Hace 60 años la mujer argentina votaba por primera vez

Viernes 11 de noviembre de 2011 | 00:01hs.

Corría el año año 1951, diario El Territorio era de edición nacional y no salía los domingos, por lo cuál, hay publicaciones de los días previos, hasta el sábado 10 de noviembre, y del post elecciones, el lunes 12. en el medio, el domingo 11 de noviembre, el día en que por primera vez las mujeres argentinas votaron en todo el país. En esa oportunidad se impuso la fórmula integrada por Juan Domingo Perón y Hortensio Quijano. En el país había 4.200.000 mujeres habilitadas para votar. Hubo algunas curiosidades respecto a la primera actuación de féminas en las urnas. Entre ellas, una mujer que dio a luz aguardando para sufragar. “El más fuerte matiz de la jornada fue alcanzado por la presencia de la mujer en los platillos de la balanza electoral”, expresaba El Territorio del lunes 12 de noviembre de 1951.

Así las mujeres llegaron a las urnas nacionales por primera vez, con el fuerte impulso que Eva Duarte de Perón le dio a la causa. Causa que había sido iniciada varias décadas antes por mujeres socialistas y anarquistas de principio de siglo.

En aquellas elecciones del '51, el total de empadronados en el país era de 8.623.646, de los cuales 4.225.467 eran mujeres (48,9% del padrón). Votó el 90,32% de las ciudadanas inscriptas. Las 3.816.654 mujeres que ejercieron su derecho, se distribuyeron de la siguiente manera

PARTIDOS

CANTIDAD DE VOTOS

PORCENTAJE

Partido Peronista

2.444.558

63.9 %

Unión Cívica Radical

1.117.051

30.8 %

Partido Demócrata

80.987

2.2 %

Partido Comunista

29.644

0.8 %

Partido Socialista

23.270

0.6 %

Otras fuerzas

4.249

0.1 %

En blanco o anulado

59.985

1,6 %

Total

3.816.654


100,0 %

Una lucha con historia

La lucha para que la mujer tuviera lugar como ciudadana de plenos derechos cívicos en la Argentina comienza varias décadas antes de que en 1951 se logre el primer voto universal femenino. Ya desde comienzos del siglo pasado hubo Legisladores, apoyados por aguerridas mujeres socialistas y anarquistas, que comenzaron a impulsar proyectos de ley para incorporar, a la vida cívica ciudadana, a las mujeres argentinas. Pero todos los proyectos chocaban constantemente contra la misma pared de prejuicios que regían en la Argentina de aquel entonces.

Las primeras mujeres en ocuparse por la lucha de sus derechos cívicos, y las primeras en organizase para ello, fueron las militantes del Partido Socialista y las Anarquistas de comienzo del siglo pasado. La lucha se centraba en conseguir la igualdad de derechos y de oportunidades, a la par de los hombres. Así, Elvira Dellepiane de Rawson, Cecilia Grierson y Alicia Moreau de Justo, siguiendo el ejemplo de sus pares europeas, comenzaron a fundar, entre el 1900 y 1910, una serie de agrupaciones en defensa de los derechos cívicos de la mujer.

Pero en el interior, más precisamente en San Juan, es donde las mujeres lograron sus primeros derechos cívicos. En 1862 habían logrado que esa Provincia se las incluyera en la votación, aunque el voto fuera calificado, en las elecciones municipales. Tuvieron que esperar hasta 1921, para que se repitiera la participación, esta vez en Santa Fe donde se promulga una Constitución que aseguraba el voto femenino a nivel municipal, aunque la participación fuera poca.

En 1927, San Juan sanciona su Constitución, y las mujeres logran que se les reconozcan iguales derechos que a los hombres. Pero el golpe de 1930 echa por tierra estos avances. Entonces si, recién con la llegada de Eva Duarte de Perón a la vida cívica y política de la Argentina, las mujeres se incorporan con todos los derechos cívicos asegurados.

Hoy, a 60 años de aquella histórica jornada por la que tantas mujeres lucharon, una dama es reelecta como presidente de la Nación (Cristina Fernández), por primera vez en la historia. Y en la práctica del voto universal se eliminó la última de las diferencias que existian entre el hombre y la mujer, las mesas por género.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina