Preocupación por paraguayos que viven en una isla argentina

Miércoles 20 de abril de 2005
Unas doce familias paraguayas viven en la isla argentina Marcos, al norte de la Isla Apipé sobre el brazo San José Mí, lo que genera un problema a la hora de resolver límites y soberanía.
    El intendente del municipio de San Antonio, José Ojeda, dijo que es un problema difícil de resolver. En tanto que las fuerzas de seguridad, Prefectura Naval Argentina y Migraciones, sobre la aplicación de leyes en islas argentinas con aguas paraguayas, coincidieron en que está en un proceso de adaptación al Mercosur.
En el acto por límites y soberanía, que se realizó en Ituzaingó, José Ojeda manifestó que las familias viven desde hace mucho tiempo en la isla, los chicos con edad escolar cursan en la escuela de la isla San Antonio y hasta se emanciparon algunas personas.
Estas familias asentadas en esa isla también cultivan la tierra con plantaciones estacionales, como maíz y mandioca, además de sandías, entre otros productos. En la última cosecha de maíz, llevaron hasta Ayolas unos 500 kilos del producto.

Lo grave
Estas familias fueron llegando al lugar por la permeabilidad de la frontera sobre el río Paraná (Brazo San José Mí). En principio su actividad principal estába fundada en el acopio de pescados que posteriormente llevaban al Paraguay y, en los últimos tiempos debieron afrontar una barrera: deben pagar “peaje” para pescar en la zona.
La isla Marcos, territorio argentino, está ubicada dentro de los tres kilómetros aguas abajo de la presa Yacyretá y está en zona de exclusión para la pesca. Pero, a simple vista se observan las botellas de plásticos que flotan en el río, posibles indicadores de que en el lugar hay espineles.
La situación es de extrema preocupación para los pobladores naturales de la isla Apipé, y  su intendente, José Ojeda dijo que “nadie sabe en realidad cuál es la verdadera actividad que desarrollan en la zona, el fenómeno pone en riesgo la normal convivencia y la seguridad de los isleños”.
Ojeda dijo también que es incesante el robo de ganado en la zona y que a diario encuentran trampas y lugares dónde son faenados los animales que posteriormente son llevados al vecino país, el lugar esta desprotegido, un solo guardaparque trabaja en el lugar, para cubrir una extensa zona.
La Prefectura Naval no tiene jurisdicción en el agua, pero si puede actuar en tierra. La situación  limítrofe de las islas argentinas en aguas paraguayas y viceversa, deja en duda sobre cuál es el rol que debe cumplir la fuerza en la zona.
Según el Prefecto Cardozo, se debe respetar este límite y además que las aguas de los ríos internos son comunes. El jefe de la fuerza pidió informe a los superiores para conocer la situación y determinar el ámbito de aplicación de la ley dentro de la jurisdicción, además coincidió Marta Aguirre, delegada de Migraciones en Ituzaingó, al expresar que la ley de migraciones está en un proceso de adaptación al Mercosur y que poco se puede hacer al respecto ya que esta institución se maneja con disposiciones y resoluciones hasta se reglamente la nueva ley.