martes 24 de noviembre de 2020
Cielo claro 28ºc | Posadas

Barcelona empató con Celta y a Messi se le sigue negando el gol 700

sábado 27 de junio de 2020 | 16:00hs.
Barcelona empató con Celta y a Messi se le sigue negando el gol 700
Barcelona no la pasó bien en Vigo, empató 2-2 ante Celta y el escenario de cara a la lucha por La Liga se le complicó y mucho. A pesar de haber quedado solo en lo más alto con 69 puntos, si Real Madrid (68) vence a Espanyol (domingo a las 17) será único líder a falta de seis fechas para el final.

Una maravillosa asistencia de tiro libre de Lionel Messi, que no pudo hacer el gol 700 de su carrera pero logró romper una disposición especial de barrera, le dejó servido el 1-0 al uruguayo Luis Suárez de cabeza, a los 20 minutos del primer tiempo. Sin embargo, ya en el complemento, el local reaccionó y lo empató el ruso Fedor Smolov (ST 5').

Después de la polémica y la revisión del VAR por un supuesto penal sobre el argentino, no cobrado finalmente, el goleador charrúa volvió a aparecer, de nuevo asistido por la Pulga a los 22': aguantó en el área, le metió el puntazo de zurda y gritó el 2-1, pero sobre el final Iago Aspas tuvo una pelota parada inmejorable y no perdonó. A los 43', el español le pegó por afuera de la barrera y metió el 2-2 final.

En el descuento, incluso pudo ser victoria para el dueño de casa de no ser por Marc André Ter Stegen, que desvió un mano a mano a quemarropa de Nolito, aunque la igualdad dejó sabor a mucho en Celta, que pelea por evitar el descenso (está 16º, ocho puntos arriba de la zona roja), y a muy poco en Barcelona, que puede pagar muy caro el tropiezo.

Tercer partido en cero
En el 2-2 ante Celta que puede costarle caro a Barcelona en la lucha por La Liga, Lionel Messi tampoco pudo llegar a los 700 goles en su carrera profesional, más allá de que aportó dos asistencias -la primera, espectacular- para los goles de Luis Suárez y redondeó una buena actuación.

En el medio, el VAR despertó polémica y le negó la posibilidad de romper la sequía de penal. Se revisó la acción, pero los árbitros en la cabina definieron que no había falta.

De esta forma, con los 33 años recién cumplidos, Messi completó su tercer partido consecutivo sin convertir, ya que tampoco pudo gritar ante Sevilla y Athletic de Bilbao. Su último gol fue a Mallorca, en el 4-0 de la reanudación post parate por el coronavirus.

La próxima oportunidad para Leo será el martes, en un duelo caliente en el Camp Nou frente a Atlético de Madrid.
Te puede interesar
Ultimas noticias