domingo 25 de octubre de 2020
Cielo claro 22.5ºc | Posadas

Chaco se apega a un estricto plan y descienden los casos

miércoles 05 de agosto de 2020 | 5:00hs.
Chaco se apega a un estricto plan y descienden los casos
La provincia de Chaco es una de las que acumula la mayor cantidad de casos desde la llegada del coronavirus al país, por lo que la cuarentena continuaba siendo estricta hasta hace poco más de una semana, cuando se empezó a ver una reducción considerable de los nuevos positivos de cada día.

Es por ello, que desde el gobierno de la provincia lanzaron el ‘Plan Desescalada: hacia una nueva normalidad’, que consta de cuatro fases como un camino al restablecimiento de todas las actividades que aún no tuvieron su reapertura.

Cada uno de los puntos de este documento está sujeto a modificaciones que dependerán del día a día, es decir, del aumento o decremento de los casos diarios. En los últimos días, la provincia pasó de reportar más de 100 casos por jornada a la mitad (ayer fueron 53).

“Con el programa se trata de empezar a incorporar servicios que habíamos dejado parados porque nos habíamos llamado a la cuarentena total debido a este gran número de casos que se dieron en la provincia y principalmente en Resistencia”, señaló, Atilio García Plitcha, subsecretario de Promoción de la Salud, en diálogo con el programa Acá te lo contamos por Radioactiva 100.7.

Hasta el momento, la provincia tiene habilitados los locales comerciales, los gimnasios, que están volviendo progresivamente, y los restaurantes sólo para hacer delivery.

También están abiertas las iglesias y templos, pero las celebraciones religiosas no pueden tener más de diez personas.

Asimismo se pueden realizar deportes individuales al aire libre y las peluquerías atienden con un sistema de turnos.

“Los restaurantes van a empezar a abrirse, pero lo que se está haciendo ahora es la modalidad del delivery, en el transcurso de las semana la intención es ir volviendo a una normalidad relativa”, señaló.

Pero advirtió: “Hoteles y residencias aún no, albergan a pacientes con Covid, aunque tienen sus protocolos elaborados”.

En esa misma línea aseguró: “Esta primera fase continuaría hasta fines de agosto, pero si encontramos que hay un incremento en los números de contagios y ocupación de camas de terapia intensiva en los hospitales, nos vamos para atrás”.

Respecto a la ocupación de camas de terapia intensiva, García Plitcha sostuvo que no alcanza el 60 por ciento en los hospitales públicos, mientras que en los sanatorios privados la cifra es mucho menor.

El funcionario aclaró que se trata de las camas destinadas a los pacientes con Covid-19, ya que a nivel general no llega al 40%.

Señaló además que no tienen faltante de respiradores y del total que tienen disponible se está usando solamente el 20%.

“Estamos en esta meseta que nos da cierta tranquilidad, pero siempre hay individualidades que terminan atentando contra la salud del resto de la población, hay personas que no quieren estar en sus casas, se juntan entre amigos en grupos superiores a diez”, se lamentó.

Volviendo al Plan Desescalada, en su segunda fase plantea, por ejemplo, la vuelta del transporte de media y larga distancia restringiendo la movilidad desde y hacia puntos críticos de contagio, así como hoteles y alojamientos con el 50% de su capacidad.

En la fase tres, por su parte, se habilitaría la apertura y permanencia de las personas en los bares y restaurantes.

Por último, en la fase llamada normalidad ya podrán abrir teatros, cines y auditorios, regresarían el deporte, con las medidas se seguridad correspondientes, y las discotecas.
Te puede interesar
Ultimas noticias