lunes 30 de noviembre de 2020
Lluvia moderada 20.6ºc | Posadas

“Capaz cuando me mate, la Justicia sí va a actuar y lo van a meter preso”

jueves 24 de septiembre de 2020 | 6:30hs.
“Capaz cuando me mate, la Justicia sí va a actuar y lo van a meter preso”
Por Daniel Villamea

Por Daniel Villamea Corresponsalía Oberá

Indignada y abatida por una resolución judicial que no puede digerir. Para colmo, ya como una burla del sistema, ayer por la mañana se cruzó con el acusado mientras tramitaba el botón antipánico, lo que la hizo reflotar sus peores recuerdos.  

Por ello, si bien desde el martes por la tarde Norma Schweikowski (41) y sus hijos disponen de custodia policial permanente dispuesta por la Justicia, la mujer reconoció sus temores ante la liberación de su ex, Alfredo “Fredy” Holl (44), quien fue beneficiado con la falta de mérito en el marco de una causa por “homicidio en grado de tentativa” que se tramita ante el Juzgado de Instrucción Uno de Oberá.

“Vine a Oberá para hacer el trámite del botón antipánico en el Juzgado de Familia y me crucé con Holl en el centro. No podía creer tanta impunidad. Ayer (por el martes) al mediodía lo liberaron, pero me notificaron recién a la tarde para que tome medidas de seguridad. Una locura”, reflexionó Schweikowski.

En diálogo con El Territorio, la mujer recordó sus padecimientos a lo largo de casi 20 años de convivencia con el destituido concejal de Campo Ramón y detalló una serie de denuncias en su contra.

Holl estuvo preso durante seis meses y medio bajo sospecha por el siniestro que padecieron Agustín Gaona (42) y su familia, víctimas de un voraz incendio que destruyó su casa en la madrugada del pasado 3 de marzo.

También afronta una causa por “amenazas” en perjuicio de Schweikowski y una tercera por “acopio de armas y arma robada” que se tramita ante el Juzgado Federal de Oberá.

“No sé qué más quiere la Justicia, con todas las pruebas y las declaraciones que se presentaron. Piden que las mujeres víctimas de violencia denuncien; denuncié yo y mis hijos, pero no alcanzó. La verdad no entiendo en qué se basaron para liberarlo. Capaz cuando me mate, la Justicia sí va a actuar y lo van a meter preso”, alertó.

Contactos e influencias
Tal como publicó este diario en su edición de la víspera, Schweikowski destacó el testimonio de una de sus hijas menores, quien en sede judicial declaró contra su progenitor.

“Mi hija, quince días antes del incendio, contó que el padre le dijo: ‘voy a destruir a la familia de Agustín Gaona’. Pasaron quince días y quemaron la casa de Gaona. También a Holl le faltó dos bidones de combustible de su propiedad y la casa de Gaona se quemó con combustible. Por eso digo que la Justicia me defraudó. Por primera vez pensé que estaba siendo escuchada y que escuchaban a mis hijos, pero no lo hicieron”, lamentó.

Incluso, mencionó que a las pocas horas del incendio su hija tuvo la convicción de que su padre era culpable y por ello le escribió a la hija de Gaona sobre sus sospechas.

En tanto, cuestionó que la excarcelación del ex edil no haya sido acompañada por una evaluación ni un tratamiento psiquiátrico, ya que “es una persona peligrosa y la Justicia conoce todas las denuncias”.

Y agregó: “Yo le hice tres denuncias por amenazas de muerte. Un anónimo le hizo otra por violencia doméstica; la madre le denunció porque me amenazó a mí con un arma de fuego. Esa vez fue armado a la casa de la madre y le dijo que me iba a matar y que después se mataba. Después se supo que era un arma que compró estando en depósito judicial”.

En este punto, según la denunciante, quedó plasmada la red de encubrimiento que durante muchos años benefició a su ex marido.

“La madre lo denunció en 2012 y en el allanamiento le encontraron cinco armas, entre ellas una que debía estar resguardada en el juzgado, ya que compraba armas a través de los depósitos de los juzgados. Por esa causa jamás los citaron a él ni a la madre. Siempre tuvo contactos políticos y contactos por las riñas de gallos. Tiene dinero e influencias y en Campo Ramón le tienen miedo”, remarcó.

Impunidad y violencia
La citada por su ex no fue la última causa por armas que afrontó Holl, ya que en marzo pasado los allanamientos a sus propiedades derivaron en un nuevo expediente penal en su contra.

En la ocasión, tras la denuncia de Gaona, la Policía secuestró once armas sin registrar, entre rifles, escopetas y una pistola 9 milímetros. Es más, la última fue reportada como robaba a un efectivo de la Policía Federal, hace tres años.

En los allanamientos también dieron con gran cantidad de municiones; un silenciador y miras telescópicas, una de ellas para visión nocturna.

Asimismo, constataron la existencia de más de 100 gallos de riña y una importante estructura ligada a dicha actividad ilegal.

“Él es cazador, consigue armas como quiere. Siempre compró y vendió armas en negro. Es decir, si quiere me espera en algún lado y me hace desaparecer. Ahora tengo un botón antipánico, pero conocemos 100 casos de mujeres que también tenían y las mataron. Hasta que yo lo acciono me hace lo que quiere”, alertó Schweikowski.

En ese contexto, lamentó que “la Justicia habla de leyes para las víctimas, pero no previene. La verdad no sé qué interpretan los jueces y fiscales”.

Además de las denuncias de la madre y hermana de Holl, quien también lo acusó de amenazas de muerte, Schweikowski recordó que “el primo dijo que sabía que él quemó su chacra, pero tenía miedo de denunciar porque sabe cómo es. Desde el 2003 acumuló 17 causas y hasta lo denunció el candidato a intendente que lo llevó como concejal”.

En tanto, mencionó que en una ocasión un psiquiatra alertó sobre la peligrosidad del sujeto. “Él lo trataba y un día le pregunté si sería capaz de matarme, y me dijo que sí, que es capaz de matarme. Nunca respetó las perimetrales y no veo por qué lo haga ahora. Al contrario, con el correr de los años se volvió más violento”, remarcó atemorizada. 
Te puede interesar
Ultimas noticias