Ramón Ayala festeja con música los 50 años del gualambao

El ritmo se inserta dentro del repertorio provincial junto a la galopa, la canción misionera, el chotis y la polquita rural, otorgándole a la región una identidad.
jueves 22 de marzo de 2007 | 0:00hs.
El artista popular.
El artista popular.
El gualambao, ancestral instrumento del Paraguay con denominación de extraña sonoridad brasileña, sintetiza dos tipos de música que corresponden a dos tipos humanos -el paraguayo y el brasileño- distintos pero con un común denominador: el ámbito geográfico. También da nombre al ritmo que popularizó Ramón Ayala y del cual celebrará ahora los 50 años con una gira.
“El gualambao de 1957 va camino a convertirse en un ritmo de interés provincial”, decía Ramón en el 2000. El ritmo había sido escuchado por primera vez a mediados de marzo de 1963 en el Club Progreso de Posadas, auspiciado por Los Amigos del Arte, con ilustraciones de danza por parte de los hermanos Urdinola, según publicó entonces el diario El Territorio.
“Este ritmo como el buen vino, estuvo añejándose adquiriendo su razón de ser porque ingresar en un ámbito rítmico como es el Litoral con algo tan especial como el gualambao parecía ser una quijotada. Pero pasó el tiempo suficiente y ahora vengo cada tanto para dictar talleres”, aseguró el Mensú. “La conciencia es el motor del ser y mi conciencia me indica que debo seguir, que la provincia lo requiere”, agregó.

Aquella polémica
Se le cuestionó alguna vez al gualambao similitudes con cierto ritmo cubano, que ni en Cuba reconocieron (un Ramón Ayala de mente abierta, no tardó en aceptar las diferencias de opiniones renegando de verdades absolutas)  y que significaron su aclaración: “Yo fui amigo de Lázaro Fluri (musicólogo citado por el cuestionador) y él mismo se interesó mucho por el gualambao y consignó en su libro mi autoría. Era yo el propulsor de la música que identificara a Misiones”. 

Poca difusión
Según recordó recientemente Ricardo Ojeda a El Territorio los ritmos de Misiones son cinco y en este orden: galopa, gualambao, canción misionera, polquita rural y chotis.
Asimismo señaló que la intención de los creadores del Festival del Litoral fue que el festival mostrara estos cinco ritmos, para diferenciarse, por ejemplo, de Corrientes, que tiene el chamamé como ritmo que representa su identidad cultural, o de los santiagueños que tienen la chacarera, los salteños sus vidalas, los porteños el tango, los entrerrianos la chamarrita.
Sin embargo en la última edición se ejecutaron formas musicales como el chamamé, que coparon la escena y no dejaron prácticamente espacio para ritmos misioneros .
Muchos espectadores y artistas, como los Tucu Tucu, se perdieron de escuchar  versiones de gualambao, galopa, canción misionera, polquita rural o chotis.


Recorrido por el norte
El cantautor y poeta, el artista misionero Ramón Ayala, recientemente llegado de Oberá donde participó del Encuentro de Escritores, brindó ayer una conferencia de prensa en el Hotel de Turismo en la que se abordaron detalles sobre la gira que emprenderá desde hoy por el Alto Paraná, visitando Montecarlo. Mañana actuará en Puerto Esperanza y el sábado 24 en Puerto Iguazú, festejando el 50 aniversario de la creación del Gualambao. Como anunciara El Territorio hace unos días, Ramón Ayala recorrerá la provincia realizando una serie de actividades relacionadas con su obra musical, plástica y poesía. Las presentaciones se harán en la zona del Alto Paraná donde presentará su última producción “Desde la Selva y el Río”, lugar que inspiró sus más grandes creaciones como “Canción del Iguazú”, “Retrato de un pescador”, “El Jangadero” y “El Mensú” entre otros. Estará acompañado por Rafael Lozina (percusión) y Marcelo Pérez (teclados) y Daniel Prieto (bajo). Hoy estará en La Paloma,  Montecarlo; mañana en el Centro Cultural Ladislao Zimam de Puerto Esperanza; y el sábado 24 actuará en Puerto Iguazú.