la incautación de 1.200 cajas de patamuslo y 100 cajas de aceite, que según se supo estaban acopiadas en un depósito de una propiedad privada y serían enviadas a Paraguay por un paso de frontera no habilitado.

Tras la tensa situación, una de las personas arrojó un ladrillo a ciegas por arriba del muro que cayó en el parabrisas del móvil de Prefectura agravando aun más el procedimiento. En ese momento los uniformados impidieron la salida de personas y aguardaron hasta las 5 de la mañana una orden de allanamiento emitida por el Juzgado Federal de Eldorado.

La fuerza incautó la mercadería y los teléfonos celulares de quienes estaban en el lugar. Tras averiguaciones, este medio pudo saber que se trataría de una venta que realizó una importante distribuidora de la Ciudad de las Cataratas y que coordinó la entrega al comprador con domicilio en el vecino país por un paso fronterizo no habilitado. La empresa pagaría a los estibadores 200 pesos por bulto de pollo y 250 por bulto de aceite. El dinero del pago -se desconoce monto total- también fue incautado .

“Ingresaron sin permiso a una propiedad, nos amedrentaron con la intención de que salgamos a correr, nos hostigaron y nos insultaron. Nos tuvieron de rehenes sin poder salir y lo primero que hicieron cuando tenían la orden de allanamiento, allá por las 5 de la mañana fue sacarnos los teléfonos donde filmamos lo que paso y por último nos obligaron a firmar un acta sin leer”, indicaron los testigos.

El parte oficial de la fuerza indica que se trataba de un cargamento de mercadería de contrabando valuado en más de 2 millones de pesos. Sin embargo se trataría de mercadería argentina y los propietarios aseguran tener las facturas de compra que fueron entregadas a un abogado, quien inició acciones legales contra la fuerza.

Además, el documento indica que el operativo fue resultado de un patrullaje realizado en el paraje conocido como Ex Club de Pesca en el barrio Santa Rosa, donde personal que custodiaba la zona detectó a hombres y mujeres salir de la costa transportando bultos. Sin embargo, el Club de Pesca está a aproximadamente 3 kilómetros de la casa donde estaba la mercancía, ya que integra el barrio Altos del Paraná. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias