‘‘La medida que falta es educar, educar y educar”

Lunes 14 de noviembre de 2011
(Por Javier Pelozo). Hace pocos días sorteó uno de los desafíos cruciales, cuando la salud juega una mano cruel y pone al hombre ante el debate de la muerte. Se recompuso de una grave afectación coronaria y aceptó hablar con El Territorio sobre los retos de la política, educación y actualidad de Misiones y el país. Héctor Horacio Dalmau, luchador político, ex diputado provincial y nacional justicialista, supo plasmar su imagen de peliagudo enfrentando a María Julia Alsogaray y su polémico proyecto de limpiar el Riachuelo durante los años ‘90. Fue mediador, llamado por Alfonsín, en el conflicto carapintada de 1987. Chiquito Dalmau, un animal político de germen puro misionero, pero que siempre antepone a cada pedido de autodefinición: “Soy un maestro de monte, y moriré siéndolo”.

Resulta imposible no preguntarle sobre política, la región, Misiones, su visión global, Argentina y el futuro…
La política en la República Argentina pasa por su peor momento habida cuenta de que ya no existen políticos con convicciones doctrinarias, filosóficas, y metodológicas que respondan a concepciones marcadas por el deseo de ser útil a  la Patria y a su pueblo, que con sus matices daban vida a los partidos, agravado por un esquema donde el Borocotismo (transfuguismo) relativiza la importancia de pertenecer. Hoy cualquiera que posea, de cualquier forma, dinero para pagar una campaña mediática, ya se disfraza de político y la gente lo vota, si a estas negatividades se le suma, la falta total de planificadores el panorama es más sombrío.

¿Este florecimiento de los íconos del justicialismo (literatura, biografías, películas, cine animado) se puede tomar en serio, o son modas que toman fuerza con la ratificación del kirchnerismo?
El peronismo tiene dos personas a las que se las puede determinar como íconos, son el general Perón y su segunda esposa María Eva Duarte, Evita. Todo este accionar en el que se levantan a algunos pseudos íconos y no tan íconos de la historia del peronismo, al igual que el vestirse de negro de la presidente, son las herramientas que utiliza el kirchnerismo para sostener su propia subsistencia, para lo cual debe convencer a las masas hoy absolutamente desinformadas de los escenario y hasta de los por qué y cómo Juan Domingo Perón concretó un partido que llegó a tener más de 4.000.000, de afiliados.
Esto de intentar endiosar a algunos personajes de medio pelo político como (Héctor José) Cámpora, desde hace unos años, y Néstor Carlos Kirchner desde su muerte tan llena de incógnitas, no es otra cosa que inventar próceres que suplanten la mala imagen de los dirigentes vivos.

¿Se identifica con alguno de los referentes del Frente para la Victoria?
Como todo esquema en formación el Frente Para la Victoria, con raíces en la Organización Montoneros, no tienen referentes históricos identificados con el Peronismo, como “Tercera Posición”,  por lo tanto es imposible identificarse con alguno de ellos, más aún conociendo sus orígenes, que van desde el estalinismo más acérrimo, pasando por el menemismo, hasta desembocar en  la Unión del Centro Democrático, la Ucedé, creada por Alsogaray, de la mano de (Amado) Boudou y su equipo.

¿Se considera retirado de la política?
Alguien que es nieto de un hombre que fue herido en el Cantón de la Retirada de Monserrat, por defender a la Unión Cívica en 1890, junto con Leandro Nicéforo Alem, Aristóbulo del Valle, Bernardo de Irigoyen , Francisco Barroetaveña, Lionel Laufi, entre otros, y que terminara su actividad política con su muerte después de haber participado, en los tiempos del Radicalismo en el poder y hasta en el fracasado levantamiento del 20 de julio de 1931, en protesta por la anulación de las elecciones en la provincia de Buenos Aires, con el teniente coronel Gregorio Pomar. En total desventaja, muchos de los insurrectos debieron exiliarse en Humaita, Paraguay, perdiendo todos sus bienes, incluyendo sus casas. Creo que un nieto de semejante personaje ¡Jamás se podrá retirar de la política!

¿Tanto a nivel nacional como provincial, no siente que el Partido Justicialista necesita reacomodar sus referentes? ¿Podría volver a ser un movimiento gregario, como lo definía Perón?
Claro que siento eso, por que así como hay un dicho que asegura que ‘las billeteras matan a los galanes’, hoy es casi imposible mantener estructuras políticas que soporten el asedio de los intereses de los oficialismos de turno y grupos económicos, que han destruido la esencia misma del quehacer político, transformando a esa noble tarea en una verdadera feria donde todo se compra y se vende, incluyendo al periodismo venal que en sí es el responsable de la primera distorsión de la historia.
Desgraciadamente estoy a punto de darle la razón a Jorge Luis Borges, con quien discutí en los años 80 en la Biblioteca Nacional, cuando este aseguro que los Peronistas éramos “energúmenos en extinción”. Que no se enojen los verdaderos Compañeros, Borges en esa discusión me mandó a que lea en el diccionario, la definición de la palabra energúmeno, y entendí que mi estado emocional por aquellos tiempos me demostraba que no se equivocaba; lo que se está demorando es la extinción del verdadero Peronismo.

Misiones según los índices oficiales, sigue entre las provincias más pobres del país. ¿Hay una alternativa, tiene raíces la provincia para regar y renacer?
Una corrección; Misiones no es pobre, está empobrecida por los saqueos que realizan los gobiernos de turno, tampoco los actuales gobernantes y políticos encumbrados de Misiones tienen esas raíces, dado que muy pocos saldrían bien parados de un serio análisis de sus trayectorias. Misiones tiene las potencialidades para que esas riquezas afloren en beneficio de su pueblo, pero los intereses centrales y la complicidad de los dirigentes vernáculos, hacen imposible cualquier tarea al respecto.

A esta altura de su carrera profesional y política, y con tanto trajinar ¿qué opinión tiene sobre la docencia misionera? Y si entiende que existen, ¿qué similitudes guarda con la política?
La docencia misionera padece de los mismos males que padecía cuando con un grupo de soñadores creamos el primer gremio docente, allá por fin del 1962, y redactamos el Estatuto del Docente, que fuera aprobado por el gobernador de facto el profesor Pablo Luzuriaga, y vetado en el primer día de su mandato, por el gobernador constitucional Mario Losada, para que la UCR, pueda nombrar a los docentes adictos, con el agravante inédito de que hoy la secretaria general del gremio más poderoso es Diputada Nacional por el partido gobernante.

¿La naturaleza misionera está a salvo?
Lo poco que queda del escenario natural de Misiones, esta gravemente asediado por la depredación de la selva y la muerte de los cursos hídricos.

Se asoman proyectos hidroeléctricos que incluyen nuevamente a la Tierra Colorada. ¿Apoyaría una represa sobre el río Uruguay, u otra sobre el Paraná (llámese Corpus)?
Creo que he sido el primero, que desde 1973 viene denunciando lo pernicioso que resulta la muerte de nuestros ríos y selvas.  Estaré entre los pocos que venimos batallando desde hace ya casi cuatro décadas, y en mi caso particular recorriendo sin descanso la Cuenca del Plata explicando en conferencias y charlas lo nefasto de esas obras, más allá de haber escrito tres libros, cientos de artículos sobre este doloroso tema, y ser el autor de la Ley Nacional Nº 23.879 (1987); que obliga a someter a estos emprendimientos a la consideración de los pueblos afectados.

De acuerdo a los resultados en las últimas elecciones misioneras, la oposición quedó relegada tal vez a su mínima expresión histórica en caudal de votantes ¿Cómo analiza este fenómeno?
 Siendo un peronista opositor al esquema kirchnerista, al cual encuentro sin sustentos ideológicos, doctrinarios y filosóficos genuinos, analizo el resultado de las elecciones como la demostración más clara del poder que da el desparramar la pobreza, para después surgir como la única solución de la misma, mediante en esquema de clientelismo no dignificante.
Esta distorsión de la sociedad ha sido el factotum determinante de la atomización de la oposición que se encontró sin respuesta, ante la no aparición de un liderazgo que atraiga a las opiniones divergentes, evitando la diáspora que se concretó. Además de carecer de la maquinaria propagandística sostenida con fondos públicos que en cualquier parte del mundo juegan un papel definitorio para el surgimiento de las dictaduras.

Usted sufrió la crueldad de la última dictadura en Argentina, los juicios por la verdad hoy son uno de los actos más destacados y tal vez más cuestionados a esta gestión de Gobierno nacional. ¿Qué opinión tiene al respecto?.
A fuerza de ser absolutamente justos; estos juicios son la definitiva resolución del accionar en pos de la Justicia que se iniciara con el juicio a las juntas militares al inicio de esta nueva democracia, en 1983.  En esos tiempos llevar al banquillo de los acusados a las por entonces poderosas conducciones de las fuerzas armadas era considerado un imposible.
Hoy a casi 30 años de aquel accionar casi suicida del presidente Raúl Alfonsín, que debió soportar toda clase de asedios, y junto a quien estuvimos muchos no radicales, este hecho tan promocionado, hoy con el actual esquema militar del país absolutamente destrozado, yo estoy convencido de que si bien fue necesario, y elogiable; no pasó de ser un trámite judicial.

Usted conoce la idiosincrasia, costumbre, estados de ánimo del misionero ¿Tiene la fortaleza para ponerse de pie y ser protagonista de su futuro?
Creo que hay en todo el país habitantes con las condiciones necesarias para ponerse de pie. Lo malo es que en la política argentina los seres honestos son de acuerdo a mi experiencia, seguros traidores del grupo que integran, ya que ante cualquier acto de corrupción lo denunciarán.
Mi caso es un ejemplo más que claro, denuncié el negociado que intentaban concretar con la supuesta limpieza del Riachuelo, donde pensaban gastar y robar mil millones de dólares en mil días, ¡Un millón por día! lo cual según un estudio que había realizado en mi calidad de subsecretario de Ambiente Humano de la Nación, no debía costar más de 300 millones en 30 años, y como resultado de esa acción me echaron, pero no sólo del cargo, sino también del Partido Justicialista, al que me afiliara por primera vez en 1953, y desde aquel momento, 8 de octubre de 1993, hasta la fecha no he podido desempeñar cargos públicos, salvo el año que fui Representante Oficial de la Provincia de Misiones (1993-1994) y los cuatro años que trabajé sin cobrar en la intendencia de Oberá cuando mi hijo Rolo fue intendente.
Lo que se denomina “el sistema”, sólo admite personas funcionales a la corrupción o al silencio, que los transforma en cómplices anónimos.

¿Qué anécdota recuerda que aún lo conmueva y lo aferren a su pertenencia?
Rescato la entrevista con el teniente coronel (Aldo) Rico en su reducto de Campo de Mayo, en 1987. Lo entrevistamos de madrugada, para establecer el accionar legislativo que permitiera el sostenimiento de la Democracia. Llevaré a mi tumba los pormenores.

Si tuviera el poder de decisión ejecutiva en Misiones a partir de mañana, ¿qué medida soñaría concretar?
Sin otra intención que ¡educar! Fui maestro de monte y es lo que soy y seré hasta que me muera.


El perfil
• Héctor Horacio Dalmau
Nació el 22 de abril de 1938 en Concordia, Entre Ríos. Fue representante oficial del Gobierno de Misiones. Cumplió funciones en organismos internacionales como la ONU, la Unesco y la Cepal, siempre vinculados a la temática ambiental. Es un reconocido dirigente peronista. En los ‘60 fue maestro rural, en medio del monte misionero, en Campo Ramón. En 1983 fue electo Diputado Nacional por el justicialismo.En la década del ‘90 como  funcionario público (Subsecretario de Ambiente Humano de la Nación) denunció a María Julia Alsogaray por la denominada “limpieza del Riachuelo” y los créditos solicitados. Es autor de libros como “Represas sin pérdida de soberanía” y “Crónicas del país de los ríos muertos”.