domingo 28 de noviembre de 2021
Nubes dispersas 22ºc | Posadas

La educación y su matemática del consumo

sábado 10 de febrero de 2018 | 5:00hs.
La educación y su matemática del consumo
Mandar a un chico a la escuela sale 7.000 pesos, un número que incluso puede quedar corto, admiten desde la Cámara de Comercio de Posadas. Ante un escenario de encarecimiento desmesurado del costo de vida, con la caída en picada del poder adquisitivo y de las oportunidades de empleo, la cifra es inalcanzable para muchos.
Prueba de ello es que, a menos de un mes de que empiecen las clases, hay poco movimiento de ventas, aunque la gente sale y mira. Desea lo mejor para sus hijos.
“La educación es prioridad para las familias, los padres resignan otras cosas  para que su chico tenga lo mejor dentro de las posibilidades económicas”, señala un referente del comercio local resaltando el esfuerzo de los clientes por llegar con el dinero para un calzado de calidad o una ropa cómoda para los estudiantes.
Cada casa en su íntima y pequeña economía saca números; quizás este año no haya transporte escolar o se pasen entre hermanos los zapatos, se corra el botón de una camisa que queda ajustada. Hay infinitas variables cuando se tiene en claro el objetivo, que el niño, que el adolescente esté en la escuela.
Los padres lo saben, los comerciantes tienen el termómetro de la calle y arriesgan ofertas y promociones. ¿Pero sabrán las escuelas que obligan a comprar listas interminables de útiles o manuales carísimos con conocimientos uniformados?
“La educación no puede ser una isla que cierre sus puertas a la realidad social, económica y política”, decía el inmenso pedagogo brasileño Paulo Freire. Este concepto abarca también a los ideólogos de la educación, la clase dirigente… Entonces, ¿sabrá la clase política de la importancia de que los chicos se eduquen, que escasea el salario a los trabajadores y los recursos a la educación? (página 8).

Por Silvia Godoy
Sección Actualidad
Ultimas noticias