Irak concentra tropas cerca de Amerli bajo asedio yihadista

Jueves 28 de agosto de 2014

Irak concentraba ayer tropas con el objetivo de romper el asedio impuesto por los yihadistas del Estado Islámico (EI) a la ciudad turcomana chiita de Amerli, cuyos habitantes carecen de agua y temen ser víctimas de una matanza.
El avance del EI --que proclamó un califato a caballo entre Siria e Irak-- genera una creciente preocupación en la comunidad internacional. Al menos nueve países han prometido o entregado armas a las fuerzas kurdas iraquíes, punta de lanza de la contraofensiva contra los yihadistas.
Paralelamente, según el New York Times, el presidente Barack Obama está a punto de tomar una decisión sobre bombardeos aéreos en Siria y busca constituir una coalición internacional.
El martes un coche bomba estalló en un cruce de carretera del este de Bagdad en hora pico, matando a por lo menos 15 personas e hiriendo a otras 37, informaron las autoridades iraquíes.
El atentado fue cometido en el barrio de Jadida, que ya estaba de luto desde la víspera por la muerte de 11 personas en un ataque contra una mezquita chiita.
La explosión provocó un cráter en el lugar, donde se veían coches calcinados y una acera manchada de sangre.
Aviones de Estados Unidos empezaron a sobrevolar Siria para localizar las posiciones de los yihadistas del EI, pero Washington afirma que rechaza cualquier coordinación con Damasco ante el enemigo común.
Estados Unidos, que ha llevado a cabo un centenar de ataques aéreos contra las posiciones del EI en el norte de Irak desde el 8 de agosto, planteó la semana pasada la posibilidad de extender estos ataques a la vecina Siria, tras la decapitación del periodista estadounidense James Foley por parte de los yihadistas.
Entretanto la situación en Amerli, asediada desde hace dos meses por el EI, es cada vez más preocupante: sus habitantes carecen de agua y alimentos y temen una matanza si los yihadistas sunitas toman la ciudad.
Para preparar una batalla que permita romper el asedio, miles de milicianos chiitas se congregaron en el sector de Tuz Kurmatu, en la provincia de Saladino, indicó un comandante voluntario civil. Había asimismo concentración de tropas en Jabal Manreen, según fuentes militares.
Los habitantes de Amerli reclamaban desde hace semanas una intervención militar. La electricidad ha sido cortada y los helicópteros con ayuda son blanco de los yihadistas, explica Nihad al Bayati, un ingeniero que debió tomar las armas para defender su ciudad natal.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina