sábado 05 de diciembre de 2020
Algo de nubes 28.5ºc | Posadas

Carta pública

Reflexiones de CFK: el presidente, el dólar y la oposición

En una extensa reflexión, la vicepresidenta dejó definiciones sobre la política y la economía del país al cumplirse hoy diez años del fallecimiento de Néstor Kirchner.

martes 27 de octubre de 2020 | 6:01hs.
Reflexiones de CFK: el presidente, el dólar y la oposición

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner identificó ayer al “bimonetarismo” como el problema “más grave del país”, advirtió que en la Argentina “el que decide es el presidente” y se lamentó porque muchos sectores “lo que no aceptan es que el peronismo volvió al gobierno”.

En una extensa reflexión en el décimo aniversario del fallecimiento de su esposo y ex presidente Néstor Kirchner, y a un año del triunfo electoral del Frente de Todos, la ex mandataria se pronunció a través de su cuenta de Twitter y llamó a sellar un acuerdo con los sectores políticos, económicos, mediáticos y sociales para enfrentar en unión al problema del bimonetarismo.

También defendió al presidente Alberto Fernández de las críticas que le dirigen sectores de la oposición por su estilo de gestión y las comparó con otras que le hicieron a ella misma durante sus ocho años de gobierno.

“Castigan al presidente como si tuviera las mismas formas que tanto me criticaron durante años. A esta altura ya resulta inocultable que, en realidad, el problema nunca fueron las formas. En realidad, lo que no aceptan es que el peronismo volvió al gobierno y que la apuesta política y mediática de un gobierno de empresarios con Mauricio Macri a la cabeza fracasó”, sostuvo.

“En diciembre del año pasado asumimos después de cuatro años de gobierno de Macri y nos encontramos otra vez con un nuevo derrumbe”, reseñó.

En un texto titulado ‘Sentimientos y certezas’, Fernández de Kirchner definió al gobierno de Macri como “cuatro años en los que se volvió a endeudar al país a límites insostenibles, con el retorno del FMI a la Argentina que le sumó a la deuda de los privados 44 mil millones de dólares más”.

“Cuatro años de tarifazos impagables en los servicios públicos, cierre masivo de pymes, pérdida del salario y jubilaciones, etc., etc., etc. Todo ello resultado de aplicar las políticas públicas que los factores de poder económico y mediático reclamaron durante los 12 años y medio de nuestros gobiernos y que se comprobó, luego de Macri, que sólo conducen al desastre generalizado”.

La vicepresidenta planteó sin embargo que “lo peor estaba por venir”, en referencia a que “en los primeros meses del 2020 devino un hecho inédito, impensado e inimaginable”.

“Ni siquiera fue un cisne negro, sino una pandemia incontrolable que no tendrá cauce -como lo comprobamos a diario en todo el planeta- hasta el surgimiento de una vacuna o de un tratamiento”, subrayó.

También sostuvo que “en la Argentina el que decide es el presidente. Puede gustarte o no lo que decida, pero el que decide es él. Que nadie te quiera convencer de lo contrario. Si alguien intentara hacerlo, preguntale qué intereses lo o la mueven”, advirtió.

El presidente “es el que saca, pone o mantiene funcionarios. Es el que fija las políticas públicas. Podrá gustarte o no quien esté en la Casa Rosada. Puede ser (Carlos) Menem, (Fernando) De La Rúa, (Eduardo) Duhalde o (Néstor) Kirchner. Pero no es fácticamente posible que prime la opinión de cualquier otra persona que no sea la del presidente a la hora de las decisiones”, escribió.

“Debo reconocer que son poco creativos. El relato del ‘Presidente títere’ lo utilizaron con Néstor respecto de Duhalde, conmigo respecto de Néstor y, ahora, con Alberto respecto de mí. Después de haber desempeñado la primera magistratura durante dos períodos consecutivos y de haber acompañado a Néstor durante los cuatro años y medio de su presidencia, si algo tengo claro es que el sistema de decisión en el Poder Ejecutivo hace imposible que no sea el presidente el que tome las decisiones de gobierno”, remarcó.

“En cuanto a lo de ‘rencorosa’ y ‘vengativa’, a nosotros nunca nos movió el rencor ni la venganza. Al contrario, la responsabilidad histórica y el deber político para con el pueblo y la Patria guiaron todas y cada una de nuestras decisiones y acciones”, continuó.

“No hay demostración más cabal de ello que haber decidido con el volumen de nuestra representación popular, resignar la primera magistratura para construir un frente político con quienes no sólo criticaron duramente nuestros años de gestión sino que hasta prometieron cárcel a los kirchneristas en actos públicos o escribieron y publicaron libros en mi contra. Deberán esforzarse mucho para encontrar en la historia argentina ejemplos similares”, insistió. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias