A punta de cuchillo robaron 5.000 pesos a comerciante en Oberá

Lunes 18 de julio de 2016
Yamila Correa fue sorprendida en su local de Villa Lindstrom. | Foto: Daniel Villamea
Minutos de terror padeció una comerciante que fue asaltada por dos delincuentes que irrumpieron en su local y la ataron al lado de su pequeña hija que dormía. Los ladrones escaparon del lugar con 5000 pesos en efectivo, un celular, una cámara digital y varios comestibles.
El hecho se registró el viernes, alrededor de las 18.30, en perjuicio de Yamila Tamara Correa (25), propietaria de una distribuidora de productos alimenticios ubicada en avenida Guayaba al 2600, en el barrio Villa Lindstrom de esta localidad.
La mujer y su familia residen en la planta alta del mismo local y al momento del atraco su esposo se encontraba de reparto, circunstancia que los delincuentes habrían aguardado para dar el golpe sin impedimentos.
Según Correa, a esa hora se hallaba sola en el negocio y fue sorprendida por dos jóvenes, de entre 18 y 20 años, quienes usaban ropa oscura, gorras y bufandas. Uno hizo las veces de campana en la puerta, mientras su cómplice la amenazó con un cuchillo para que le entregue el dinero.
La hizo ascender a la planta alta, donde la ató de pies y manos con toallas. En el mismo cuarto dormía su pequeña, por lo que la mujer le entregó todo lo que tenía y rogó que no le hicieran daño a la nena.
Antes de irse, los delincuentes tomaron algunas mercaderías y salieron caminando por la misma avenida. Según fuentes del caso, la mujer logró deshacerse de las ataduras y recurrió a un vecino para que dé aviso a su esposo y a la Policía.
Intervino el destacamento del barrio Cien Hectáreas, aunque hasta el momento no lograron dar con los autores del hecho.
En tanto, la víctima habría manifestado su intención de cerrar el comercio de manera definitiva, puesto que no sería la primera vez que les robaron.
Vecinos de la zona lamentaron que los hechos de inseguridad son habituales. Barrios como Londín, Villa Lindstrom y Villa Stemberg conforman un sector crítico por la cantidad de hechos que se suceden.

Le desvalijaron la casa
Otro hecho de inseguridad ocurrido en Oberá tuvo como protagonista a Carmen Maciel (52), quien padeció un sinsabor tras otro. Primero le diagnosticaron cáncer de mama y tuvo que dejar su empleo para someterse al tratamiento.
Luego, cuando tuvo que viajar a Posadas para ser intervenida quirúrgicamente, delincuentes aprovecharon su ausencia y le desvalijaron su casa en el barrio de Loma Porá.
Hoy, la mujer afronta la doble misión de conseguir los recursos para continuar con el tratamiento médico e ir reponiendo los elementos que le sustrajeron de su domicilio.
“Me operaron en el Madariaga y en mi casa no quedó nadie, por eso cuando volví me encontré con que me habían robado. Me limpiaron la casa”, graficó con bronca la damnificada.
Cada tres semanas debe viajar a Posadas para control. Para colmo, su hijo de 19 años también afronta problemas de salud.
Enfermera de profesión, Maciel comentó que “entre las cosas que me robaron estaba la cocina, que necesito mucho porque hago tartas para vender para pagarme los viajes. Ahora organicé una rifa para ver si puedo comprarme otra, porque no hubo novedades de las cosas que me robaron”.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina