Falleció la última sobreviviente estadounidense del Titanic

Lunes 8 de mayo de 2006
Lilian Gertrud Asplund, de 99 años de edad y última sobreviviente estadounidense del Titanic, falleció el domingo, informaron allegados.
Hay todavía al menos otros dos sobrevivientes del hundimiento del Titanic. Barbara Joyce West Dainton, de Truro, Inglaterra, tenía 10 meses cuando ocurrió el naufragio. Y Elizabeth Gladys “Illvina” Dean, de Southampton, Inglaterra, tenía dos meses de edad.
Asplund, quien era apenas una niña de 5 años cuando ocurrió el histórico hundimiento, perdió a su padre y a tres hermanos -entre ellos un mellizo- en la tragedia del 15 de abril de 1912.
Ronald E. Johnson, vicepresidente de la Iglesia Nordgren en Worcester, Massachusetts, donde se realizarán los servicios fúnebres el miércoles, dijo que ella falleció el sábado. “Se fue en paz”, dijo Johnson.
La madre de Asplund, Selma, y otro hermano, Felix, que tenía tres años de edad, también sobrevivieron al hundimiento del Titanic en las gélidas aguas del Atlántico.
Asplund fue la última sobreviviente del Titanic que recordaba el naufragio, pero ella siempre eludió la publicidad y en muy raras ocasiones aludió al evento.
La familia Asplund abordó el Titanic en Southampton, como pasajeros de tercera clase, en viaje hacia Worcester desde su país de origen, Suecia, donde pasaron varios años. La madre de Asplund describió el naufragio en declaraciones al periódico The Worcester Telegram & Gazette,  después de que ella y sus dos hijos llegaron a la ciudad.
Selma Asplund dijo que la familia se dirigió a la cubierta superior del Titanic luego que el buque se estrelló contra un iceberg. “Podía ver los icebergs a lo lejos”, declaró. “Hacía mucho frío y mis pequeños se apretujaban entre sí tratando de no ser atropellados por la gente en medio de tanta ansiedad... Mi hijita Lillie me acompañó, y mi esposo me dijo ‘Vete. Nosotros iremos en otra lancha’. El sonrió cuando me lo dijo”.
Lillian Asplund nunca se casó y trabajó como secretaria en la zona de Worcester durante la mayor parte de su vida. Se jubiló antes de tiempo para atender a su madre, quien al parecer nunca se logró recuperar de la tragedia.