lunes 19 de octubre de 2020
Cielo claro 32ºc | Posadas

Enfrentarse al nuevo mundo

domingo 18 de octubre de 2020 | 6:00hs.
Enfrentarse al nuevo mundo

El peronismo genera una extraña fascinación que es motivo de estudios y análisis permanente en el mundo. Desde su gestación en la Argentina, se transformó en materia de culto para sus seguidores o de un rompecabezas difícil de comprender para quienes están en la vereda opuesta. Históricamente, quienes no lo comprendían, intentaron acallarlo. Así fue perseguido y hasta encarcelado, como su líder Juan Domingo Perón, pero jamás silenciado. De hecho, el movimiento, surgió ante el impulso de las masas y tras la aparición de Perón en la vida pública el 17 de octubre de 1945. Es lo que se recordó ayer; aquella jornada que en la Plaza de Mayo concentró la gigantesca manifestación popular exigiendo la liberación del entonces coronel. El pueblo mostraba lo que sería en la historia el poder del movimiento, y desde entonces también se celebra como ayer, el día de la lealtad peronista. A su vez, así nacía el peronismo, a pesar del intento de los militares de frenar la popularidad de quien 75 años más tarde sigue siendo el líder indiscutido de este espacio político. Desde entonces, como ahora, todo espacio político que surge o se mantiene, trata -aun disimuladamente- tener algo de ese fenómeno de movilización de masa y en especial el compromiso de su militancia. Por eso, en más de una oportunidad, buscaron cooptar a algunos de sus referentes. El caso más reciente es del anterior gobierno; el de Mauricio Macri que acercó a sus filas a quien venía defendiendo la doctrina pero, lo terminó traicionando como fue el caso de Miguel Ángel Pichetto. Cambiemos pretendía peronizar, en parte, el espacio, al postular a Pichetto a la vicepresidencia. Pensaban que así debilitarían a los que conservaban la bandera de la justicia social. Pero el peronismo no es uno sólo, ni dos; es un movimiento y de allí su fortaleza y capacidad de renacer permanente.

Todos recordarán cómo en pleno apogeo de Cambiemos, el peronismo rearmaría en silencio su estructura y mediante una magistral jugada de Cristina Fernández, volverían al poder, postulando a Alberto Fernández como presidente de la Nación. Al conocerse la postulación, tanto los sectores sindicales, sociales y los principales referentes, no dudaron en encolumnarse detrás de Alberto Fernández, sabiendo que el peronismo unido es imbatible. Conociendo esta realidad es que en las últimas semanas, desde la oposición y en complicidad con las corporaciones interesadas, intentan separar a Cristina Kirchner de Alberto Fernández. Este modo de actuar de la oposición o de los oponentes, no es nuevo.

A Perón tampoco le hicieron la vida fácil, las dictaduras lo persiguieron, intentando desaparecerlo.

En la historia reciente se conoce la sucesión de presidentes; tras el regreso de la democracia en 1983, ganó las elecciones Raúl Alfonsín y en 1989 el peronismo regresaría al poder con Carlos Saúl Menem. Un similar escenario se repetiría ante el siguiente triunfo del radical Fernando de la Rúa, por entonces con un peronismo muy dividido, que luego volvería en un ciclo más prolongado con Eduardo Duhalde hasta 2003, luego Néstor Kirchner hasta 2007 y Cristina Kirchner hasta 2015. Allí aparecería una promesa que se terminó transformando en un gran fracaso como administrador, Mauricio Macri; que junto a sus allegados no terminan de convencerse aún hoy cómo perdieron las elecciones, cuando prometían quedarse gobernando por 20 años. El primer presidente en Latinoamérica en perder la relección. En tan poco tiempo, Cambiemos prometió pobreza cero y llenó de pobres el país; ello a pesar de endeudar con bonos a los argentinos por 100 años, sumado al mayor endeudamiento histórico con el FMI de cualquier gobierno y descuidar obras esenciales para una mejor atención sanitaria, entre otras. Lo concreto es que esos dólares frescos prestados por el FMI nunca se tradujeron en el bienestar de la ciudadanía. Ahora volvió a aparecer Macri, para cargar especialmente contra Cristina Kirchner.

Ello se da en momento es que es la primera vez que un presidente como Alberto Fernández, no tuvo el tiempo de gracia para comenzar a administrar el país, por la pandemia; como sí tuvo Macri, no sólo el año de gracia sino durante toda su gestión. Ahora, Macri volvió a aparecer para que no lo jubilen dentro de su propio espacio. Hoy, los que perdieron las elecciones el año pasado buscan por todos los medios dividir al Frente de Todos, porque saben que allí tendrían posibilidades de volver al poder. De allí, la obsesión del establishment de destruir la figura de Cristina Kirchner. Lo cierto es que la actual vicepresidenta mantiene el espacio de poder y ayer decidió temprano expresarse vía Twitter, anhelando -según escribió- que la lealtad a las convicciones, al pueblo y a la Patria sigan inalterables en tiempos de pandemia.

A su vez, cientos de vehículos marcharon en horas del mediodía de ayer en caravana por las calles del centro porteño, entre el Obelisco y la Plaza de Mayo, al celebrarse el Día de la Lealtad peronista y en respaldo de la gestión del gobierno de Alberto Fernández. Esta convocatoria, la impulsaron los integrantes del Frente Sindical para el Modelo Nacional (Fresimona), que pidieron a los participantes respeto del distanciamiento social y cumplimiento de los protocolos de prevención sanitaria por el coronavirus.

En modo virtual
La multitudinaria movilización virtual del peronismo demostró ayer que la militancia sigue intacta y que está dispuesta como hace 75 años de acompañar y proteger a sus líderes. El peronismo tiene como bandera la reivindicación de los derechos de los trabajadores, así a lo largo de la historia fue promoviendo una legislación social, que abarca desde vacaciones a licencias o dando pasos fundamentales como aprobar el voto femenino o iniciativas similares, para igualar en derecho actualmente a todos los argentinos. “Si el pueblo está contento, eso es lo que interesa. El pueblo contento comienza el camino de la felicidad y esa, es una de las funciones fundamentales del gobierno. La otra es ejercer la grandeza del país. Eso se hace despacito y de a poco”, decía Perón.

El presidente como único orador en la sede central de la CGT, dejó bien en claro que seguirá trabajando por la unidad del peronismo. Ya lo hizo antes cuando gobernaba Cambiemos, recorriendo todo el país antes de ser candidato y cuando parecía difícil lograr la unidad. En el análisis de su discurso de alto contenido político, se puede resaltar el fomento a la unidad del Frente de Todos. En forma presencial o por medios virtuales estuvieron todos los actores que hicieron posible el triunfo del año pasado. La presencia mediante zoom del gobernador de Córdoba Juan Schiaretti tiene una gran relevancia, puesto que no participaba de un acto del peronismo nacional desde el 2008, previa a la pelea con el campo y a la división del peronismo. En lo político, Fernández se puede decir que no defraudó a sus partidarios. En cuanto al futuro, remarcó que es el tiempo de la reconstrucción de la Argentina, que su espacio, con la diversidad que lo caracteriza, va a hacer todo lo que haga falta para levantar el país, haciendo una fuerte apuesta al desarrollo industrial y a una Argentina integrada.

Hacia dónde vamos
Los mitos y leyendas suelen servir para entender la configuración de la civilización, como la actual o para explicar, hacia dónde vamos. Esta semana se habló de Prometeo, aquel mito del que se dice robó el fuego de los dioses para entregárselo a los mortales. Es decir, fue por entonces contra el mandato de Zeus considerado dios de los hombres y del universo. Aseguran que como venganza, Zeus crearía a Pandora que se convertiría en esposa de Epimeteo, hermano de Prometeo. De allí se sabe lo que significa hoy, abrir la caja de Pandora que implicó dejar salir todas las calamidades. Pero algunos mitos además nos ayudan a analizar la etapa evolutiva de la humanidad. Más allá de las dificultades, los seres humanos siempre se ingeniaron en buscar soluciones, porque además va en ella su propia supervivencia. Un poco de estos aspectos, habló por videoconferencia ante miles de empresarios de la Argentina, el ganador de tres Premios Pulitzer y columnista de Asuntos Exteriores de The New York Times, Thomas Friedman. En otros términos, habló de convertir la actual crisis mundial en una oportunidad, que en definitiva es de alguna manera romper reglas sabiendo anticiparse a demandas futuras. Muchos se muestran desconcertados ante la pandemia y no saben qué hacer. Otros ya saben que deben buscar un nuevo camino.

Friedman alienta a encontrar oportunidades con o por la crisis del coronavirus. Y lo hizo pensando en invertir en un país para muchos, complejo en lo económico, como es la Argentina. Entiende que hay muchas oportunidades para aprovechar. Fue lo que planteó en una charla virtual brindada en el marco del 56° Coloquio de IDEA que comenzó el miércoles y concluyó el viernes. Ante unos diez mil empresarios habló este analista internacional, desde su oficina, en los Estados Unidos. Es la nueva normalidad sobre la que se refirió para plantear que la pandemia trae una gran oportunidad para resetear, al insistir que el mundo cambió y que los países que prosperarán serán aquellos capaces de crear amplios ecosistemas colaborativos y coaliciones adaptativas complejas.

Entiende que el mundo en los últimos 600 años pasó por tres grandes momentos: Prometeo, que robó el fuego del cielo para dárselo a la civilización; la creación de la imprenta con la revolución industrial, y afirmó que éste, es el tercer momento de Prometeo, en cuanto a saber cómo enfrentar a la pandemia del coronavirus. Afirmó que algunos lo llaman la cuarta Revolución Industrial, pero asegura no compartir tal opinión. Consideró que este momento de la humanidad no tiene nada que ver con lo industrial, sino que el mundo está en aceleración no lineal y se fusiona pasando de la interconexión, a la interdependencia y a la fusión. Allí destacaría las tres mayores fuerzas del planeta, la madre naturaleza y el mercado, representado por la tecnología, la globalización y el cambio climático. Estas son las oportunidades en la que puede aprovechar la Argentina, como también lo viene avizorando Misiones.

En similar sentido, Michelle Bachelet, Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, dejó mal parados a muchos empresarios que no dimensionan el peso de la crisis mundial. Les dijo sin eufemismos que el mundo está viviendo la peor crisis desde la segunda guerra mundial. Afirmó que la pandemia dejó al desnudo, profundas desigualdades, en salud y protección social. Allí planteó el desafío de ser más inclusivos, más verdes y que en la reconstrucción se debe colocar en el centro los derechos humanos.

La dos veces presidenta de Chile, ante los efectos de la pandemia planteó los desafíos que vienen, tras haberse incrementado la pobreza. Por ello afirmó que el verdadero patriotismo pasa por pensar que la patria somos todos. Allí alentó a juntarse para trabajar en conjunto, para que nos vaya mejor a todos y evitar vivir en crisis permanente.

Misiones con presupuesto aprobado
Misiones, sin descuidar la salud en medio de la pandemia, se abocó a apoyar y acompañar las actividades económicas, como también buscando la manera de mantener las principales actividades en funcionamiento. Esto también quedó reflejado esta semana, en la tarea parlamentaria que nunca se detuvo. Ello porque sigue siendo una Legislatura que siempre tuvo quórum y sigue dando curso a las leyes de la oposición y manteniendo la disciplina que permite respetar los protocolos e iniciar de manera puntual cada sesión. El último jueves, por decisión unánime de la Cámara de Diputados de Misiones, se aprobó el presupuesto para el 2021. De esta manera es la primera provincia en contar con esta herramienta clave, para que el gobernador Oscar Herrera Ahuad mantenga firme los proyectos trazados. También se aprobó el cálculo de gastos del Poder Judicial y el presupuesto de la Cámara de Diputados. De esta manera el Ejecutivo tiene listo el presupuesto del próximo año que ascienda a 152.155.514.000 pesos, lo que representa un aumento del 37,27 % respecto del presupuesto vigente. De manera más detallada, del total del presupuesto citado y aprobado, puede citarse que se destinarán 29.840.431.000 pesos a Salud; 38.042.567.000 a Cultura y Educación, 8.942.713.000 a Seguridad, 32.812.257.000 a Bienestar Social, 604.948.000 Ciencia y Técnica, y 20.803.766.000 a Desarrollo de la Economía.

A su vez, la Legislatura dispondrá para sus gastos de 1.618.832.000 pesos, lo que representa un incremento del 26,99 por ciento con respecto al del corriente año.

De esta manera, la aprobación que contó con el aval de todos los diputados y con observaciones en particular, tuvo el reconocimiento de haberse concretado en medio de la pandemia, permitiendo a Misiones continuar siendo la primera en organizarse para contar con estos recursos, como el presupuesto actual que fuera aprobado el 3 de octubre de 2019.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Temas de esta nota
Te puede interesar
Ultimas noticias