jueves 03 de diciembre de 2020
Muy nuboso 27ºc | Posadas

La querella pidió condena e inmediata prisión para el ex juez de Ituzaingó acusado de abuso sexual

Eduardo Etchegaray contó que, al parecer, el acusado "recién está asumiendo que pasará sus próximos años en la cárcel". Lamentó que le hayan concedido una eximición de prisión porque "el daño que provocó es irreparable".

jueves 29 de octubre de 2020 | 15:56hs.
La querella pidió condena e inmediata prisión para el ex juez de Ituzaingó acusado de abuso sexual

El lunes 27 de octubre arrancó el juicio en Santo Tomé contra Walter León Turraca Shou, ex juez en lo Civil, Comercial, Laboral, Menores y Familia de la ciudad de Ituzaingó.

La carátula del caso es "corrupción de menores agravado en concurso ideal con el delito de abuso sexual simple, ocho veces reiterado en concurso real".

El hombre está acusado de corromper la integridad física de niños en situación de vulnerabilidad que estaban a su cargo, abusarlos sexualmente e instarlos a la prostitución.

Un total de 14 años Turraca Shou ejerció como juez de menores.

La ONG “Centro de Ayuda a las Familias” fue la que concretó las denuncias.

Hoy declararon cuatro testigos ante los jueces María Alejandra Petrucci de Oharriz, Rodrigo López Lecube y Francisco Javier Ramos. Uno dijo ser víctima directa del ex juez y sus declaraciones fueron contundentes, en tanto que los otros son chicos que tuvieron algún tipo de relación con Turraca, que también contaron situaciones vividas.

Una de las declaraciones fue por videoconferencia, ya que se trata de una persona que en la actualidad vive en Misiones.

"F. es víctima y actualmente es abogado, es decir que puede preguntar durante una declaración. La defensa del ex juez no tuvo argumentos. Las pericias físicas que aportó F. pudieron comprobarse: lunares en los glúteos, por ejemplo", expresó el abogado querrante Eduardo Etchegaray.

Entender el daño

En diálogo con El Territorio el letrado manifestó que "cuando las víctimas hablan se desahogan y la gente empieza a entender, y los jueces también, el daño que provocó este tipo. Es un juez de menores y de familia que tenía la obligación de tutelar, y de cuidar a los menores, en cambio los corrompía, les pedía sexo por plata, es una barbaridad lo que hizo y el daño que provocó es irreparable".

"Eran chicos vulnerables, de la calle, o que tenían cierto grado de conflictividad, por eso estaban en un juzgado de menores, por eso están los expedientes. Y este juez en vez de darle la protección, se aprovechaba de esa vulnerabilidad, los corrompía, los llevaba a la prostitución por el hecho de intercambiar sexo por dinero. Es una barbaridad, sobre todo viniendo de un juez, ese es el recontra agravante, porque la justicia debía proteger”, agregó.

En este sentido, el Etchegaray señaló que este juicio marca un precedente en la justicia: "Esta es la posibilidad de que los jueces y un tribunal sanen un poco esas heridas y la gente empiece a confiar. Son días históricos para la quinta circunscripción, para Ituzaingó, para Santo Tomé, porque se está juzgando a un juez que en teoría impartía justicia en esta circunscripción”.

En lo que respecta al acusado, acotó que "durante la primera jornada lo noté nervioso. Esta clase de gente que abusan de menores, corrompen, no toman la dimensión del daño que provocan, hasta que la justicia actúa. Creo que a partir del comienzo del juicio se empezó a tomar dimensión del horror que hizo. Porque ellos no creen que estén mal las cosas, y creo que él (el acusado) a partir de ahora se empezó a dar cuenta de que pasará los próximos años de su vida, y espero que sean muchos, donde tiene que estar: en una cárcel".

Sobre el beneficio que le dieron de esperar en libertad el juicio, pese a tener denuncias también en lo administrativo, Etchegaray dijo: "Sigue en libertad porque estamos hablando de un juez, que tienen contactos, tiene poder, presentó una eximición de prisión y se la concedieron. Y el expediente no avanzaba. A raíz de eso, tres años después a mí me contratan, y vienen a buscar un abogado de Santo Tomé porque no confiaban en la justicia de Ituzaingó. Yo como los conozco, profesamos la misma fe, no tuve ningún problema de ayudar, más cuando me contaron el caso, conocí a los chicos, es una barbaridad. Y bueno ahí avanzó la causa y hoy tenemos un juicio".

"Cuando haya sentencia lo primero que voy a pedir es que el ex juez salga de acá esposado. Un tipo así no puede estar en libertad. Si hay alguien que no puede estar en libertad es un juez de menores que corrompía menores. Las pruebas son contundentes", recalcó.

Apoyo y contención

La licenciada María Valoy Juárez, titular de la ONG que denunció al ahora ex juez de Ituzaingó, acudió hoy en acompañamiento a las víctimas que debían decarar.

"Hoy hacemos un apoyo, un acompañamiento a ellos, obviamente. Son hechos terribles, aberrantes, que revuelven todo lo emocional y lo psicológico", expresó.

El respaldo es fundamental en esta instancia, aunque hayan pasado muchos años: "Nuestra función de acompañamiento es alentar la valentía. Hay muchas otras víctimas que no tuvieron, quizá, el valor que ellos tienen de hablar, de declarar una y otra vez, y por supuesto que declararlo públicamente en un juicio de esta magnitud no es fácil tampoco. Ellos saben que es la última instancia, buscando toda la justicia posible".

Por otro lado, Valoy dijo que "estos son antecedentes que nosotros marcamos como sociedad, como comunidad, que realmente rechazamos, repudiamos la impunidad, los hechos perversos, los hechos en complicidad que arruinan la vida de nuestros jóvenes".

"Esperamos justicia y una conciencia social, porque sabemos que personas que abusan de niños siempre hay. Y que no tengan miedo de hablar, que hay que animarse a denunciar aunque implique un esfuerzo extra, pero eso nos va a hacer ser una sociedad mejor", puntualizó.

Por Mercedes Berón, Corresponsalía de Santo Tomé.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias