miércoles 27 de octubre de 2021
Cielo claro 19ºc | Posadas

Andrés Paredes muestra en la Palatina

jueves 08 de octubre de 2009 | 0:00hs.
Andrés Paredes muestra en la Palatina
En Buenos Aires hay varias galerías de arte, la Ruth Benzacar es, tal vez, la más conocida, y creció también en prestigio la Galería Palatina. En este espacio que forma parte del catálogo de artistas, el pintor apostoleño Andrés Paredes dará a conocer su nueva serie de trabajos. Será en forma conjunta con Eladia Acevedo y Leandro Comba, en una exposición titulada Impar. Se abrirá el 28 de este mes y para los misioneros que arriben a la capital del país y quieran visitarla, se sitúa en Arroyo 821, pleno barrio de Recoleta.
Cuando tuvo que describir la muestra, el crítico de arte del diario La Nación y curador Daniel Molina se mostró sorprendido. “Cuando tuve frente a mí las obras que Eladia Acevedo, Leandro Comba y Andrés Paredes produjeron para esta muestra, lo primero que percibí fue el vacío. Vi que estos tres maestros zen habían producido, cada uno a su manera, ese espacio esencial en el que todo es posible, justamente porque en él mora el silencio. Recordé el último poema que escribió José Lezama Lima, el primero de abril de 1976… se titula “El pabellón del vacío”. Ese pabellón inmaterial -que para Lezama era la condición de posibilidad de lo poético y el suelo sobre el que se puede asentar la imaginación enamorada- ahora ha tomado cuerpo en el espacio vacante que generan las obras de Acevedo, Comba y Paredes.
Paredes le contó a El Territorio que en esta muestra plantea un cambio en su obra. “Cambio un poco el trazo, que se vuelve un poco más geométrico, por momentos conviviendo con brotes vegetales. El espacio es más abierto y las líneas un poco más pensadas, con iconografías personales, pero que dejan de contar historias para evocar sólo momentos. El dibujo siempre fue un trazo muy gestual y espontáneo, casi impulsivo, en esta serie de esculturas y papeles, el trazo fue controlado para ser menos caótico”.
Paredes a Impar aporta obras como Potykuru (capullo), tiene una base sobre la pared y una perpendicular, que se complementa con la proyección de la sombra, así como Panambí Verá (mariposa brillante) donde la luz juega un papel fundamental, y produce diferentes efectos de despliegue de sombras según la luz. Otra, La chipa, es como un chip enredado, “y creo que para mí es un nexo entre varias series de trabajos. Me gustó mucho esa obrita, son dos paneles, unidos por los laterales”.
También expone El kyta (punto) verde, “es una serie de calados de Mdf, montado en capas sobre el mismo marco; todo es de color blanco, salvo un punto que se percibe en la última capa. En este sentido, la naturaleza o la selva, que siempre fue una constante en la obra, se ve representada solamente en un punto verde. Por último, llevo torres de madera que no están listas todavía, blancas y negras”. 
En síntesis, en Galería Palatina, Andrés Paredes mostrará 12 cuadros de papeles calados en marcos; tres cajas objetos de Mdf calados y tres objetos de pared (como la mariposa) y cuatro torres esculturas.