Qué ocurrió el 9 de julio de 1929

Domingo 20 de octubre de 2013
Cuando la Societe Generale Aeropostale francesa, pionera de los vuelos postales, decide volar cielos australes, Antoine de Saint Exupery ya trabajaba en ella. La empresa recala en Buenos Aires y abre las rutas aéreas hacia el Sur, al Oeste hacia Chile, volando sobre la Cordillera, y hacia el Norte, hacia Paraguay.
El 9 de julio de 1929 se inaugura en Posadas, que era escala en los vuelos a Asunción, la filial misionera de la Aeroposta Argentina que ya dirige Saint Exupery. La filial tendrá su local en el centro posadeño, en la calle San Martín 339, al lado de la Catedral.
Los vuelos desde Buenos Aires en los frágiles Laté 25 se suceden con puntualidad, haciendo escala en Concordia, Monte Caseros, Posadas. Y de aquí a Asunción. “Quedó inaugurada la Estación Aeropostal”, dice El Territorio del 11 de julio de 1929. Menciona la pista situada a dos leguas (casi diez kilómetros) de Posadas.
En nombre de la Comisión de Festejos hizo uso de la palabra Jerónimo Coutuné. Había llegado desde Buenos Aires el primer piloto de la línea en pisar suelo misionero, Vachet, que traía como primer pasajero, al reconocido vecino Luis Quaranta, precursor de las alas misioneras y del avión sanitario.
Se anunciaba también que el avión partiría al mediodía en un vuelo sin escalas a las Cataratas de Iguazú con el pasajero Croissient para hacer un prolijo estudio y exploración de las costas del Iguazú y de las inmediaciones de las imponentes aguas. El sábado 13 de julio de ese año se publicó en El Territorio el primer aviso de la Aeroposta. El primer vuelo, del martes 16 de julio, proveniente de Asunción, piloteado por Selvetti asistido por el mecánico Gutiérrez, había despegado de la capital paraguaya a las 6 de la mañana, arribando a Posadas a las ocho. Quince minutos después, partía a Buenos Aires, adonde arribó a las 12:50.
En adelante se publica en el diario el movimiento aéreo de arribos y partidas. Se sabe por esa información que eran pilotos de la línea, Ficarelli Gross, Lartigany el segundo mecánico Queirolo.
A fines de julio de ese año se constituyó el Aeroclub Posadas tras una reunión celebrada en el Palace Hotel, patrocinada por la Comisión Pro Base Aérea con el objeto de dejar constituida la primera asociación aeronáutica misionera.

Al mes una tragedia
Al mes siguiente el épico emprendimiento se cobraría su primera víctima. El 16 de agosto de 1929, habiendo partido desde Asunción a las cinco de la mañana el avión postal se vio envuelto en una cerrada niebla cuando sobrevolaba el paraje Caballero, a cien kilómetros de la ciudad.
El Laté 25 había despegado de Campo Grande piloteado por Ficarelli. Viajaban con él, Luis Quierolo, mecánico y Ramón Carter, empleado de la compañía yerbatera Pedro Núñez, como pasajero. La falta de visibilidad obligó al piloto a volar a baja altura para no perder la ruta, impactando contra un cerro, en el paraje Mbocayá, frente al kilómetro 97 de la vía férrea paraguaya. El diario La Razón de Buenos Aires publicó una breve semblanza del piloto fallecido en el accidente. Ficarelli era oriundo de Rosario, nacido en 1895.  
Era instructor de la Escuela Civil de Aviación. Había ingresado a la Aeropostale francesa en 1928, y transferido a la Aeroposta Argentina en 1929.
Se inauguraba en esos días la conexión Francia-España con Argentina. Los aviones partían de Toulusse y hacían escala en Barcelona, Alicante, Málaga y llegaban a Buenos Aires ocho días después.

Por Javier Arguindegui
javierarguindegui@hotmail.com


:: Notas relacionadas
Época dorada de la aviación misionera
Quaranta, el samaritano del aire
Rosa entre los pilotos
“Nos guiábamos por las vías del  tren cuando nos perdíamos”
Aterrizó entre dos plantas de naranja
Llovió plata y nadie  estaba para recibirla
Volar te da la sensación de ser el verdadero dueño del viento
Las grandes tragedias en Misiones
El campeón mundial de vuelo a vela

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina