jueves 29 de octubre de 2020
Nubes 19ºc | Posadas

Abrirán sumario a escribano implicado en presunta estafa

viernes 25 de septiembre de 2020 | 5:00hs.
Una familia denunció que fue estafada con la venta de un terreno en el barrio posadeño de Miguel Lanús, en la que habría participado un escribano y un falso asesor jurídico. Según consignaron, la familia estafada pagó por la compra de la propiedad en dólares y, cuando acudió a ocupar el terreno, apareció en escena una mujer que manifestó ser la verdadera dueña del predio en cuestión. Este hecho derivará hoy en una denuncia penal al Colegio Notarial de la Provincia de Misiones por la participación de un escribano matriculado en la entidad.

En este sentido, desde el Colegio anticiparon que avanzarán en un sumario administrativo al escribano implicado en la posible estafa.

Juan Sarquis, quien está a cargo del colegio que nuclea a los escribanos, contó a El Territorio que “ante esta situación, que nos enteramos por redes sociales, comenzamos a analizar las medidas preliminares y se le iniciará un sumario administrativo al notario en cuestión, para encarar las inspecciones correspondientes y reconocer el grado de responsabilidad en su actuación”. 

Señaló que la presunta estafa que involucra a un profesional matriculado en el colegio generó una gran preocupación en el sector, dada la responsabilidad y rol de un escribano en operaciones que son públicas.

Asimismo, comentó que hoy la familia damnificada presentará la denuncia ante la institución, en el afán de comenzar con las actuaciones de las medidas disciplinarias contra el notario involucrado, para más adelante definir la sanción correspondiente.

Sobre este punto, Sarquis explicó: “El gobierno de la matrícula la tiene el Colegio Notarial, y las sanciones establecidas son limitadas que dentro de las normativas de la institución puede haber una suspensión de hasta seis meses en el ejercicio profesional. Sin embargo, si el Consejo Directivo -que analizará el caso- determina que la sanción debe ser mayor, el órgano es el Superior Tribunal de Justicia. Es decir, como institución por ley son seis meses, y por mayor tiempo se tiene que remitir a la Superintendencia de Notarios para ejercer una sanción superior”.

“El notario es el responsable de dar fe ante los actos a los que está enfrente. Si esta relación se quiebra, habrá poca confianza en el profesional y perjudica a todos. Nosotros buscamos hacer el mejor trabajo posible e insistimos siempre que se consulte a un escribano de confianza para hacer las operaciones. En este caso, si se hizo en una escribanía, vamos a avanzar con todas las investigaciones y ver las responsabilidades del profesional por incumplimiento en sus deberes en la función pública en el derecho”, aseveró Sarquis.

Por esta situación, hoy a las 13 habrá una conferencia para brindar los avances en la investigación. “Esto que pasó nos encuentra en una situación que nos perjudica a todos, no sólo en lo personal, sino en todo el colegio. Investigaremos para conocer antecedentes y las actuaciones del profesional, para que finalmente asuma la responsabilidad por la irregularidad de su trabajo y una vez que finalice el sumario administrativo, conocer la sanción pertinente”, finalizó el titular de los notarios.

El hecho
Edgar C. y Ramona L. radicaron una denuncia penal por la estafa en la compra de una propiedad que fue gestionada a través de Facebook, y que le ocasionaron la pérdida de 1.230.000 de pesos. Afirmaron que para la compra del inmueble abonaron en dólares y, al momento de acceder el terreno, apareció una mujer que manifestó ser la verdadera dueña del predio.

“La operación continuó hasta llegar a una conocida escribanía, donde el escribano avanzó con la transacción y certificó que estaba todo bien con los papeles, a tal puntó que se firmó un boleto de compraventa por 1.200.000 de pesos. Además, nos cobraron 30.000 pesos para los gastos administrativos”, relató Ramona en declaraciones radiales.

“Por parte de una supuesta vendedora apareció en la escribanía otra persona, identificado como Edgardo J., quien dijo tener un poder para vender el terreno”, añadió la damnificada. Luego de la firma, los compradores fueron a la propiedad adquirida, y en el lugar se presentó una vecina que afirmó ser la dueña del espacio.

Por ello, se inició una causa por estafa y asociación ilícita.
Te puede interesar
Ultimas noticias