Obispo dijo que el Gobierno de Menem ofreció dinero para acallar críticas

Miércoles 18 de mayo de 2005
Un influyente obispo argentino, Rafael Rey, denunció ayer que el Gobierno de Carlos Menem (1989-99) le ofreció a la Iglesia Católica unos 300.000 dólares mensuales para que acallara sus críticas por la situación económica, en otro capítulo de un escándalo por el pago de salarios secretos a ex funcionarios.
En diálogo con un medio, Rey indicó que el Ministerio del Interior le ofreció 300.000 pesos (igual en dólares) mensuales de forma "no transparente" y dijo sospechar que la intención era que no continuara criticando el modelo neoliberal del Gobierno de Menem.
Rey, entonces titular de la influyente entidad benéfica Cáritas, de la Iglesia, señaló que la propuesta la realizó el ex ministro del Interior, Carlos Corach, uno de los hombres fuertes de la administración de Menem, quien le dijo que ese dinero no podía ser utilizado "en proyectos públicamente conocidos".
"Le dije que Cáritas acostumbraba a recibir dinero para llevar adelante proyectos sociales que fueran públicamente conocidos y por los que siempre rendíamos cuentas. Como vi que eso no era transparente, como no me gustó, entonces rechacé el ofrecimiento", dijo el religioso.
"Me ofreció esos 300.000 pesos por mes de los que se ha hablado tanto", afirmó al referirse a una denuncia periodística del fin de semana pasado.
El obispo dijo tener "toda la sensación de que me habían llamado al ministerio del Interior para que me callara, para que no siguiera criticando al gobierno".
Rey realizó la denuncia en medio del escándalo desatado por los pagos de sueldos secretos con fondos reservados a ex funcionarios de la administración Menem, en una causa judicial que lleva adelante el juez Jorge Ballestero.

Lozano cobraba sobresueldos
Santiago Lozano, quien fuera colaborador del peronista José Luis Manzano en el Ministerio del Interior de 1991 a 1992, ratificó a la Justicia que en aquella época cobraba sobresueldos como subsecretario de Asuntos Institucionales, informaron ayer fuentes judiciales.
El ex 'número dos' de la entonces secretaria del área, Adelina Dalesio de Viola se presentó el lunes a declarar como testigo en la causa en que se investiga si se cometió "peculado" con el reparto de suplementos salariales durante el Gobierno de Carlos Menem. La audiencia se celebró en el juzgado federal número dos de Jorge Ballestero, con la presencia del fiscal Paulo Starc. Lozano ya había faltado cinco veces a la citación y el juzgado analizaba la posilidad de ordenar su traslado compulsivo a tribunales federales.


Camilión recibía 5 mil dólares más
El ex ministro de Defensa, Oscar Camilión, reconoció ayer que además de cobrar un sobresueldo de 30 mil pesos/dólares mensuales, también percibía un monto de cinco mil pesos en concepto de gastos protocolares.
"Exacto", respondió Camilión, cuando se lo consultó sobre si, además de su sueldo en blanco, recibía, mensualmente, 35 mil pesos/dólares.
"Así es", percibía un sobresueldo y gastos protocolares, admitió, en diálogo con un medio el ex funcionario, quien detalló que cobraba "cinco mil" pesos como gastos protocolares, y "30 mil" pesos como sobresueldo.
En rigor, Camilión ya había reconocido la percepción del sobresueldo de 30 mil pesos el año pasado durante su paso por el gabinete del ex presidente Carlos Menem, al declarar ante el juez en lo Penal Económico Julio Speroni, para justificar una cuenta bancaria que dijo tener en Suiza con dos millones de dólares.
El ex ministro de Defensa del menemismo, además, se encargó de aclarar que en la cartera que comandó no había secretarios ni subsecretarios que percibieran igual beneficio, a pesar de que la multiprocesada y ex plurifuncionaria menemista, María Julia Alsogaray, había dicho que se trataba de una práctica generalizada en las altas esferas de los ministerios.
"No había sobresueldos en el Ministerio de Defensa; los subsecretarios y secretarios de Defensa no percibían ningún sobresueldo", dijo.
Cuando se le preguntó sobre si miembros de las Fuerzas Armadas podrían haber recibido sobresueldos, Camilión dijo: "no, por lo menos que yo sepa".
Luego, Camilión abundó acerca del tema de los sobresueldos. Al respecto, el ex ministro de Defensa dijo que hay "que discutir dos cosas: si esto era legal o no era legal, y si políticamente era aceptable o no era aceptable". "Yo parto de la base de que eran legales, ahora podrá la Justicia determinar si era legal o no lo era".