martes 19 de octubre de 2021
Muy nuboso 16.9ºc | Posadas

En deuda

jueves 13 de diciembre de 2018 | 5:00hs.
En deuda

Las deudas externas se han producido porque los estados gastan más de lo que les ingresa, entonces piden a alguien que les preste dinero, y como es deuda del estado, es una deuda pública. ¿Cómo se entiende que la deuda externa llegue a representar más del 70% del PBI, pagando solamente por intereses de más de $239.000 millones?
Se saca más deuda para pagar la deuda, y la única forma de resolver este inconveniente es tener superávits económicos, que solamente se dan si podemos competir con otros países del mundo, dando valor agregado a nuestros productos, para lo cual tenemos que invertir en el capital humano, en ciencia, en tecnología, en la educación. Quitar presupuesto a la educación es como dejar de regar una planta.
Un estudio dio que la corrupción a Argentina le cuesta entre el 8 y el 10% de su PBI; hay que analizar cuáles son las obras que mejoran la competitividad del país. Somos, por lejos, el país donde más impuestos se pagan en todo el mundo, obviamente explicado por la alta evasión que existe (somos el quinto país del mundo con mayor evasión).  En consecuencia, los pocos que pagan tienen que pagar tanto.
Cuando la política cede su espacio predominan las fuerzas del mercado. Para que la deuda externa sea ilegítima, tiene que haber fraude tanto para el que da el dinero como para el que lo recibe, cuando el dinero que se recibe no es invertido en bienes que significarán un cambio en la sociedad, cuando sus intereses son usureros, como puede ser que se preste a un país con tasas de 2%, a otros de 5%, y a otros de casi el 8%, como Argentina.
Cuando Correa asumió la presidencia, en su discurso dijo: “Si quiero reformar la educación, y cualquier reforma empieza por pagarle mejor a los docentes, estoy rompiendo la ley. Si quiero dar medicina gratuita, estoy rompiendo la ley; el único gasto que no está limitado en este país es el servicio de la deuda externa, ¡Eso también es corrupción! . Terrible es no tener escuelas, hospitales, caminos; terrible es dejar de pagar la deuda… Eso es politiquería disfrazada de ciencia para que todo esté en función del capital, particularmente del capital financiero. El principio fundamental es ¿quién manda en una sociedad, el capital o los seres humanos? ¿la sociedad o el mercado? ¿las élites o la mayoría?”

Pablo Martín Gallero

Te puede interesar
Ultimas noticias