miércoles 02 de diciembre de 2020
Muy nuboso 24.5ºc | Posadas

Causas y vinculación de uno de los criminales más importantes

Otra vez Rojas: quién es el narco y múltiple asesino que operaba desde una cárcel de máxima seguridad

Néstor Fabián Rojas está acusado de tres homicidios en Misiones y de intentar matar a un juez. Ahora lo vinculan a una organización carcelaria de magnitudes.

lunes 16 de noviembre de 2020 | 11:13hs.
Otra vez Rojas: quién es el narco y múltiple asesino que operaba desde una cárcel de máxima seguridad

Todos los caminos conducen a Néstor Fabián “El Negro” Rojas. El peligroso delincuente misionero, acusado de tres homicidios en la provincia, con condenas y causas abiertas por narcotráfico y detenido en la cárcel de máxima seguridad de Ezeiza, aparece nuevamente en una causa de alto impacto.

Efectivos de Gendarmería Nacional allanaron hoy tres unidades penitenciarias de donde se sospecha operaba una importante organización con brazos en Argentina, Paraguay y Brasil. La investigación se inició en septiembre del año pasado y a lo largo de este tiempo logró una gran cantidad de incautaciones y detenciones en Misiones, Corrientes y Paraguay.

En en tierra colorada los uniformados irrumpieron en la cárcel federal de Candelaria, perteneciente al Servicio Penitenciario Federal, y la Unidad Penal VI, que está bajo la órbita del Servicio Penitenciario Provincial. Además llegaron al lugar de alojamiento de Rojas, en la Unidad Penitenciaria Federal de Ezeiza, desde donde el oriundo de Puerto Iguazú manejaba a sus soldados.

Como se sabe, Rojas está acusado de perpetrar un plan para matar al juez posadeño Fernando Verón, quien lo investiga por el doble homicidio de El Acuerdo, ocurrido en diciembre del 2015 y en el cual fallecieron Sebastian Vega (35) y Rodirgo Ibarra (37). En esas causa tiene la prisión preventiva firme como autor material de los asesinatos.

También se lo acusa del crimen de su socio Aldo Cantero (31) en agosto del 2018. El homicidio ocurrió en Gobernador Roca y le terminó valiendo su detención luego de tres años en condición de prófugo internacional. Cuando lo atraparon, estaba en plena comercialización de un cargamento de cocaína con remiseros oriundos de Entre Ríos.

Por esta causa el juez Miguel Ángel Guerrero, titular del Juzgado Federal de Eldorado, decidió su traslado a Ezeiza. Es que sus antecedentes y su perfil criminológico demandaban máximo cuidado y la posibilidad de una fuga en Misiones estaba latente. Sin embargo, siguió haciendo de las suyas.

El 14 de septiembre del 2018 fueron detenidos por Gendarmería Nacional cuatro hombres brasileños en el cruce de San José. Éstos estaban en una camioneta Honda con armas de fuego, precintos, silenciadores y vestimentas de la Policía Federal Argentina (PFA).

Todos tienen antecedentes por narcotráfico en su país y en la actualidad están alojados en el mismo lugar que Rojas. Es que por las sospechas de que podrían pertenecer al PCC o el Comando Vermelho se determinó su rápido traslado a Buenos Aires. Después se determinó que trabajaban para él, ya que fue quien coordinó con ellos y un posadeño llamado Luis Miguel Baden, que ofició de pata local.


Y la historia sigue

Baden fue detenido en mayo en un control sobre la ruta nacional 12 junto a un ciudadano paraguayo indocumentado, quien tenía una Glock 9 milímetros entre sus pertenencias. El paraguayo es Andy León Torres, hermano de una menor que estaba con Rojas al momento de su detención en 2018. Es decir, su cuñado.

Después de ese procedimiento los pesquisas allanaron la casa de Baden y detuvieron a los hermanos de su mujer. Esta, Vanesa Da Luz, fue atrapada un mes después también. Todos se encuentran detenidos con prisión preventiva por homicidio en grado de tentativa al juez Verón, causa por que que también fue notificado El Negro, señalado como el ideólogo.


Volviendo León Torres. El joven tiene otro hermano, Walter León Torres (22), que también está preso y condenado por narcotráfico. Fue detenido en octubre del 2018 en un operativo también hecho por Gendarmería Nacional en El Arco. Entonces los uniformados detuvieron un remís Fiat Uno conducido con un entrerriano que lo llevaba a él, un cordobés y un posadeño llamado Facundo Sebastián Ochoa (22). En el auto había cocaína.

El 27 de agosto de este año todos firmaron un juicio abreviado en el que aceptaron su responsabilidad por transportar más de un kilo del polvo blanco y acordó una pena de cuatro años y un mes de prisión. El Tribunal Federal de Posadas los condenó por los delitos transporte de estupefacientes y tenencia simple (el grupo llevaba una pequeña cantidad de marihuana).

Sin embargo, Ochoa, que estaba en libertad, nunca regresó a cumplir con su condena y entonces fue declarado en rebeldía por la Justicia Federal, que ordenó su inmediata detención. Estuvo prófugo durante dos semanas, hasta que lo volvieron a atrapar, nuevamente con cocaína, pero en una cantidad mucho mayor: 20 kilogramos.

El procedimiento fue realizado por efectivos del grupo vial de Jardín América, perteneciente al Escuadrón 11 de San Ignacio, quienes realizaban un control de ruta en cercanías a Santa Ana el jueves 5 de este mes. Al lugar llegó una motocicleta con dos ocupantes y los centinelas pidieron que los implicados detengan su marcha, pero el conductor hizo caso omiso y huyó a toda velocidad.

De esta forma se procedió a un seguimiento controlado de la moto, la cual fue hallada sin los ocupantes a la vera de la calzada cinco kilómetros después. Los efectivos federales revisaron el lugar y entre malezas encontraron un bolso negro con paquetes rectangulares. Primero se pensó que podría ser marihuana, pero al abrirlo se toparon con el polvo blanco.

El pesaje exacto, realizado luego en el escuadrón con el apoyo de integrantes del Grupo de Criminalística y Estudios Forenses de la Unidad, y en presencia de testigos hábiles arrojó 20,474. También hallaron un celular que está siendo paritado y podría aportar aún más datos.

Respecto al detenido Ochoa, antes de que la comisión abra el paquete fue ubicado en un rastrillaje en las malezas del lugar. Por su relación con León Torres, se especuló rápidamente que también respondía a Rojas y hoy un calificado investigador lo terminó de confirmar. “Los 20 kilos de Ochoa eran del Negro”, dijo.
Es decir, como se dijo al principio, todos los caminos conducen a Néstor Fabian “El Negro” Rojas.

 

Nota relacionada:

Presos en Misiones lideran una importante organización narco

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Temas de esta nota
Te puede interesar
Ultimas noticias