Finalmente, la Provincia tomó posesión del ex Hotel Savoy

Miércoles 13 de agosto de 2014 | 06:40hs.

Poco antes de las 10 de la mañana de ayer, mediante las autoridades de la Dirección General de Rentas (DGR), el Gobierno de Misiones tomó la posesión del histórico y centenario edificio del ex Hotel Savoy, tras poco más de dos años de sancionada la ley que declaró a esa edificación sujeto a expropiación.

 

Desde entonces no había acuerdo en varios puntos entre el Estado misionero y el propietario del hotel, por lo que la suerte del corroído edificio había quedado en manos de la Justicia.

 

El edificio, ubicado en la esquina de las calles Colón y Sarmiento de esta capital provincial, fue declarado patrimonio municipal en el año 1996 y luego, en el 2003, patrimonio provincial.

 

Esas dos nominaciones fueron las que abrieron el camino para que finalmente, en el 2012, se lo declarara de utilidad pública al efecto de expropiarlo, tasación mediante y puesta de acuerdo entre las partes. Hasta el pasado mes de junio se sabía que este desenlace ya había originado controversias que se dirimían en un Juzgado Civil de Posadas (expediente 8023/13) y se presumía por entonces que la puesta en marcha de la remodelación y conversión a museo, iría para varios años.

 

La toma de posesión por parte del Estado provincial abre ahora -otra vez- la posibilidad certera de avanzar con el proyecto presentado años atrás, la de convertirlo en el Museo de Civilización, Cultura e Inmigración.

 

El proyecto fue elaborado y presentado por el propio presidente de la Cámara de Diputados, el ex gobernador Carlos Rovira. La norma busca rescatar para la comunidad el valor histórico de la construcción, ya que se trata de un espacio de indudable importancia en la comprensión de la evolución estructural y urbana de la ciudad de Posadas, cuya entidad monumental singulariza de manera contundente el encuentro de dos mundos, nuestra cultura ancestral y originaria, y aquella que inmigró de tierras lejanas para arraigarse y fundirse en la tierra que los abrigó como hijos”, detalla Rovira en los fundamentos del proyecto.

 

A mediados del año pasado, los abogados de la sociedad Taguato, la representante oficial de los propietarios del histórico edificio, pudieron acceder al citado expediente y se anunció que el Gobierno provincial a través de la Dirección General de Rentas (DGR) habría depositado casi 13 millones de pesos. Pero El Territorio pudo confirmar que esa cifra era falsa y los propios abogados lo desmintieron y detallaron que el valor se había fijado en los 6 millones de pesos.

 

Por entonces, ya el Ejecutivo provincial había dispuesto que una vez obtenida la posesión se le entregara de forma inmediata a la DGR, conforme lo que se había decretado. Y eso ocurrió ayer en la mañana.

 

Los puntos en objeción
A mediados de junio El Territorio publicó lo detallado por los representantes legales de la firma Taguato, tras haber tomado vista del expediente (Provincia de Misiones c/Taguato Sociedad en comandita por acciones s/expropiación irregular), en el cual se pudo saber que el propietario cuestionó entre otros aspectos “que dicho organismo fiscal no puede actuar como sujeto expropiante, conforme la ley provincial de expropiaciones, ni ser representante del Estado provincial en la causa, siendo que tampoco está autorizado expresamente por la ley que lo declaró de utilidad pública”.

 

Además los propietarios habían dejado sentado que se oponían a que se amplíe la declaración de utilidad pública a otros dos inmuebles linderos al Savoy (sobre calle Sarmiento) manifestando que estos “no forman parte del antiguo hotel”, y aún se oponen al precio que la Provincia pretende abonar, exigiendo peritar la valuación realizada por el Tribunal de Tasación en el año 2012.

 

Un historia que se escribe desde 1912
En el año 1912 Domingo Barthe comenzaba a construir en Posadas el Palace Hotel y se lo inauguró recién cerca de 1920. Domingo Barthe le había prometido al gobernador Barreyro que lo haría en 1919 como parte de un ingenioso plan turístico que ofrecería como destino las Cataratas del Iguazú, con escala ineludible en Posadas, potenciando a su vez, la actividad de su propia flota de vapores.

 

Pero Barthe murió en Francia en enero de 1919, por lo que el lujoso hotel (dos subsuelos, tres plantas, 50 habitaciones, caldera, usina, caballeriza, ascensor) fue inaugurado por su hijo homónimo Domingo Barthe Cueto (entre 1920 y 1922) o bien por Pablo Adam (ya nuevo dueño en 1924), por habérselo transferido Juan Barthe (que falleció en Posadas en 1921) de la sociedad Barthe Hermanos, o los herederos.

 

Según se lee en avisos publicitarios en diarios y guías de la época, mantuvo su nombre original por lo menos hasta 1930, cuando se lo rebautizó Hotel Savoy. En adelante cambió varias veces de propietario y concesionario, declinó hacia los 60 el esplendor que le diera fama y finalmente quedó abandonado desde los años 90.

 

La contienda moderna por el Hotel Savoy cumplió 20 años. Por primera vez, en marzo de 1994, el último propietario (la sociedad comercial Taguato) denegó el acceso para que se realice un relevamiento físico y desde que fuera declarado patrimonio municipal (1996) y provincial (2003) comenzó a plantear sus reservas judiciales (expediente 5600/02). Aunque por razones de seguridad se realizaron ensayos y pruebas de resistencia de los balcones, se apuntaló la losa del primer piso y finalmente se lo valló en el 2001.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina