Garra y buen juego

Domingo 16 de noviembre de 2008
Comienzo alentador. El seleccionado de la Unión de Rugby de Misiones (Urumi) jugó con actitud ganadora y alcanzó el objetivo en la primera fecha del Cross Border al vencer, con lucha y buen juego, a su par del Nordeste (Urne) 25-11 en cancha de Capri.
El conjunto local hizo un gran primer tiempo, en el que maniató el ataque de un rival timorato y de la mano de un impecable Agustín Bianchi marcó tres tries para manejar con tranquilidad el tanteador.
En el complemento, los cambios hicieron reaccionar a Nordeste, que achicó ventajas en el arranque y llevó la pelota a campo misionero, pero los dirigidos por el Oso Esteche, que resintieron su juego ofensivo, aguantaron bien plantados, suplieron algunos desacoples con actitud y se quedaron justificadamente con la victoria.
Aunque el equipo de Urne llegó disminuido por algunas lesiones y jugadores que fueron afectados a la selección de seven, el plantel del que dispuso la dupla de entrenadores es de jerarquía, lo cual le da mayor valor a lo obtenido por Misiones.

Bien armado
Con un equipo que mezcló juventud con experiencia, Urumi salió a presionar y gracias a un robo de Agustín Bianchi, Chávez se zambulló entre los palos.
Dos penales del mencionado inside mantuvieron la ventaja, mientras en Urne sólo el trabajo de Abeledo sostuvo anímicamente a sus compañeros.
Pese a la tempranera lesión de Hugo Fernández, el juego de Misiones fue parejo en todas sus líneas, con un buen trabajo de los forwards, la conducción de Paco Peralta y la calidad de Escribano.
En el epílogo de la primera etapa, apareció dos veces Agustín Bianchi con jugadas similares, en las que hizo la pausa justo en el ataque por el flanco izquierdo, aguantó estoico la marca y abrió para sendos tries de Chávez y Alejandro Romero.

Con el overol
El tempranero ensayo de Obregón pareció cambiar la historia en el complemento, en el que Nordeste, con el ingreso de Rodrigo Navarro, tomó el control, le imprimió otra dinámica a su juego y se instaló durante casi todo el período en campo rival.
Pero allí salió a relucir el temperamento del local, que sintió el esfuerzo de jugar, sobre todo en la primera parte, bajo el intenso calor que sofocó a la capital provincial.
Los cambios parecieron no sentarle bien a Misiones, porque a los que entraron les costó meterse en la tónica de un partido muy disputado.
Sin embargo, y aunque la presencia de Basura Abeledo en todos los sectores de la cancha, la pegada y movilidad de Navarro y la firmeza de los delanteros de Urne se transformaron en argumentos válidos para la remontada visitante, Urumi defendió bien, se animó en el final a atacar y a punto estuvo de apoyar el cuarto try.
Los encontronazos, principalmente el que involucró en el último minuto a Nicolás Bianchi y a Saavedra y derivó en la expulsión de ambos, fueron una mancha que, no obstante, no desmereció el intenso espectáculo que brindaron, y en el que Misiones se quedó merecidamente con la victoria.

Choque de ganadores
El rival de Urumi en la próxima fecha será el seleccionado paraguayo, que ayer dio cuenta como visitante de Formosa por 36-31.
Los formoseños dominaron el partido, jugado bajo una intensa lluvia, pero en el final se les escapó la victoria.
La segunda jornada del Cross Boarder se jugará íntegramente el próximo sábado en cancha de Aranduroga. En primer turno se enfrentarán Paraguay y Misiones, y luego, Nordeste y Formosa.


Los Pumas cortaron la racha en Italia

BUENOS AIRES. Tras cuatro derrotas consecutivas en la temporada, Los Pumas lograron terminar con la mala racha al vencer ayer a Italia 22-14 en Turín, en el segundo test match de la gira por Europa.
Así, el seleccionado argentino se tomó revancha de la derrota sufrida ante los azzurros en junio en Córdoba y se recuperó de la caída de la semana pasada ante Francia. El cierre de la gira será el próximo sábado en Dublin frente a Irlanda.
El equipo que dirige Santiago Phelan justificó su triunfo en la segunda parte, cuando inclinó la balanza con un try de Rafael Carballo, a quien le sirvió la conquista en bandeja Juan Martín Hernández, autor de una jugada de otro partido.
En esa etapa también mejoraron mucho los delanteros y, además, los cambios realizados surtieron el efecto deseado. De todos modos, quedan muchos puntos por corregir, fundamentalmente las formaciones fijas, sobre todo en el scrum.
Los primeros 40 minutos fueron una prolongación del pésimo partido que jugaron en Córdoba. Italia manejó un poco mejor la pelota durante, pero en el final comenzó a fallar en defensa y le permitió a Felipe Contepomi, con tres penales, puso a Argentina 9-3.
Un penal de Contepomi y un drop de Marcato en los primeros minutos de la segunda etapa mantuvieron la diferencia, y aunque Argentina quedó con un menos (amarilla a Roncero), apareció Hernández, quien metió un sombrerito y habilitó a Carballo para el try.
Allí se terminó el partido, más allá del ensayo italiano en el final, cuando Argentina estaba con 14 por la amarilla a Carballo.