La cuna de Andresito y Areco

Sábado 27 de agosto de 2011
San Juan es la cuna de Sarmiento; Yapeyú, es la de San Martín, y en ese mapa de cunas y próceres, el noreste argentino también tiene su Belén, y es Santo Tomé, cuna de Andrés Guacurarí. La localidad correntina fue fundada el 27 de agosto de 1863 y hoy cumple 148 años.

Antiguas refundaciones
Antes de esa fecha Santo Tomé tuvo distintos asentamientos y de cada uno, distinta fecha de celebración: el 13 de julio de 1632 fue fundada por primera vez la reducción jesuítica de Santo Tomé por los padres Luis Ernott y Manuel Berthold sobre la margen derecha del río Yaguary en Río Grande do Sul. Habitaron esta primera Santo Tomé 1500 guaraníes.
Acosados por enfermedades y tigres, bandeirantes y sequías, los padres Pedro Romero y Cristóbal de Mendoza resolvieron su traslado a la actual provincia de Corrientes. El éxodo incluyó despoblamiento e incendio, como la del primer Buenos Aires. Por el Ibicuy llegaron al río Uruguay y se emplazaron en la zona de la actual villa El Hormiguero, y los citados Ernott y Berthold fundaron la segunda Santo Tomé el 9 de julio de 1638.
Expulsados los jesuitas en 1768, la decadencia generalizada de los 30 pueblos de las Misiones también alcanzó a Santo Tomé.
El 30 de noviembre de 1778 allí nació su hijo dilecto (mismo año que José de San Martín y que Mariano Moreno), y que sería el comandante encargado de defender la frontera con heroísmo de leyenda. En 1817 fue incendiada por los portugueses a las órdenes de Chagas y los pocos habitantes (nativos, brasileños y uruguayos) se trasladaron definitivamente a su emplazamiento actual. Siendo gobernador Manuel Lagraña se firmó el decreto fechado el 27 de agosto de 1863 que la reconoce como población.
Otro santotomeño goza del reconocimiento de los misioneros, el artista y músico Lucas Braulio Areco el 26 de marzo de 1915. 

Presente venturoso
Actualmente, Santo Tomé es una localidad progresista rodeada por ricas tierras dedicadas a la agricultura y la ganadería. En la iglesia parroquial, se conservan una pila bautismal que perteneció a la antigua reducción y una campana fundida en 1688, según la inscripción que ostenta. En su plaza principal se levanta  una espléndida estatua ecuestre del general San Martín,  y también el Monumento a los Refundadores de la ciudad, obra de Luis Perlotti. Se destaca sobre el río Uruguay el Puente Internacional de la Integración, importante obra vial que la une con la localidad fronteriza de Sao Borja.

Fiestas santotomeñas
Son tradicionales los festejos patronales del 8 de diciembre, el Festival de Música Correntina y el Carnaval con grandes comparsas al estilo carioca.
Los festejos de este nuevo aniversario comenzaron hace unos días y finalizarán hoy. Ayer la asociación Ñandé Ivirá plantó un Palo Rosa en la plaza San Martín; y se inauguraron la pavimentación de la calle Roca, y la sala de primeros auxilios del paraje Bajo Atalaya. Por la noche se brindó una una charla sobre Memoria de la Sangre, obra homónima de Julián Zini y Julio Cáceres, y se eligió a la reina de Santo Tomé.
Hoy tendrá lugar el acto central por el 148º aniversario de la refundación de Santo Tomé. La ceremonia comenzará a las 9 con la participación autoridades nacionales  y autoridades de diversos Municipios.

Cómo llegar
Desde Posadas, por rutas 105 y 14 hacia el sudeste (150 kilómetros). Desde Azara por ruta 94 (65 kilómetros).