Con más reclamos de los choferes se inaugura hoy el Transporte Integrado

Domingo 1 de abril de 2007
El sistema de transporte integrado metropolitano entrará en funcionamiento oficialmente desde esta madrugada aunque con la posibilidad de verse afectado por una nueva manifestación de los choferes, medida que se inició el pasado viernes y se reiteró ayer con olla popular incluida.
Los conductores sorpresivamente se manifestaron el viernes frente a la Terminal de Integración reclamando la incorporación de un 12 por ciento a su salario básico, tal como lo exige una determinación a nivel nacional, pero que los empresarios se negaron a aceptar aduciendo que están cumpliendo con lo convenido en 2006.
El año pasado, para que los conductores tuvieran una suba de sueldo, el Gobierno había autorizado la suba del boleto a un peso.
En tanto ayer, alrededor de las 10, un grupo de unos 20 choferes se manifestaron pacíficamente frente a la empresa Don Casimiro, ubicada al lado de la Garita del kilómetro Diez, ya en el municipio de Garupá.
El reclamo, cumpliendo con la continuidad de las medidas de protesta, pone en riesgo hoy el normal funcionamiento del flamante sistema del servicio integrado para el transporte metropolitano de pasajeros.
El sistema se caracteriza por la implementación de terminales de integración, donde confluyen las líneas de colectivos desde los distintos barrios (líneas alimentadoras verdes), en donde los pasajeros, con un único boleto, pueden efectuar distintas combinaciones hacia el destino final elegido, mediante unidades de dimensiones especiales, denominadas líneas troncales, que utiliza micros amarillos.

Para la zona Sur
Desde la empresa Tipoka se reiteró que la implementación desde hoy de esta nueva metodología del transporte cambiará la rutina de manera especial a los habitantes de la zona Sur de la ciudad y para los que viven en las localidades de Garupá y Candelaria.
“Por ahora quienes se manejan con el transporte desde el centro tendrán las mismas líneas y los mismos recorridos que siempre, no varía en nada porque por ahora entra en funcionamiento la primera etapa”, se detalló desde la gerencia de la empresa ubicada sobre la avenida Cocomarola.
El epicentro de la nueva modalidad será naturalmente la Terminal de Integración, en donde se efectuarán los trasbordos de las líneas troncales con las alimentadoras.
Desde hoy se sabrá cómo afectará el funcionamiento completo del sistema a la enredada trama vial del Campus Universitario.
Es que el propio gerente de la empresa Tipoka, Alejandro García, se quejó al iniciarse de manera experimental el sistema sobre la negación de Vialidad Provincial en seguir las recomendaciones de los asesores brasileños en cuanto a la construcción del acceso a la estación de transferencia.
“Se negaron siempre a hacer el corte (el ingreso desde la ruta nacional 12) frente a la estación y se obstinaron en hacerla antes y eso complica a las líneas que vienen desde Garupá porque tienen que retroceder y para los pasajeros eso es como una pérdida de tiempo...”, dijo dos semanas atrás.

Lo nuevo en colores
Las líneas alimentadoras, las que tienen unidades de color verde, se identifican ahora con numeración nueva. Por ejemplo, la línea 40 Candelaria reemplaza a las ex líneas 25 y 6 Candelaria, mientras que la 44, reemplaza a la ex línea 6 Janssen y al Piloto Santa Helena.
En tanto, las líneas troncales, las unidades de color amarillo de mayores dimensiones, se identifican con la numeración 01 Campus Unam-Centro; 01D Directo Campus Unam-Centro; 02 Campus Unam-Hospital-Parque Paraguayo y 03 Campus Unam-Tambor de Tacuarí. Esta última es la que une, finalmente, los destinos Garupá y Candelaria con Villa Cabello.
Esa línea, parte de la estación de transferencia de la Rotonda de la avenida Uruguay, continúa por la avenida Quaranta hasta la Santa Catalina. Por esta última continúa su viaje hasta la avenida Almirante Brown, por la cual toma hasta su intersección con Las Heras.
Y desde Las Heras la línea 03 empalma con la Tambor de Tacuarí para finalmente llegar a la ciudad de Villa Cabello.