miércoles 25 de noviembre de 2020
Nubes dispersas 25ºc | Posadas

Tramas y mariposas

jueves 16 de agosto de 2018 | 5:00hs.
Tramas y  mariposas
Richar Vera

Por Richar Vera [email protected]


Los entramados artísticos de Andrés Paredes son siempre objeto de asombro, curiosidad y misterio. Es el mismo misterio que guarda el monte y que con certeza atrapó la mirada de la reina Máxima Zorreguieta, quien atesora un par de sus obras en Holanda. Mientras prepara una próxima exposición en Miami, Estados Unidos, Andrés atiende el teléfono desde el barrio porteño de La Boca. Allí fijó residencia por dos años, invitado por una galería de arte, como para poder producir sus creaciones que a veces resultan gigantescas, como las mariposas y chicharras que bien se han lucido también en galerías posadeñas.
“La Boca es el distrito de las artes. Acá hay talleres y ateleries de artistas, amigos y gente que admiro, como Juan Carlos Distefano”, apunta Andrés. “Hay un museo que se llama Marco, que es Museo de Arte Contemporáneo de la Boca, que me dio residencia por dos años”. El barrio de La Boca es el mismo que tuvo aquel puerto laborioso que plasmó con tanta fuerza Benito Quinquela. Ahora es guarida de las idas de Andrés, que debió elegir al entorno de Caminito como su destino debido a la delicadeza de las más recientes producciones en vitreaux o en barro, algunas de gran tamaño. 
Sin embargo, más allá de su Apóstoles natal, Andrés debe visitar cada tanto el mariposario de Santa Ana, un espacio donde se respira un aire tan puro que se siente en los pulmones pero que, además, con el aletear de cientos de mariposas, resulta tan mágico que inspira a desarrollar nuevas piezas. En el mariposario santanero Andrés se apoyó para dar forma a las obras que montó para El interior del paisaje en el museo Estévez de Rosario. “Aborda un poco esa relación de mi obra con el paisaje de Misiones, que es donde nací, donde tengo los recuerdos más alegres, más profundos”, reflexionó.
Al teléfono para charlar con el programa Apocalipsis en el bar que se emite en FM Radioactiva, Andrés evoca a otros artistas que retrataron la belleza impresionista de la selva misionera, como por ejemplos los lapachos luminosos de Zygmunt Kowalski. Sin embargo, Andrés aclara que lo suyo es “una inspiración del recuerdo” en la siesta, la vegetación, de la humedad del monte. En El interior del paisaje hay calados de diferentes dimensiones en madera y papel. Pero también abundan formas artísticas hechas con resina y ñaú, esa tierra gris que se encuentra en las riberas litoraleñas.
Las mariposas que suelen aparecer en las representaciones de Andrés también cobran vida en recreaciones que realiza con los mismos insectos. Algunas de las especies que tuvieron su corta existencia terminaron siendo parte de obras temporarias que se hallan en la exposición de Rosario. “Tiene que ver con lo frágil, con lo efímero de la vida. Viven muy poquito tiempo como mariposas. Como oruga viven más”.
Si bien las tramas de Andrés tienen su semilla en la marañosa la selva paranaense, los adoquines de La Boca sostienen su actual techo, donde se produjeron las piezas artísticas que están exhibidas en Rosario hasta el 23 de septiembre. Son piezas en serie, con tallos sólidos pero pálidos como en helada invernal. Hay paisajes oníricos que dejan tejerse en el espacio que colorean mariposas disecadas. También se pueden observar piezas enormes de madera calada, como si resultaran ramas y espinas de una jaula que atrapó al tiempo eterno de la piel que abandonó una cigarra. 
“Me gusta eso. Generar un discurso. Y en ese discurso siempre está la relación con Misiones. A veces no nos damos cuenta. Creo que es importantísimo y es muy fuerte. Es muy fuerte trabajar sin él”, conceptualiza el artista plástico.
A principio de año, Andrés expuso en una galería privada de Houston y en diciembre próximo volverá a los Estados Unidos para exhibir algunas de sus piezas en el contexto de Art Basel que se realizará en Miami. Luego, durante enero, se asentará en la ciudad de Los Angeles para producir una nueva obra: una enorme crisálida, que es la última etapa del insecto antes de convertirse en mariposa. Sin embargo, el evento artístico denominado Art Basel tendrá previamente su sede en Buenos Aires, para septiembre. “Eligieron una obra mía para ser parte de una gran instalación del italiano Maurizio Cattelan, que es un artista que admiro muchísimo también”, explica Andrés. “Así que lo pronto es preparar esa obra, que será un gran tótem de barro que se va emplazar en los bosques de Palermo”, cierra el apostoleño.
Ultimas noticias