El museo Aníbal Cambas se prepara con vistas a su inauguración

Martes 18 de marzo de 2014
El Museo Regional Aníbal Cambas comenzó a funcionar en el año 1940 y su edificio está erigido en el Parque República del Paraguay de la ciudad. Sus 74 años lo convierten en el más antiguo de Posadas.
En el 2012 comenzaron las obras para la remodelación y ampliación del edificio que será inaugurado dentro de cinco meses, según estimaciones del actual presidente de la Junta de Estudios Históricos de la provincia, Rolando Kegler.
Todavía hay albañiles trabajando en la nueva edificación que es mucho más espaciosa.
Kegler abrió las puertas del museo a El Territorio para dar a conocer las nuevas salas que tendrá este lugar, tan significativo para la historia de Misiones.
La biblioteca que se encuentra en el segundo piso es la única área habilitada. En la mañana de ayer Liliana Rojas, vicepresidente de la Junta, realizaba el arduo trabajo de clasificación de los volúmenes junto a otras mujeres.
También en el segundo piso estará el sector de las exposiciones que lleguen al museo. El amplio salón tiene en el medio vidrios en los que se colocarán las obras en ambos lados.
El primer piso, por su parte, tendrá por finalidad la realización de los talleres. Todo eso en el nuevo edificio.
En el antiguo, en tanto, se realizó un trabajo de remodelación y puesta en valor. “Cuando esta comisión directiva, que actualmente está al frente de la Junta de Estudios Históricos se hizo cargo, teníamos algunos proyectos con relación al museo que era poner un entrepiso de madera. En eso estábamos abocados cuando fuimos invitados por el Gobierno provincial a su proyecto de ampliación”, contó Kegler mientras mostraba las nuevas instalaciones que también incluyen un auditorio para unas 150 personas.
El proceso de construcción del nuevo edificio viene del año 1995 pero por distintos motivos no pudo llevarse a cabo hasta hace dos años y medio atrás. Sin embargo, ante la inminente ejecución del proyecto, el museo está cerrado al público desde 2010.
“Cuando el proyecto estaba encaminado, nos encontramos con que había un parquecito dentro del inmueble que de alguna manera debía llevarse a otro lugar porque la parte nueva iría ubicada allí”, explicó el hombre que se desempeña como presidente desde hace nueve años.
Cuando finalmente el parque fue trasladado a otro sitio se encontraron con que una parte de la Cámara de Diputados también ingresaba dentro del inmueble. Tuvieron que esperar a que se terminara de construir el nuevo recinto para poder empezar a con la ampliación. Para ello tuvieron que esperar un lapso de tres años más.
“Resulta que las remodelaciones son muy complicadas porque hay que cuidar todos los detalles. Se limpió ladrillo por ladrillo. Se hizo un proceso de conservación para que esto aguante 100 años más. Se cambiaron las aberturas que eran de madera y estaban todas podridas. El techo era de zinc con instalación interna de desagües, las hojas de los árboles que estaban alrededor entraban y hacían que se rebalse y entraba agua”, explicó Kegler sobre las refacciones.
Anteriormente, la entrada al museo desembocaba en la calle Alberdi. Ahora, sin embargo, estará frente al parque. En la entrada, según señaló el presidente, habrá stands donde se comercializarán libros sobre la historia de la Junta y del museo. Además de vasijas elaboradas de manera artesanal con las técnicas de los guaraníes.
También planean realizar espectáculos teatrales al aire libre como una forma de difundir las producciones locales.

Puesta en valor
Kegler señaló que antes de las refacciones se organizaban visitas de las escuelas para que recorran el museo. “Contábamos con algunos problemas de espacio. Teníamos exhibido, no diría lo más importante sino lo que podíamos, porque teníamos muebles antiguos, espacios reducidos, muchos bienes guardados donde no se accedía”, se lamentó. Sin embargo, apuesta a que este será el museo más cómodo, más lindo y moderno de la región.
“Tenemos armamentos de la guerra del 70 y animales disecados. Hoy queremos tener un museo antropológico, la biblioteca histórica, una hemeroteca con diarios de principio de siglo hasta ahora. Diarios donde están la historia de Misiones”, adelantó.
Los tesoros que tiene este preservador de la historia son elementos líticos, piedras de hace nueve mil años, colecciones de aborígenes guaraníes, de los Aché Guayakí, y parte de los bienes de las Misiones Jesuíticas. Asimismo, una canoa de la época de los jesuitas, entre otras.

75 años de la junta
La Junta de Estudios Históricos de la provincia se formó en 1939 de la mano del escribano Aníbal Cambas. Desde entonces su misión es instalar la historia regional y misionera en la historiografía nacional.
“Se habían olvidado de Artigas, Guacurarí, que había que rescatar. Creemos que hoy a instancias de la junta, Guacurarí está instalado: tenemos un municipio con el nombre, tenemos un estadio de fútbol, una cantata del general indio, tenemos poesía y el monumento en Buenos Aires que se inauguró sobre la avenida 9 de Julio a unas cuadras del Obelisco”, enumeró Kegler como uno de sus logros.
Otro de sus funciones es la conservación de bienes a través del museo, objetos que reviven la historia misionera desde 9 años atrás.
“Estamos muy contentos de que estemos en plena marcha con Andrés Guacurarí instalado en la historia misionera como prócer y, por supuesto, pronto a inaugurar este museo”, finalizó.


Ceremonia aniversario
La ceremonia por el 75º aniversario de la Junta de Estudios Históricos de la provincia de Misiones se realizará este jueves a partir de las 19 en el tercer tramo de la costanera.
El programa incluye la incorporación de miembros, las palabras del presidente, Rolando Kegler, actuación del Conjunto Folclórico y el cierre con un brindis.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina