jueves 29 de octubre de 2020
Muy nuboso 18.7ºc | Posadas

El presidente afirmó que no habrá devaluación y descartó un corralito

jueves 15 de octubre de 2020 | 19:54hs.
El presidente afirmó que no habrá devaluación y descartó un corralito

El presidente Alberto Fernández convocó al empresariado argentino, reunido en el tradicional coloquio de IDEA, a trabajar juntos en un “capitalismo solidario”, descartó la posibilidad de una devaluación o que se quiera quedar con los depósitos bancarios, y aseguró que vislumbra un 2021 con “muchísimas posibilidades”.

“Necesitamos que la Argentina crezca con confianza y que los empresarios entiendan que debemos trabajar juntos”, destacó el mandatario desde la residencia de Olivos, al abrir el encuentro que, por primera vez, se realiza en forma virtual, debido a la pandemia de coronavirus.

En su discurso, el presidente defendió las medidas adoptadas por su gobierno durante la cuarentena por el coronavirus, renovó sus cuestionamientos a la gestión de Mauricio Macri y se refirió a otros temas, como la reforma judicial y las recientes marchas opositoras.

En la búsqueda de tender puentes hacia el sector empresario, Fernández pronunció un discurso en el que rechazó que a su gobierno “no le importen los empresarios” y, en ese sentido, ponderó la ayuda estatal que se brindó a las empresas durante la cuarentena para sostener el empleo.

En su discurso, el jefe de Estado analizó que el “capitalismo empezó a tergiversarse el día en que el gerente financiero pasó a ser más importante que el gerente de producción”, y propuso un “capitalismo solidario, que tenga diálogo y en el que los mercados funcionen como corresponde”.

“Un capitalismo sin mercado es hacer que unos pocos ganen y muchos pierdan o padezcan”, advirtió el presidente, quien abrió ayer el foro anual del Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina (IDEA), que reúne al empresariado del país.

“Cosas que no son ciertas”
En ese marco, el presidente despejó en forma tajante versiones de estos días: “En el medio tenemos problemas, claro que los tenemos; hoy mismo estamos enfrentando un problema por la falta de divisas, que objetivamente heredamos, por una desconfianza que se crea, porque se repiten cosas que objetivamente no son ciertas”.

En este sentido, agregó: “Desde los que plantean que se viene una devaluación hasta los que plantean que podemos quedarnos con los depósitos de la gente. Jamás haría semejante cosa”.

En esa dirección, apuntó: “Lo que nosotros necesitamos es una Argentina que crezca con confianza y que los empresarios, de una vez y para siempre, entiendan que tenemos que trabajar juntos para el desarrollo de la Argentina”.

En otro tramo de su discurso, sostuvo que el objetivo de su gestión es que el país “recupere su calidad institucional” y “una Justicia que se ha perdido”.

En ese marco, les dijo a los empresarios que “la seguridad jurídica” que reclaman “exige jueces dignos y probos”, para lo cual se tienen que dar los pasos establecidos por la Constitución, que prevén “un concurso de antecedentes, el acuerdo el Senado y ser designados por el Poder Ejecutivo Nacional”.

También dijo que “esta Argentina dividida sólo trae problemas” y se refirió a las marchas opositoras registradas en los últimos días: “Se plantean protestas en domicilios particulares de jueces o en algún caso de la vicepresidente o yo mismo en la puerta de residencia de Olivos, donde todos los reclamos son repletos de agresión, de insultos y de maltrato”, dijo.


Solá habló de la necesidad de exportar más

El canciller Felipe Solá también participó del primer día del coloquio de IDEA y habló de la necesidad de exportar más, sobre todo productos de alta calidad del sector agroindustrial. Sin embargo, anticipó que “no será una tarea sencilla”, debido al cierre comercial de los países. Por este motivo, planteó que hay que reforzar las relaciones entre el Mercosur, y evitar que las diferencias, sobre todo con respecto a Venezuela, intercedan en la “agenda de integración”.

Después de varios años, Solá volvió al coloquio, esta vez no como gobernador de Buenos Aires, sino como ministro de Relaciones Exteriores. Planteó que parte del trabajo en el ministerio es ir en búsqueda de nuevos mercados. De todos modos, remarcó que las intenciones del gobierno de aumentar las exportaciones y con ello la oferta de dólares, chocan con la geopolítica actual. 

“Exportar mucho más no es sencillo porque los países tienden a cerrarse”, explicó, sobre todo por las limitaciones de la pandemia. “El verdadero futuro es cuando no tengamos más pandemia”, anticipó, y dijo que “el mundo pospandemia todavía no existe”. Otras de las limitaciones tiene que ver con el endeudamiento de los países, que hace que “sus democracias sean menos estables”.  

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias