sábado 31 de octubre de 2020
Cielo claro 16.5ºc | Posadas

Liberan al ex comisario acusado de vender vehículos incautados

domingo 18 de octubre de 2020 | 6:00hs.
Liberan al ex comisario acusado de vender vehículos incautados

Luego de permanecer dos semanas detenido por la investigación que se le inició a finales de septiembre por su responsabilidad en el faltante y la presunta comercialización de varios vehículos que estaban secuestrados dentro del predio de la comisaría de Capiovi, fue excarcelado durante la mañana del viernes el ex jefe de la mencionada dependencia, quien en base a los primeros elementos investigativos estaría comprometido en las citadas maniobras.

Se trata de Luis Alberto Salazar, quien tras el pago de una caución real de 50.000 pesos accedió al beneficio de la excarcelación, medida que fue otorgada desde el Juzgado de Instrucción Uno de Puerto Rico, a cargo del juez Manuel Balanda Gómez.

Si bien el imputado podrá aguardar en libertad la continuidad del proceso investigativo en su contra, desde el juzgado se le dispuso una prohibición de acercamiento, tanto a los denunciantes como a los propietarios de los talleres en donde fueron encontrados algunos de los vehículos que habían sido retirados de la comisaría.

Salazar, quien inmediatamente fue puesto en disponibilidad de la fuerza luego de dos denuncias en su contra realizadas por propios camaradas, está acusado de incumplimiento de deberes de funcionario público, abuso de autoridad y sustracción de elemento de prueba. Aunque en paralelo a este expediente, el mismo juzgado tramita otra causa paralela por vejaciones (ver Tratos humillantes).

La pesquisa judicial contra el uniformado fue ordenada tras la denuncia hecha a mediados de septiembre por una agente de la mencionada comisaría, quien ante la Fiscalía de Instrucción de Puerto Rico describió ciertos desmanejos que fue advirtiendo en el último tiempo por parte del comisario.

Además, se estableció que un mes antes, otro efectivo de la misma dependencia habia realizado una presentación similar pero ante la Jefatura de Policía. Y según este aporte, el faltante de vehículos habría comenzado hacía unos tres años aproximadamente.

Ya con la fuerte presunción de le existencia de distintos delitos por parte del jefe policial, el juez Balanda Gómez dispuso que integrantes de la Gendarmería Nacional concretaran seis allanamientos en distintos puntos de la localidad y de Puerto Rico.

Los lugares requisados fueron la propia comisaría de Capioví, la casa de Salazar, un domicilio particular en donde se secuestró la luneta de un camión y tres talleres mecánicos en donde también se recuperaron dos de las tres motocicletas que faltaban.

Según comentaron voceros del caso a este matutino, los propietarios de los inmuebles allanados explicaron a los pesquisas que todo lo secuestrado fue adquirido de buena fe tras distintos negocios realizados con Salazar.

Incluso estos testimonios fueron ratificados luego durante las respectivas declaraciones testimoniales ante la Justicia.

Por otro lado, para determinar la cantidad total de vehículos faltantes resultó clave el cotejo de las distintas actas que se hicieron en el Juzgado de Paz local, y también de la base datos de la Dirección Vial en torno a la información sobre los procedimientos llevados a cabo por esta sección.

Según precisaron fuentes que entienden en el caso, todavía resta ubicar una tercera motocicleta y por ello no se descarta que la semana próxima sean citados a declarar más vecinos de la citada localidad.

 

“Tratos humillantes”

Además de su responsabilidad en el faltante de los mencionados vehículos que estaban secuestrados dentro de la comisaría de Capioví, trascendió durante las últimas horas que a Luis Salazar se lo investiga por una causa por vejaciones. Todo esto por un hecho que protagonizó en plena cuarentena con un escribano local.

De acuerdo a la denuncia que hizo el profesional ante la Justicia, el pasado 16 de abril fue demorado por el ex comisario por, en teoría, asistir a su estudio particular y no respetar la prohibición de quedarse en su vivienda en aislamiento obligatorio, tal cual lo requería el decreto de necesidad y urgencia dispuesto por el gobierno nacional en el marco de la emergencia sanitaria por el Covid-19. Según el profesional, en primera instancia lo arrojaron contra la camioneta y durante todo el camino a la dependencia lo insultaron. Y añadió que durante las dos horas que estuvo en la comisaría sufrió distintos tratos humillantes por parte de Salazar. Incluso trascendió que al escribano lo obligaron a pedir perdón por lo ocurrido.

Por esta acusación el implicado deberá declarar la semana próxima.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias