lunes 27 de septiembre de 2021
Lluvia ligera 26ºc | Posadas

Brasileños importan ilegalmente cargas millonarias de langostinos

domingo 07 de octubre de 2018 | 6:00hs.
En septiembre, cuatro toneladas de diferentes especies fueron incautadas sin ningún tipo de refrigeración.
Carlos Cardozo

Por Carlos Manuel Cardozo [email protected]

El contrabando de diferentes productos entre Brasil y la Argentina es de lo más variado y los dividendos de la ilegalidad pueden ser tentadores para muchos. Como se ha desarrollado ampliamente, la zona Norte es el ejemplo más claro de ello. Sobre el abanico de elementos que son llevados desde la Argentina a suelo brasileño, llama mucho la atención la cantidad de langostinos que son incautados por las fuerzas policiales. Se trata de un negocio multimillonario, que deja ganancias del 50% para los revendedores, según especialistas.
Mediante un recuento hecho por este medio en base a publicaciones periodísticas, se desprende que en 2018 en dicha zona fueron secuestradas más de 20 toneladas, la mayoría provenientes de Barracão y Dionisio Cerqueira, ciudades limítrofes con Bernardo de Irigoyen.
De la maniobra sólo participan los ciudadanos extranjeros, ya que según los especialistas -más el registro de detenciones-, son ellos los que se acercan hasta el suelo misionero, cargan la mercadería en sus vehículos y se encargan del transporte hasta destino.
Si las fuerzas vecinas descubren el cargamento, se secuestra la mercadería y el conductor, además de quedar preso por contrabando, pierde su vehículo. Las penas para este delito en el vecino país pueden llegar hasta los cinco años de cárcel.
Sobre el final del recorrido, generalmente son ubicaciones muy conocidas para los argentinos, sobre todo misioneros: el litoral de Santa Catarina. Así, en grandes ciudades como Florianópolis o Balneario Camboriú reciben a sus turistas con frutos del Chubut o Mar del Plata, pero que no pasaron por los correspondientes controles.
En tal sentido, queda a la vista que las mercaderías casi siempre son transportadas en vehículos sin ningún tipo de refrigeración, ya sea coches particulares o camiones, lo que significa un gran riesgo para la salud. Las cargas van desde 30 cajas -360 kilos- hasta cuatro toneladas y algunos detenidos han declarado que cobran 500 reales por el viaje, es decir, 5.000 pesos.
El valor en un local posadeño es de aproximadamente 500 pesos por caja, lo que serían, al cambio de hoy, 50 reales. En Brasil, según las estimaciones, se puede vender de 90 a 100 reales la caja. Para tener una idea del negocio, en algunos casos los involucrados las custodian y transportan con métodos propios del narcotráfico: con automóviles guías o vehículos robados.

Antecedentes
Entre las incautaciones que más se destacan aparecen cuatro, todas con un peso de 4 toneladas o más del crustáceo. Incluso, una de ellas fue incautada en el nordeste de Santa Catalina, casi en destino.
El primer gran golpe de la Policía Militar se dio en la localidad de Marmeleiro, en el estado de Paraná, a 75 kilómetros de Irigoyen. Allí los efectivos incautaron un camión con 4.500 kilogramos del producto, que fue valorada en 250.000 reales, unos 2,5 millones de pesos.
Los langostinos estaban siendo transportados en un Mercedes Benz tipo furgón que fue detenido por los efectivos locales para los controles de rigor. En la zona urbana, cuando revisaron la parte trasera descubrieron la ilegalidad, por lo que inmediatamente el conductor fue aprehendido. El hombre dijo a los efectivos que había cargado en Argentina y que llevaría la carga al litoral de Santa Catarina.
El 4 de febrero se incautó otra carga millonaria, esta vez de 4.000 kilos, en Dionisio Cerqueira. Eran transportados en un camión Scania R112 sin ningún tipo de refrigeración. Según se determinó, el detenido iba a llevar a Itajaí, también en Santa Catarina. El conductor del rodado fue detenido por los efectivos de la Policía Federal cuando estaba en un taller mecánico.
El 8 de agosto, en la ruta BR- 282 -altura de la localidad de Catanduvas, a 200 kilómetros de Bernardo de Irigoyen-, otro camionero de 49 años fue detenido con 4.525 kilogramos del crustáceo en un vehículo que tampoco estaba acondicionado. El procedimiento lo hizo la Policía Rodoviaria y el hombre también llevaba 3.000 latas de bebida energizante. El conductor admitió que había cargado en Barracão y que la mercadería iba a ser revendida en el litoral santacatarinense. Según el medio Fronteira Online, se trataba de ‘camarão rosa’, el más consumido en Brasil.
El 14 de septiembre, otro camión fue detenido con 4 toneladas cubiertas simplemente con una lona en Cerqueira. El camionero estaba siendo guiado por un vehículo que le pertenecía, cuyo conductor huyó.


$2.500.000

Precio elevado .
Una carga de cuatro toneladas y media está valuada en 250.000 reales. En tanto que el ‘camarão rosa’, variedad que más se consume es Brasil, tiene un valor superior.
Ultimas noticias