Historia de las alas de Jardín América

Domingo 9 de octubre de 2011
“Esta es la historia de nuestro aeroclub” expresa Rosamel Gómez, uno de los primeros instructores de la institución que acaba de celebrar su 32º aniversario. Es decir la historia contada a El Territorio por un testigo de lujo:
Jardín pide pista
“Las primeras iniciativas de crear un club de aviación en la zona, relató Gómez, tuvieron lugar en Puerto Leoni, (por la necesidad de la familia Leoni de movilizarse rápidamente) y más adelante la idea surgió en Jardín. Aquí se constituyó, (dando nacimiento al club) el 28 de septiembre de 1979 la primera comisión dierctiva. Fue presidente Evaristo Figueredo, y vice, Jorge Wagner. Nicanor Alcaraz (h) y Antonio Faccendini eran secretarios. El tesorero fue Ramón Viveros Miloslavich, y pro-tesorero, Aníbal Mondini. Los vocales titulares eran Ricardo Mayne, Angel Wojtowicz  y Carlos Murner, y suplentes, Oscar Imamura, Nicolás Horeyco  y Oscar Minder. José Bandendorpe, Carlos D. Zurro y Juan Carlos Bernatenes eran revisores de cuentas.

Del cementerio al hospital
“El primer instructor de vuelo  fue Nicanor Alcaraz que ostenta un “récord”: fue el único piloto que fue desde el cementerio al hospital, y de allí a su casa, pues se había accidentado con su avión, que cayó a un costado de la pista del aeroclub de Aristóbulo del Valle, justo en el cementerio. Nicanor quedó herido y se lo trasladó hasta el hospital en una ambulancia, y después, tras una  larga convalecencia, regresó a su hogar.

El primer Pipper
“Un mes más tarde, continuó detallando Gómez, en octubre de 1979, gracias a la participación de toda la comunidad que adquirió un bono colaboración pro-compra de un avión, se concretó la adquisición de un flamante Pipper: el PA-38. Cuando llegó, como aún no había pista, tuvo que aterrizar sobre la ruta 7, y fue llevado, carreteando, hasta la Plaza Colón, para que la vean los vecinos.
“En 1984 el entonces representante por Misiones ante la Federación Argentina de Aeroclubes, Omar Ratti, asistió a una reunión en Buenos Aires, y solicitó un instructor para la joven entidad aérea. A raíz de ese pedido, es como yo llego aMisiones.
“En julio de1985 la Fuerza Aérea donó  al Aeroclub Jardín una avioneta Cessna 172, cuatriplaza matrícula LV ITW, (gemela del recientemente robado en Eldorado, ver foto) para traslado de enfermos, que fue entregado en Morón y que trasladamos a Jardín junto al piloto Angel Wojtowicz.
“En 1987 regresé de Buenos Aires para retomar los cursos de vuelo que se dictaban en un Piper PA-11  y en el Piper Tomahawk que contaba con modernos instrumentos de vuelo para radio navegación. 

Los aerofestivales
“Aquellos años eran las felices épocas de los festivales aéreos. La Dirección Provincial de Aeronáutica colaboraba enviando aviones para la actividad de vuelos de bautismo que los jardinenses aún añoran.
“Durante el primer Festival Aeronáutico del Mercosur, realizado en diciembre de 1995, participó incluso el helicóptero de la Policía Provincial, el Aravá y un avión acrobático cuyo piloto vino invitado desde Asunción. También asistieron aeromodelistas   y paracaidistas del Chaco. A este evento estimo que asistieron unas 2000 personas”.

Pilotos de Jardín
Los alumnos que  recibieron su brevet de piloto, instruidos por Gómez, fueron:  Cristian Koch, Roberto Kronsteiner, Arturo Horrisberger, Jonny Jancovsky y Ricardo Girard, Emilio Briggiler, Roberto Zimmerli y Bruno Urfer.