jueves 03 de diciembre de 2020
Nubes dispersas 28ºc | Posadas

Iguazú expectante por más visitantes; ayer arribó el primer vuelo

Cabañas y lodges concentran demanda turística en pandemia

Turistas locales y de otros distritos optan por estos sitios de esparcimiento. Desde el sector señalan que en la elección incide el mayor contacto con lo natural y la lejanía de las urbes.

lunes 26 de octubre de 2020 | 6:02hs.
Foto: Luciano Ferreira

La pandemia del coronavirus generó transformaciones profundas en todos los aspectos de la vida para adaptarse a un nuevo contexto en los que la higiene, la bioseguridad y la mayor distancia son necesarias para evitar el contagio de una enfermedad que continúa afectando al mundo. Esta modificación se dio en todos los ámbitos e indefectiblemente la realizó el sector turístico, uno de los más perjudicados por un parate sin precedentes.

De manera progresiva, a raíz de la situación epidemiológica, en Misiones regresó el turismo con la posibilidad de efectuar paseos únicamente dentro del territorio y para locales. En esta nueva normalidad para el rubro, cabañas y lodges ganaron terreno y son las más solicitadas por los visitantes para la estadía sobre los hoteles. El contacto directo con la naturaleza, la distancia con los grandes cascos urbanos y la menor circulación de gente son los principales motivos que figuran para realizar reservas en estos rubros. En este sentido, en muchas de las cabañas hay reservas cubiertas hasta noviembre, y ya hay consultas para la próxima temporada de verano, sobre todo para enero de 2021. De todos los destinos turísticos con los que cuenta la tierra colorada, El Soberbio y Salto Encantado son los más solicitados y concurridos.

Según datos de la Asociación Misionera de Hoteles, Bares, Restaurantes y Afines (Amhbra), el 30% de la actividad hotelera en la provincia está operando, en cuyo porcentaje figura la apertura de cabañas y lodges. El valor es bajo, ya que muchos de los hoteles aún permanecen cerrados, mientras esperan el retorno del turismo nacional e internacional. Sin embargo, otras firmas, sobre todo en Iguazú, pusieron en marcha los protocolos de bioseguridad para adaptarse al nuevo contexto que requiere de cuidados mucho más extremos (ver Iguazú se prepara...).

Primacía natural

Desde que se habilitó el turismo interno en la provincia a principios de julio, la selección de destinos y espacios con más contacto con la naturaleza fueron los más pedidos por los misioneros.

Al respecto Gustavo Alvarenga, titular de Amhbra, comentó a El Territorio que “hay un pequeño movimiento en el sector hotelero en la provincia, pero lo que más demanda tiene es el segmento de lodges y cabañas”. Indicó que entre los motivos aparece “el mayor contacto con la naturaleza y la selva, o con espacios que ofrecen piletas, que son las grandes vedettes de la temporada. Es que la gente busca lugares para estar más relajadas, distenderse con mayor amplitud de espacios y donde la aglomeración es prácticamente imposible”.

En esta línea precisó que del 100% de la actividad hotelera de Misiones actualmente funciona el 30% que, en su mayoría, está compuesto por las cabañas y lodges. “Es un segmento que funciona muy bien, sobre todo en zonas con más naturaleza, como El Soberbio y la zona Centro”, señaló Alvarenga. Sin embargo, recordó que aún hay hoteles que permanecen cerrados, como ocurre en Posadas, dada la poca demanda y que muchos de ellos dependen exclusivamente del movimiento turístico a nivel nacional e internacional, como es el caso de Iguazú.

“El turismo interno es un oxígeno para la actividad turística, pero no alcanza para todos. En cambio, para quienes cuentan con un lodge o una cabaña, este movimiento les vino muy bien”, agregó.

“Nuestra oferta se basa en el tránsito de personas, pero el coronavirus afecta a este segmento que se mueve e impactó de lleno en el turismo. Es un panorama muy complicado de manera general. Ya vemos que en Europa vuelve a afectar de nuevo. Pero, en medio de un contexto muy difícil, Misiones recupera un poco de actividad y se termina posicionando el destino natural que somos y ofrecemos”, reflexionó Alvarenga.

Demanda en crecimiento

Propietarios de cabañas y lodges califican como inusual la demanda que registran cada fin de semana, que es cuando está permitido el flujo turístico en la tierra colorada. Los mayores pedidos se ubican particularmente en la zona de los Saltos del Moconá y el Salto Encantado, en El Soberbio y la comuna homónima, respectivamente.

“Desde agosto que venimos registrando un incremento en la demanda y en las reservas. En los últimos días, los llamados telefónicos crecieron a raíz del Programa Previaje que lanzó el gobierno nacional y se busca alojamiento por varios días en un destino natural como lo son los Saltos del Moconá”, manifestó Anahí, encargada de las cabañas Puro Moconá.

Detalló los motivos que potenciaron la demanda en esa zona de Misiones. “La respuesta tiene que ver con la situación de la pandemia en la que estamos, porque se busca una zona con aire libre, con más presencia natural y que cumplan con los protocolos sanitarios para evitar contagiarse haciendo turismo. La elección de una cabaña, de manera particular, tiene que ver con que el turista hace el ingreso individual y no tiene que compartir con otros espacios comunes, que pueden ser posible foco de contagio”, enumeró Anahí. Sobre los precios, precisó que la habitación individual cuesta $4.200 por noche, importe que incluye desayuno. “Últimamente hay muchas consultas desde otros distritos para reservar lugar para el verano, pero aún eso no se sabe porque depende de lo que determine el gobierno nacional respecto al flujo interprovincial”, dijo.

Por su parte Juan Ángel González, propietario de Cabañas Don Juan Boutique, en inmediaciones al Salto Encantado, expresó que “todos los fines de semana tenemos muchísima concurrencia dentro de lo permitido por el protocolo, y desde octubre se potenció la reserva. Hay muchos pedidos y reservas de visitantes de Posadas y Eldorado, que buscan la opción de escaparse por dos días de la ciudad”.

González mencionó que hay cabañas reservadas para todo noviembre y, en algunos casos, para diciembre. “Pinta que esta temporada habrá mucha concurrencia en las cabañas, y que las cabañas serán un lugar muy solicitado por el contacto de la naturaleza, y la lejanía con las zonas donde hay casos de Covid-19. Hay muchos pedidos para enero y febrero que nos llenan de expectativas. Son proyecciones muy buenas, algo que, sinceramente, no lo esperaba”, subrayó. En cuanto a los precios, informó que la cabaña de una habitación cuesta $3.750, mientras que la doble, $4.750.

Mientras, Jorge, encargado de Cabañas Doña Verónica, en Puerto Libertad, manifestó que “hay muchas consultas para fin de año, pero ahora no tenemos pedidos porque el movimiento se concentra más en la zona Centro y creo que tiene que ver con una mayor publicidad en esa región”. Empero, se mostró expectante sobre todo 2021, cuando estima que habrá mayor flujo turístico. En materia de costos, una cabaña con una habitación se consigue a $1.500.


Misiones, con mayor movilidad turística del NEA

Según un informe de coyuntura de la Fundación Mediterránea, se destacó a Misiones como el distrito del NEA con menor caída en el movimiento turístico, a partir de la liberación de restricciones en cuanto a la movilidad de personas para realizar turismo interno dentro de cada provincia, después de cuatro meses del confinamiento obligatorio.

En el análisis de los datos, se destacó que entre julio y octubre tanto Misiones como Formosa son las provincias con menor número de contagios de Covid-19 en la región y el país, y que estos indicadores permitieron una pronta recuperación de la actividad.

En el caso de Misiones, con información relevada a octubre, se observó una merma interanual del 32% frente al mismo período del año pasado. En tanto que Chaco y Corrientes tuvieron una caída que llegó al 46%

en un año. Por último, Formosa registró una baja en el movimiento turístico del 49% de un año al otro.


Tras siete meses de parate, arribó el primer vuelo a Puerto Iguazú

Puerto Iguazú recibió ayer el primer vuelo, luego de siete meses de parate producto de la pandemia por el Covid-19. Es que ayer a las 14.15 aterrizó el vuelo de Aerolíneas Argentinas que despegó desde Ezeiza a las 12.20. En él llegaron al aeropuerto Mayor Eduardo Krause 36 pasajeros.

Después del exhaustivo trabajo de desinfección, la aeronave inicio el retorno al aeropuerto de origen con doce pasajeros a las 15.30.

La llegada del primer vuelo puso en práctica el protocolo sanitario diseñado para recibir a pasajeros, que en principio serán trabajadores esenciales y personas que deben trasladarse entre distritos por cuestiones médicas.

Se trató del primer aterrizaje en el municipio. Sin embargo, el jueves estaba previsto la llegada del primer vuelo de la comuna y de la provincia, pero fue cancelado por falta de consenso en el protocolo que presentó el gobierno provincial a Aerolíneas Argentinas. Después de una intensa negociación entre el Estado provincial y la firma de bandera, se llegó a un acuerdo. El primer vuelo a la provincia fue en Posadas, en la noche del viernes.

El protocolo de Salud Pública consiste en tomar la temperatura de los pasajeros al ingresar a la terminal aérea. Luego solicitan el certificado de Covid-19 negativo; en caso de no tenerlo son sometidos al testeo rápido, que tiene un costo de 2.000 pesos y el resultado se obtiene en 15 minutos.

Iguazú se prepara para la temporada

La pandemia del coronavirus golpeó de lleno a Puerto Iguazú, ya que su economía depende exclusivamente del movimiento de turistas nacionales y extranjeros.

La comuna es una de las candidatas para la puesta en marcha del protocolo para la recepción del turismo nacional, según anticiparon fuentes de la cartera de Turismo a nivel nacional. Esta noticia fue bien recibida por los operadores turísticos, que señalan como positiva la medida, pero aguardan el anuncio oficial.

En este contexto, desde hace dos meses los hoteles, atractivos turísticos, comercios y el mismo Parque Nacional Iguazú trabajan y ponen en práctica -con el turismo sólo para misioneros- los protocolos y medidas sanitarias para prevenir el contagio de coronavirus.

Sobre este punto Juan Carlos Espinoza, gerente del Iguazú Grand Hotel, indicó que en el primer fin de semana del turismo interno registraron 40 habitaciones ocupadas y durante los siguientes fines de semana contabilizaron un promedio de 15 habitaciones por fin de semana “teniendo en cuenta que hablamos de un mercado muy pequeño como es el turismo interno sólo para misioneros. Estamos trabajando bastante bien con turistas de diferentes puntos de la provincia que arribaron para disfrutar del hotel”. Agregó: “Estimamos que solamente un 10 por ciento de nuestros huéspedes visita Cataratas, los demás descansan en el hotel”.

Más tarde, Espinoza destacó que los protocolos han logrado optimizar el servicio y reducir desperdicios y llega a colaborar con las normas de sustentabilidad que se aplicaban en el hotel. “Los protocolos hacen efectivos muchos procedimientos, elevando la calidad de nuestro servicio y ayudan a la reducción de costos. Por ejemplo, antes armábamos largas mesas de desayuno con muchas variedades, ahora el desayuno es a la carta y el huésped elige, y se sirven porciones que se pueden repetir conforme lo que demande el huésped, pero ya no existe desperdicios en ese aspecto”, resaltó

Por otra parte, el anuncio de ingreso de turistas de los países limítrofes fue recibida con mucho optimismo “Sólo faltaría que se habilite el turismo interprovincial.  Nosotros tenemos vendidas 400 noches a clientes brasileños en una preventa que hicimos, que ya tienen todo pago. Sólo deben venir, así que estamos a la expectativa que esto se pueda concretar y empezar a trabajar con una mayor ocupación hotelera, siempre teniendo en cuenta que el hotel trabajara al 50 por ciento de la capacidad, ya que las habitaciones ,una vez desocupadas deben quedar en cuarentena por 24 horas mientras actúan los sanitizantes”, manifestó Espinoza.

La cercanía del período de reactivación del turismo trae consigo una mezcla de sentimientos en el sector. Por un lado, el volver al ruedo, y por el otro, que la nueva normalidad genera cierta incertidumbre de lo que ocurrirá con los puestos de trabajo. “Es una cuestión social la que nos preocupa en general a los empresarios y gerentes de emprendimientos hoteleros. Se deben generar más puestos de trabajo, ya que todos deberán funcionar al 50 por ciento y esto reduce la cantidad de puestos de trabajo a la mitad. Cuando se suspendan las ayudas del gobierno, es muy probable que se registre una alta tasa de desempleo”, advirtió.

Por su parte, Joaquín Barreto, titular de la Cámara de Comercio local, aseveró que “con el turismo interno hay un mayor movimiento que el que registrábamos entre marzo y julio, con el aislamiento más estricto. Sin embargo, aún no es suficiente porque dependemos del turismo nacional e internacional”.

En diálogo con El Territorio precisó que la situación comercial sigue siendo crítica, dado el cierre de comercios, sobre todo, de aquellos ligados a la venta de artículos regionales. En tanto, observó una recuperación del 30% del sector gastronómico, arrastrado por el turismo interno los fines de semana.

El empresario se mostró expectante de cara a la temporada de verano, con la posible reactivación del turismo nacional, que generará una bocada de oxígeno en medio de un año difícil para la ciudad.  

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias