martes 19 de enero de 2021
Cielo claro 23ºc | Posadas

Covid-19: los mayores de 60 años son los más afectados en América

viernes 02 de octubre de 2020 | 11:40hs.
Covid-19: los mayores de 60 años son los más afectados en América
Ayer, primero de octubre, se conmemoró el Día Internacional de las Personas Mayores, pero no es un día de celebración: los que tienen más de 60 años son las personas más afectadas por el COVID-19 en el continente americano.

Los sistemas de salud en la región "no están respondiendo adecuadamente a las necesidades de los adultos mayores y deben adaptarse a la luz de la pandemia de la COVID-19”, afirman expertos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Por eso, el organismo hace un llamado por una “atención integral, integrada y centrada en la persona, y por servicios de atención primaria que respondan a las necesidades" de este grupo poblacional afectado.

Si bien desde el comienzo de la pandemia el virus SARS-CoV-2 mostró su facilidad de contagio para todas las edades, las personas mayores tienen más probabilidades de enfermarse gravemente si se infectan. Los mayores de 80 años, por caso, mueren a una tasa cinco veces mayor que la media.

Un informe de las Naciones Unidas sobre el impacto del coronavirus en las personas mayores sugiere que esto puede ser debido a condiciones subyacentes que afectan al 66 por ciento de las personas mayores de 70 años. Y en las Américas, no se está exento de esto. La mayoría de las muertes por COVID-19 sucede en personas de 70 años o más, seguidas de paciente de entre 60 y 69 años.

Los geriátricos fueron los lugares más afectados y representan entre el 40 y el 80 por ciento de las muertes por este virus en todo el mundo. En América, donde el cuidado de los adultos mayores se suele llevar a cabo en el hogar, el distanciamiento físico constituye un desafío particular y complica la situación, explican desde la OPS.

“La pandemia de COVID-19 enfatizó las necesidades y vulnerabilidades que tienen las personas mayores en lo que respecta a su derecho a la salud”, afirmó Carissa Etienne, directora de la Organización Panamericana de la Salud.

“Con demasiada frecuencia, no escuchamos sus voces ni perspectivas cuando se trata de su atención. Las personas mayores tienen el mismo derecho a recibir cuidados que cualquier otra. Ninguna vida es más valiosa que otra”, remarcó.

Pero esta problemática no es nueva: más del 50 por ciento de las poblaciones mayores en algunos países de ingresos bajos y medianos carecían, previo a la pandemia, de acceso a algunos servicios de salud esenciales. Ahora, esto se exacerbó.

Enrique Vega, jefe de la Unidad de Curso de Vida Saludable de la OPS, explica que no basta con garantizar que los adultos tengan acceso a los servicios básicos de salud. Los servicios también deben adaptarse a las necesidades específicas de ellos.

“La forma en que cada persona mayor puede verse afectada por el COVID-19, o cualquier otra enfermedad, depende de su salud física y mental en general, por lo que la atención y el tratamiento siempre deben tener esto en consideración”, destacó.

Mejorar la vida de las personas mayores
Este año, inicia el Decenio del Envejecimiento Saludable. En él, se destaca la necesidad de que los gobiernos, la sociedad civil, las agencias internacionales y los medios de comunicación, entre otros, trabajen juntos para mejorar la vida de las personas mayores, sus familias y sus comunidades, y para abordar la discriminación por edad y el estigma.

“El envejecimiento saludable consiste en desarrollar y mantener las habilidades funcionales que permitan el bienestar en la vejez”, explicó Vega. “El COVID-19 expuso no solo la fragilidad de los adultos mayores, sino la de los sistemas y entornos que los rodean”.

Números
Se estima que para el año 2050 se duplicará la cantidad de personas mayores de 60 años a nivel mundial y en la región de las Américas. En 2025, las personas de 60 años y más representarán el 18,6 por ciento de la población total de la región.

América Latina y el Caribe son la segunda región de más rápido crecimiento en términos del número de personas mayores de 60 años, detrás de África. Sin embargo, el aumento de la esperanza de vida no se traduce en calidad de vida.

Brasil informó que el 76 por ciento de las muertes relacionadas con el COVID-19 durante febrero a septiembre de 2020 se dio en adultos mayores.

En Perú, las personas mayores de 70 años tuvieron las tasas más altas de mortalidad por COVID-19 durante marzo y mayo de 2020.

Las estimaciones de Canadá muestran que más del 80 por ciento de las muertes por COVID-19 se produjó en residencias o centros de atención a largo plazo.
Te puede interesar
Ultimas noticias