Niña mbya fue madre a los diez años

Miércoles 19 de enero de 2011

Una niña mbya guaraní de tan sólo diez años, dio a luz a un varón de 3.100 gramos en el área de Perinatología del Hospital Ramón Madariaga de esta ciudad.
Paulina A. pertenece a la comunidad Leoni Poty de Puerto Leoni y en la madrugada del viernes presentó fuertes dolores por lo que fue trasladada hasta el Hospital de área de Jardín América. Debido a su edad los médicos resolvieron que sea derivada al Hospital Ramón Madariaga y a través de la Red de Traslado llegó en ambulancia acompañada solamente por su hermana de 16 años.
El jefe del departamento de perinatología, el médico Jorge Pianesi explicó que “fue derivada en ambulancia, ingreso al Hospital, se le practicó la cesárea y tuvo a su chiquito que se encuentra bien”.
El bebé pesó 3,100 gramos, sigue internado junto a su madre en el sector maternidad del Madariaga. “Están los dos bien y recuperándose”, afirmó el profesional. No trascendió si el bebé tiene padre.
Por su parte, el Coordinador de la Unidad de Traslado, Martín Cesino explicó que “es la primera vez en dos años que estoy al frente de la red de traslado que tenemos un caso así, es una menor que llegó acompañada por su hermana también menor, no tenemos datos de los padres, ni de ningún mayor”.
Debido a que la madres es menor y no hay mayores acompañandola se dio intervención al área social de maternidad.
Los trabajadores sociales buscan que un mayor se haga cargo de la madre y su bebé y apuntan a verificar la edad de la niña madre.
Según explicó Pianesi por sus rasgos biológicos tendría más edad de los 10 años que certifican su Documento Nacional de Identidad. Eso también llamó la atención de los profesionales que trabajan en el área: “Por lo que podemos ver que puede ser un poco de más edad, pero la documentación dice que tiene diez años”, sostuvo Pianesi.
El problema de las niñas madres se viene acentuando en los últimos años y según datos del Madariaga el 25 por ciento de las parturientas son menores de 19 años, de esa franja el 1 por ciento corresponde a parturientas que no alcanzan los quince años.
En 2009 se atendió en ese centro de salud, 41 partos de niñas madres y el total de partos rondó las 4.500 intervenciones.
“El último caso que recuerdo de tan corta edad se trató de una nena de 12 años, aunque en las madres de la comunidad guaraní se nota que son de muy corta edad por los casos que nos tocó atender acá en Posadas”, recordó Pianesi.
Los trabajadores sociales quieren dar algún familiar mayor para “hacerse cargo y poder venir a buscar a la niña y a su hijo. Porque tanto ella como su hermana son menores”, indicó Pianesi, quien explicó que tanto la madre, como su bebé están siendo monitoreados en el nosocomio.

 

“Es un caso excepcional”
El cacique Ramón Villalba miembro del Consejo de caciques de la Nación Guaraní y jefe de la aldea Perutí de El Alcázar contó que ayer estuvo en el hospital visitando a la nueva mamá y su hermana, integrantes de la comunidad Leoni Poty, junto con un equipo de Asuntos Guaraníes.
“Nos quedamos tranquilos porque la niña está con su hermana y le preguntamos si necesitaba algo pero nos dijeron que está siendo asistidas y que no les falta nada”, indicó Villalba.
“Por un lado nos quedamos contentos de ver la criatura que está bien, pero queremos decir a la sociedad que el sentir de las comunidades no es que las niñas queden embarazadas, los líderes de las aldeas hablamos con los jóvenes y con los ancianos para concientizar de que esto no pase, que hay que cuidar a los niños y a la salud”, sostuvo.
Acerca de la edad en que es costumbre que los jóvenes formen pareja y tengan hijos, Villalba consideró que la tradición y los conocimientos indican que a partir de los 17 a 20 años “los jóvenes ya trabajan y pueden sustentar un hogar y buscan una joven mujer de la misma edad para procrear y para conservar y transmitir las costumbres de nuestro pueblo”.
En tanto que llamó la atención sobre que el caso de la niña madre “es excepcional, no ocurre siempre y nos muestra que hay que hablar mucho con los jóvenes para que ellos sepan como sufre una niñita que debe estar con sus padres pero que ahora es mamá, los ancianos de la comunidad, los abuelos también tienen que ocuparse de contener a los jóvenes”.  
Por su parte Arnulfo Verón director de Asuntos Guaraníes viajaba ayer por la tarde a Puerto Leoni para enterarse del contexto en que vive la nena con su familia, manifestó que la comunidad guaraní “se encuentra muy dolida por sucesos como este que no son tradición ni parte de la historia de un pueblo respetuoso de la familia”.
“Hoy las comunidades viven el ingreso de personas ajenas a la comunidad, de criollos y se ven chicos mestizos y madres muy jóvenes como una problemática del contacto con los blancos, los consejos de Ancianos y de Caciques van a estudiar como hacer para cuidar a los niños y desde el Estado vamos a garantizar que la nena y su bebé tengan lo necesario para estar sanos”, resaltó.

 

 

Fecundidad y pobreza según la ONU

Las adolescentes que viven en Misiones, junto a sus pares de las provincias de Formosa, Chaco y Santiago del Estero, constituyen la población del país que registra mayor número de embarazos precoces en madres niñas menores de quince años, según se desprende de un informe presentado por el Fondo de Población de Naciones Unidas.
El informe titulado Situación de la población en la Argentina menciona que las provincias de Misiones, Chaco, Formosa, Santiago del Estero y Santa Cruz  presentan las tasas de fecundidad adolescente más altas del país, superiores al 80 por mil. Esto significa que cada mil jóvenes, 80 se convierten en madres.