domingo 14 de abril de 2024
Lluvia moderada 22.9ºc | Posadas

El calentamiento global cambió el ciclo de plantas nativas en Misiones

El calor en invierno modificó la floración de las plantas. Afecta a los cultivos. E influye en la vida de la gente.

jueves 20 de julio de 2006 | 2:00hs.
El calentamiento global cambió el ciclo de plantas nativas en Misiones
En los últimos días el calor reinó en una provincia que, si bien no se caracteriza por tener un clima frío, nadie esperaba que en pleno mes de julio, por ejemplo, en una heladería se vendiera tres veces la cantidad de productos en relación a esta parte de la temporada de invierno en 2005.
Es una consecuencia simple del cambio climático al que se ve sometida esta zona del globo terráqueo.
En cambio, las modificaciones más complejas y más difíciles de remediar son las que sufre la naturaleza, con respecto a sus cíclos vitales.
Por este tema, El Territorio dialogó con la investigadora y profesora de la Facultad de Ciencias Forestales, Beatriz Eibel.
La profesional está a cargo de las cátedras Agrometorología y Semilla de la facultad situada en la localidad de Eldorado y se especializó en semillas.
Eibel mencionó que el área de la ciencia que realiza la observación, el registro y el análisis de los seres vivos, y que estudia la floración de las especies y los fenómenos periódicos de los seres vivos en general, es la Fenología.
En tanto, la Bioclimatología es la ciencia que brinda las herramientas para relacionar la Fenología con las condiciones ambientales.
La especialista mencionó que en los últmos años se notó un cambio en los ciclos anuales de las plantas autóctonas.
Una de esas especies es el lapacho, el cual solía tener una soloa floración anual.
En cada ciclo florecía, tenía frutos y se dispersaba. Ese ciclo era largo y marcado por las estaciones. La floración normal era en la segunda quincena de junio.
Sin embargo, por la falta de frío y de lluvias, cada proceso se aceleró y entonces florece hasta tres veces en un año, lo que puede observarse en toda la provincia.
Según Eibel, lo mismo pasa con la pitanga, que a fines de agosto  vuelve a florecer.
La entendida en la materia agregó que “para quienes dependen de la fruta, como los productores de duraznos de Cerro Azul, es muy complicada esta situación, dado que no hay una floración fuerte en la primavera, y las que hay son pequeñas y débiles”.
También se refirió a otras especies, como el cedro, que sigue su ciclo normal, dado a que no es una planta sensible a los cambios.
Asimismo, aseguró que en los 30 años de registro en Misiones no hubo sequías tan pronunciadas como este año.
“Hay especies nativas que no  sufren el cambio y se adaptan, quizás porque esto es cíclico”, reflexionó la investigadora.
En este sentido, Beatríz Eibel aseguró que los cambios, por ahora, “no perjudican a la planta, pero sí al hombre que espera las cosechas”.
Según Eibel, de las especies vegetales “unas cambiarán, otras mutarán y otras tal vez no aguanten el cambio”.

El Calentamiento Global
Alfredo Yaquinandi, computador científico y uno de los meteorólogos más reconocidos en la provincia, explicó a este diario de qué se trata el Calentamiento Global y el Cambio Climático, y cómo y porqué inciden en Misiones.
“No podemos vivir sin agua. Marte y Venus la tuvieron y un proceso desbocado de ‘efecto invernadero’ la evaporó. Fue una reacción en cadena: el calentamiento de los océanos generó vapor de agua y cuando hubo suficiente vapor en la tropósfera, el vapor atrapó la energía térmica procedente de la superficie y la temperatura del agua del mar aumentó aún más, generando más vapor”, explicó Yaquinandi.
Y continuó: “para iniciar el proceso sólo bastan 27ºC de temperatura de superficie del mar. Un huracán como Katrina, mostró temperaturas oceánicas de 26ºC en el mar caribeño”.
“Hasta ahora la tierra se salvó gracias a las corrientes oceánicas que enfrían las aguas en los polos. Pero el Polo Norte se disolvió en gran parte el verano pasado. Groenlandia y la Antártida llevan una disminución de un 40% en su plataforma de hielo, a un ritmo de 152 kilómetros cúbicos al año. Vamos en camino y ya no nos queda otro planeta de repuesto”, sentenció el meteorólogo.
Aseguró también que “hay retorno todavía, pero los beneficios no serán inmediatos”.
 Yaquinandi precisó además que “la Universidad de Washington (en 2005) calculó un grado y medio de calentamiento atmosférico en la franja tropical durante los últimos 25 años. La expansión resultante del aire ha desplazado la frontera tropical hacia los polos. Así, siendo que su latitud Norte y Sur originales eran de 23,5º, pasaron a la latitud 30º de ambos lados”.

La región y los cambios
El profesional del clima comentó que “desde el ‘80 estuvimos bajo el efecto de corrientes climáticas como el Niño o la Niña, funcionaba como una máscara que no permitió que se sientan claramente los cambios de temperaturas globales en esta zona. Ahora no están más y eso llama la atención. En estos momentos los océanos están normales, no generan nada y tenemos el clima normal, lo que permite ver sus cambios”.
Uno de los factores que podemos notar como cambio climático en la provincia es el corrimiento de jet subtropical (corriente en chorro de vientos de altura). Estos vientos se dirigían hacia el Sur de la provincia y ahora se desplazaron hacia el centro del Litoral, a la zona de Paso de los Libres.
Ahora, en ese sector de  Corrientes se produce el encuentro de masas de aire cálido del Norte y frío del Sur, lo que hace que se generen lluvias más abundantes. Esto sucedía antes en Misiones.
Al detenerse los frentes débiles del Sur en Corrientes, ya no pasan por Misiones, circunstancia que reduce las “refrescadas” en la provincia y prolonga en demasía los intervalos entre precipitaciones.
Otro cambio en el clima misionero que reconocerían el mismo origen es la falta de las “tormentas de verano”. Esto se debe a la rápida caída de la humedad que provoca un sol de intensidad extrema durante todo el verano, con lo que la lluvia no se produce.

El viento Norte seco continúa
“El predominio de vientos del Norte en invierno que mantienen altas temperaturas por períodos muy prolongados y el aumento de la energía geopotencial, que genera tormentas eléctricas de inusual severidad durante todo el año, son cambios irreversibles para el clima misionero”, finalizó Yaquinandi. Por lo pronto, al menos hasta el viernes no lloverá en la provincia y el calor seguirá vigente, desafiando al invierno.


La venta de helado se triplicó
En la ciudad de Posadas, según pudo constatar El Territorio,  las heladerías más importantes de la capital misionera multiplicaron la venta de helado por tres.
Las cifras son claras: en la misma época del año pasado vendían 30 o 40 baldes de 20 litros de helado por día; ahora venden entre 80 y 90.
Según manifestaron especialistas en el rubro de la heladería Vía Chero, estas cifras son “sorpresivas”.
En inviernos pasados, algunas heladerías cerraban sus puertas por el frío.
Por otra parte, en el rubro textil las sorpresas no son muchas.
Omar Ciccioli, gerente del local comercial Galver, mencionó que la mercadería de invierno fue recibida en febrero y que el stock se está acabando.
En este sentido, dijo que ya están por pedir la mercadería correspondiente a la temporada de verano, como lo hacen todos los años en estas fechas.


El Día Mundial del Salto

BUENOS AIRES (Clarín). Según el profesor Hans Peter Niesward, si 600 millones de personas en el hemisferio occidental saltaran al mismo tiempo, la fuerza generada provocaría un desplazamiento de la órbita, produciendo la detención del calentamiento global, la extensión de las horas del día y la creación de un clima más homogéneo.
Alguna vez se dijo que si todos los chinos daban una patada al suelo al mismo tiempo, el mundo temblaría. También se advirtió que si se lograba modificar artificialmente el cauce del río Volga, podría modificarse el eje de la Tierra. A no olvidarse de aquella idea que incitaba a unir el polo Norte con el polo Sur mediante una cadena de personas tomadas de las manos, para que al dar un paso hacia adelante, se lograra retrasar la velocidad de rotación del planeta.
No conforme con tantas teorías en las que un pequeño esfuerzo del hombre representa un gran movimiento para la humanidad, un dudoso científico alemán promete que un salto alcanzaría para modificar la órbita terrestre y mejorar el clima, por lo que propone que mañana sea el Día Mundial del Salto.
La idea parece una solución sencilla a un problema complejo: ante el deterioro de la Tierra y sus consecuencias climáticas, basta con tomar impulso y despegarse del piso por unos instantes.
Para sumarse, alcanza con verificar en el sitio el horario en que corresponde saltar según el huso horario en el que se habite y empezar la cuenta regresiva, ya que en el caso de Argentina, la hora señalada es a las 7:39:13 de la mañana del jueves 20.
Te puede interesar
Ultimas noticias