sábado 22 de enero de 2022
Cielo claro 31ºc | Posadas

Rocío Santa Cruz habría salido del país ilegalmente y podría ir presa

miércoles 26 de diciembre de 2018 | 8:10hs.
Rocío Santa Cruz habría salido del país ilegalmente y podría ir presa
El detalle: Rocío fue vista en una sala vip del aeropuerto de Perú.
El detalle: Rocío fue vista en una sala vip del aeropuerto de Perú.
Carlos Cardozo

Por Carlos Manuel Cardozo [email protected]

Al principio eran rumores, pero con el correr de las horas, con informaciones y testimonios recabados, se convirtió en hecho muy sustentado que desató un escándalo: Rocío Santa Cruz, condenada a cuatro años de prisión por chocar y matar alcoholizada, habría sido vista en un vuelo internacional que partió desde Paraguay, incumpliendo así la restricción de salir del país impuesta en el juicio. 

Para la Justicia, el hecho no está comprobado, pero según pudo saber este medio en base a fuentes de confianza ligadas al proceso, se iniciaron las averiguaciones correspondientes para tratar de ubicarla, aunque eso no fue posible hasta anoche.

En la jornada de hoy debería presentarse en sede judicial o por el contrario le podrían revocar su libertad, beneficio que goza hasta que el fallo quede firme.

Según pudo reconstruir El Territorio, Santa Cruz habría viajado junto a su marido Claudio Ferreyra desde Asunción a Lima, Perú, con el vuelo Latam 2422 que partió poco antes de las 8 de la mañana de ayer y llegó a destino a las 9.30 -hora argentina-. Otros pasajeros del avión la reconocieron e incluso expresaron que se dio cuenta que la identificaron y buscó cubrirse la cara con los lentes, pelo y ropas, tal y como ocurrió en el debate en el que la declararon culpable.

Trascendieron tres fotos, dos de  ellas junto a su marido, aunque en ninguna se le ve el rostro.

El destino de la pareja es desconocido, puesto que fueron vistos en una sala vip del aeropuerto peruano esperando alguna conexión. Se sabe que desde que ocurrió el accidente la mujer viajó al menos en dos oportunidades a Europa, ambas luego de pedir la correspondiente autorización.

Sobre este punto, está confirmado que en esta oportunidad no hubo una solicitud para viajar. Por esta razón el juez Correccional y de Menores César Jiménez, quien la condenó en septiembre por la muerte de Ramón Víctor Cabrera, pidió informes a la Dirección General de Migraciones. Y eso podría exponer otro delito de la ex Miss Argentina.

Es que según se indagó, no hay registros de que la abogada y ex modelo haya salido del país por un paso habilitado, por lo que todo indica que lo hizo de forma ilegal. Deberá responder por eso también. Su marido, en tanto, habría ingresado a Paraguay por Formosa el 22 de diciembre.

Por otro lado, el magistrado también ordenó a la Unidad Regional X de la Policía de Misiones a que la cite a comparecer al Juzgado, pero en la casa no había ni personas ni vehículos, solamente los perros de la pareja. Fuentes de la fuerza detallaron que consultaron con personas que se encargan de la seguridad en la zona y éstos dijeron que no los veían hace más de una semana.

De confirmarse todo esto, la fiscal del juicio, María Laura Álvarez, quien pidió expresamente que no salga del país en sus alegatos, podría solicitar su detención por desobediencia judicial, infracción al código aduanero y presunción de fuga. Entonces, a la ex Miss Argentina no le quedaría otro destino que la cárcel, lugar que evitó en varias oportunidades.

Un juicio postergado y un accidente que dice no recordar

Santa Cruz fue condenada a cuatro años de prisión de cumplimiento efectivo el último 26 de noviembre por haber provocado la muerte del inspector de tránsito municipal Ramón ‘Topo’ Cabrera (53), a quien atropelló mientras manejaba alcoholizada un automóvil sobre la avenida Quaranta de Posadas, el domingo 31 de enero de 2016.

Postergado con anterioridad dos veces, el debate llegó a ese punto después de cuatro jornadas en las que los peritos fueron los protagonistas principales y en las que desde el entorno de la acusada expusieron que fue víctima de una persecución mediática.

Se reconstruyó que la abogada circulaba a 68,58 kilómetros por hora, cuando la máxima sobre la avenida Quaranta es de 60, y no guardó la distancia prudencial para con la moto de Cabrera.

En su contra también fue considerado importante el test de alcoholemia que se le practicó a la imputada cinco horas después del hecho y el cual arrojó 0,88 gramos de alcohol por litro de sangre.

En la última jornada de testimoniales, el miércoles 21, lo destacado de la jornada fue la lectura de la ampliación de indagatoria que hizo la acusada en la etapa de instrucción, en marzo de 2016.

En aquella oportunidad, la mujer había realizado un relato de lo sucedido desde la noche del 30 de enero de 2016, en la cual asistió a una cena en un restaurante de la Costanera, hasta el momento en el que llegó a su casa en horas de la mañana siguiente.

Sin embargo, en ningún momento mencionó el accidente por el cual se la juzga y cuando las partes intervinientes en la indagatoria le consultaron al respecto, ella aseguró no recordar “ningún percance” por el camino.

Dijo que esa noche no bebió porque estaba manejando y que tenía recuerdos vagos de su vuelta a casa. 
Te puede interesar
Ultimas noticias