River copó el Desafío y se quedó con el segundo clásico

River Plate superó con total justicia a Boca Juniors anoche por 3 a 0, quedándose con la “Copa Desafío”, en lo que fue el segundo clásico del año.Jonathan Santana, Daniel Montenegro y Gustavo Oberman fueron los goleadores del encuentro.
miércoles 18 de enero de 2006 | 2:00hs.
El desempeño de los suplentes de River no dejó dudas y permite albergar esperanzas de cara al futuro.
El desempeño de los suplentes de River no dejó dudas y permite albergar esperanzas de cara al futuro.
(Especial). River Plate superó con total justicia a Boca Juniors anoche por 3 a 0, quedándose con la “Copa Desafío”, en lo que fue el segundo clásico del año.
Jonathan Santana, Daniel Montenegro y Gustavo Oberman fueron los goleadores del encuentro.
La primera oportunidad la tuvo el volante de Boca Neri Cardozo, a los tres minutos, quien enganchó ni bien pisó el área de Carrizo y remató cruzado, pero el uno respondió bien y mandó la pelota al córner. River, en tanto, todavía estaba lejos, pero en una jugada en la que se asociaron el Rolfi Montenegro y Darío Conca, cuando transcurrían tan solo nueve minutos, fue Jonathan Santana quien interrumpió para sacar un tremendo zurdazo cruzado que dejó al Pato Abbondanzieri revolcado en el piso.
River se ponía en ventaja tempraneramente, sin haber hecho más que Boca. Sólo el gol. De todas maneras, el Xeneize seguía yendo para adelante, con Cardozo como conductor, la colaboración del colombiano Guarín para recuperar y distribuir y con el aporte que le daba al equipo la experiencia de sus delanteros.
Con un ida y vuelta constante, River y Boca siguieron buscando el gol, pero el primer tiempo concluyó con la mínima diferencia en favor de los millonarios.
En el complemento el partido continuó con la misma intensidad, con un Boca decidido a igualar el encuentro, aunque en un veloz contraataque, el volante Daniel Montenegro le ganó a tres defensores y ante la salida de Abbondanzieri la colocó de emboquillada con gran categoría para decretar el 2-0.
Boca no cesó en la búsqueda del descuento y a los 80 minutos se lo pierde el mellizo Barros Schelotto, -intrascendente como en toda la noche- y en la contra, un grave error del arquero de Boca,  quien recibió un pase atrás del Cata Díaz, le regala el tercer gol a Oberman.
Una contundente victoria de Ríver que le permite recuperarse anímicamente de cara a lo que viene  ante los bolivianos por la Copa Libertadores de América.


Luciano Figueroa ya es de River
El delantero Luciano Figueroa, procedente del club Villarreal de España, se convirtió ayer en uno de los nuevos refuerzos de River Plate con vistas al próximo torneo Clausura y la Copa Libertadores de América, según informaron fuentes del club “millonario”.
River adquirió el 50 por ciento del pase del ex jugador de Rosario Central en dos millones de dólares, que pagará durante dos años, a través de cuatro cuotas semestrales. El contrato del goleador será por un año y medio.
Sin embargo, la operación no fue oficializada por parte de los dirigentes riverplatenses, ya que éstos deben presentar los avales y garantías de pago.
El pase de “Lucho” se cerró de palabra ayer por la tarde, luego de una reunión entre el presidente de River, José María Aguilar, los directivos del Departamento de Fútbol Mario Israel y Rodolfo Cuiña, el consejero deportivo del Villarreal, José Manuel Llaneza, y Jorge Figueroa, padre y representante del jugador.
Figueroa, de 24 años, viajará en las próximas horas a la Argentina para sumarse a los entrenamientos del equipo de Daniel Passarella.
El delantero quería volver al país para poder mostrarse ante José Pekerman, entrenador del seleccionado, y tener continuidad de cara al próximo Mundial, ya que en España juega poco. Además Villarreal necesitaba transferirlo para liberar un cupo de extranjero para la llegada de Guillermo Franco.
Jonathan Santana festeja su gol frente a Boca. Después convertirían el Rolfi Montenegro y Gustavo Oberman.
El primero en Salta.
El desempeño de los suplentes de River no dejó dudas y permite albergar esperanzas de cara al futuro.
Sin fisuras.