lunes 26 de octubre de 2020
Lluvia moderada 21.2ºc | Posadas

Dólar blue imparable: cerró la semana con la brecha más alta en 30 años

sábado 10 de octubre de 2020 | 2:00hs.
Desde el gobierno analizan posibles alternativas para achicar la brecha.
En un contexto de acotadas operaciones, y con una sostenida demanda que no siguió sin encontrar respaldo en la punta vendedora, el dólar blue subió $9 durante la jornada de ayer, y marcó un nuevo récord de $167, con lo que la brecha llegó a 116,5% y es la más alta de los últimos 30 años. De esta forma, el blue acumuló un incremento de $17 en la semana.

“En estos niveles y en un mercado sin vendedores de dólares todo puede pasar”, dijo un operador. Ante el feriado del próximo lunes, en la plaza se escuchó incluso un valor referencial de $170 para el martes.

Desde que el Banco Central anunció mayores restricciones para acceder al dólar oficial, a mediados de septiembre, el informal registró una suba de $36 o un 27,5% (pasó de $131 a $167).

El viernes pasado, tras el cambio de estrategia cambiaria respecto de la flotación administrada, el tipo de cambio en el circuito financiero informal ya había pegado un salto de $3 a $150.

Cabe recordar que hace tres semanas, el Banco Central impuso nuevas trabas para el acceso al mercado oficial de cambios, que incluyeron un nuevo impuesto del 35%, deducible de Ganancias, y la prohibición para aquellos trabajadores que reciben, o recibieron en algún momento, parte de su salario mediante el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), entre otras decisiones.

Si bien la autoridad monetaria informó que la demanda de dólar ahorro bajó cerca de un 75% en los primeros días de octubre, en comparación con el mismo período de septiembre, las expectativas de devaluación se siguen reflejando en la presión sobre los mercados paralelos.

En ese sentido, el gobierno busca incrementar la oferta de dólares, por lo cual la semana pasada dispuso una baja transitoria de tres puntos en las retenciones a la exportación de soja y una eliminación total de las retenciones a bienes finales industriales, medida que busca desalentar los incentivos a postergar liquidaciones.

Paralelamente, busca frenar la demanda a través de estímulos a las inversiones en pesos. En esa línea, en esta semana se llevaron a cabo dos licitaciones de títulos en moneda local; una colocación de bonos “dólar linked”, que están atados a la evolución del tipo de cambio oficial, y una colocación de tres letras, una de ellas ajustada por inflación.

“La evolución del mercado de cambios en los últimos años revela el grado de interés que despierta el dólar en los argentinos, luego de muchas variaciones en el rumbo en la política cambiaria”, dijo la consultora Fundación Mediterránea.

Posibles medidas
En medio de una alta tensión cambiaria, en el gobierno no se descarta la adopción de nuevas medidas para contener la suba de los dólares alternativos y tender a cerrar la brecha que separa al tipo de cambio oficial del blue y el contado con liquidación. En tal sentido, trascendió que una posibilidad en estudio es el desdoblamiento del mercado abriendo la posibilidad de una flotación libre para quienes busquen dólares para ahorro o gastos en turismo.

A pesar de las crecientes restricciones, el Banco Central viene perdiendo reservas desde mediados de junio pasado. En septiembre tuvo que vender más de 1.600 millones de dólares y otros 300 millones con el comienzo del presente mes.

En los medios empresarios existe creciente preocupación por la inestabilidad en el mercado de cambios. Tanto es así que en las reuniones que mantuvieron en estos días con la misión del Fondo Monetario Internacional habrían planteado la preocupación porque el mercado termine imponiendo una devaluación descontrolada del peso.

Este escenario, se interpreta, tendría consecuencias graves ya que una suba abrupta del dólar impactaría en los precios de los alimentos, comprometiendo aún más la situación de los sectores de menores ingresos, en momentos en que la pobreza supera el 45% de la población.

En el mercado, además y como es propio de este tipo de circunstancias, estuvo plagado de versiones. Una de ellas daba cuenta de la posibilidad de un reemplazo en el Banco Central, con la salida de Miguel Pesce y el ingreso de Sergio Chodos, actual representante argentino ante el FMI y hombre de estrecha relación tanto con la vicepresidente Cristina Fernández de Kirchner y del ministro de Economía, Martín Guzmán.
Te puede interesar
Ultimas noticias