miércoles 05 de mayo de 2021
Nubes 15ºc | Posadas

Podemos

lunes 05 de febrero de 2018 | 5:00hs.
Podemos
Ayer fue el Día Mundial contra el Cáncer, la segunda causa de muerte a nivel mundial. "Nosotros podemos. Yo puedo" fue el lema seleccionado para este año, con el objetivo de hacer foco en la importancia de un diagnóstico precoz y de llevar un estilo de vida saludable como principales medidas de prevención.
Mientras la mayor parte de las proyecciones coinciden en anticipar un aumento en la cantidad de diagnósticos positivos con el paso de los años -en gran medida como consecuencia del aumento de la expectativa de vida- también hay noticias que destacan el descenso en la mortalidad en ciertos países. 
Justamente uno de los puntos en los que se hace más hincapié es en la importancia de la detección precoz. Cada vez más se insiste en que la diferencia entre la vida y la muerte tras un diagnóstico positivo, está dada en la detección precoz y la posibilidad de acceder a nuevas terapias, cada vez más efectivas y específicas.
Si acceder al tratamiento adecuado en el momento indicado permite sortear exitosamente el combate con enfermedades complejas como el cáncer, también lo contrario en cierto: que incluso males que ya tienen cura hace décadas o incluso siglos, pueden resultar mortales y gravemente dañinos si no se realiza el tratamiento indicado.
Por eso las autoridades de Salud Pública ven con preocupación el aumento de los casos de sífilis en la zona Centro y el Alto Uruguay (página 6). Esto a pesar de que la enfermedad cuenta con tratamientos efectivos, sencillos métodos de diagnóstico y accesibles maneras de prevenirla. Desaprovechar las herramientas que la ciencia y la medicina hicieron posibles es un salto al pasado.

Por María Marta Fierro
Prosecretaria de Redacción
Ultimas noticias