sábado 16 de enero de 2021
Lluvia de gran intensidad 24ºc | Posadas

Prevenir para evitar la destrucción

Cómo evitar incendios domésticos

Si bien pueden incluirse en la vivienda varios elementos para la detección y apagado del fuego, un punto esencial es contar con una buena instalación eléctrica

lunes 16 de noviembre de 2020 | 0:00hs.
Cómo evitar incendios domésticos

El cambio de tiempo de ayer dio un respiro a algunas zonas de la provincia donde la sequía se convirtió en un problema irremediable. Una gran preocupación que se vio en relación a la sequía es lo que sucede en materia de incendios.

“En Misiones el índice de riesgo de incendios es extremo. Está totalmente prohibida la quema, no existe quema controlada en esta situación. Todo fuego que se manifiesta es ilegal en este contexto que estamos viviendo”, aseveró Luis Chemes, titular del Plan Manejo del Fuego, en diálogo con el programa Acá te lo contamos por Radioactiva 100.7 en octubre.

Pero no solamente son los campos y montes los que corren riesgos de incendio, sino que también las viviendas sufrieron importantes daños y hasta la destrucción total en los últimos meses.

“Casi un 85 por ciento de los incendios domiciliarios son por fallas eléctricas”, afirmó Cristian Riveros Rey, licenciado en Higiene y Seguridad en el Trabajo.

Una mala instalación eléctrica a la larga traerá complicaciones que hasta pueden poner en riesgo a la vida. Detrás de los incendios existen causas vinculadas al deterioro de las conexiones, al sobrecalentamiento y muchas veces a una instalación ilegal y clandestina de electricidad.

“Si tenemos en cuenta un inquilinato en un terreno chiquito, que se fue haciendo de a poquito, y se le van agregando piezas o departamentos y no se agranda la capacidad de entrada de la energía eléctrica, sino que se está ocupando la misma, en algún momento se va a producir un sobrecalentamiento de conductores”, dijo Riveros, que afirmó que la prevención en materia de incendios por malas conexiones eléctricas se realiza con un plan previo a la construcción de la vivienda, o bien con un mantenimiento ni bien se detecta alguna falla.

“Aunque no nos demos cuenta, la electricidad está funcionando todo el tiempo, por el cable corre electricidad, ese cable está encendido y si se deja encendido por más que el consumo de watts sea mínimo, el cable está usado. Es más probable que la familia tenga más gastos en el cable que en el mismo foco o artefacto que usa”.

“Cuando, por ejemplo, el televisor está apagado, la luz led está prendida, es decir que el televisor tiene energía eléctrica, porque está enchufada y está consumiendo. No es que porque apagamos la tele no consume energía y lo mismo pasa con la computadora. Todo consumo hace que el cable trabaje y si a eso se le suman, por ejemplo, diez departamentos en un lugar donde los cables fueron pasando, estirándose, es una bomba de tiempo”.

La prevención es necesaria
La instalación de sistemas de prevención de incendios en el hogar es igual importante que contratar un profesional para que realice una buena instalación eléctrica. Porque por mucho que se tomen todas las medidas habidas y por haber para prevenir incendios, nadie está libre de cometer un error o sufrir un accidente.

La instalación de sistemas de detección de incendios es la mejor forma de evitar una tragedia. De hecho, este es el único sistema que puede alertar a los habitantes de una casa las 24 horas del día.

“A partir de cierta cantidad de metros cuadrados hay que tener un matafuego. Los edificios de departamentos, por ejemplo, deben tener uno. También es muy útil tener un detector de incendios, con alarma y que arroje agua. Todo es útil”.

Riveros explicó que existen cinco tipos de fuego y que cada uno tiene su matafuego particular, es decir debe apagarse de diferente manera.

“Se determinan por letras, que son A, B, C, D y K. El fuego de clase A es todo lo que sea sólido: madera, papel, cartón, plástico, y el fuego clase B son gases o combustibles líquidos como la nafta, gasoil, kerosene, propano, butano. El clase C es el eléctrico, el D es metales explosivos que tienen algunas industrias y el K es el de la cocina, es decir grasas saturadas, lo que queda pegado en la campana, por ejemplo. Cada tipo de fuego tiene un tipo de matafuego, el fuego clase A se puede apagar con agua, cuando se produce el C lo primero que debo hacer es ir a cortar la luz para que el fuego pase a ser clase A y poder apagarlo con agua, por ejemplo”.

Es decir que el fuego no puede tomarse a la ligera, ya que a veces al no tener conocimiento se puede alimentar la llama arrojando el elemento equivocado para apagarlo.

Siempre es mejor no tener que llegar a esta situación y por eso la recomendación principal es tener una correcta instalación eléctrica.

“Quienes se van a mudar pueden mirar el tablero eléctrico, si tiene ducha eléctrica, como está conectada, ver qué cantidad de llaves tiene, cómo son los circuitos y si la vivienda tiene plano eléctrico, mejor”, recomendó el profesional.

 

Cómo utilizar un matafuegos

 

Que acciones evitar

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Ultimas noticias