Las 12 hermanas de Posadas

Lunes 23 de agosto de 2010

El hermanamiento de ciudades es un concepto por el que pueblos o ciudades de distintas zonas geográficas y políticas se emparientan para fomentar el contacto humano y los enlaces culturales. Importan otras cosas; a veces, no siempre, las ciudades hermanadas suelen tener características similares. No sólo se hermanan ciudades; incluso zonas mucho más grandes llegan a acuerdos de hermanamiento; las provincias de Hainan y Jeju, en China y Corea del Sur. La idea del hermanamiento de ciudades surgió en Europa poco después de la Segunda Guerra Mundial con el objetivo de aportar a la población europea lazos de unión mayores y de promover proyectos en beneficio mutuo. Por eso, el concepto es mucho más popular en la región europea que en otras partes del mundo, pero hoy en día se ha extendido por todos los continentes, dando lugar a algunos hermanamientos muy interesantes; como en el caso de Posadas.
Son sus hermanas: Encarnación y Blumenau, en América; Bérgamo y Ravenna, Italia; Albacete, España; Wroclaw, Polonia; Chernivtsi, Ucrania; Starnberg, Alemania; Yaroslavl, Rusia; Dublín, Irlanda; Borlänge, Suecia y Narvik, Noruega. En la actualidad, la Unión Europea apoya estos proyectos.
El apoyo oficial fue establecido formalmente en 1989. En 2003 se planificó un presupuesto de alrededor de 12 millones de euros anuales para financiar proyectos de hermanamiento. Mediante su ejecución se superan conflictos comunes, se unifican fuerzas para la realización de numerosos proyectos, y sobre todo, se fomenta la personalización independiente de cada ciudad o pueblo. Son muchas las ciudades que atendiendo a diversas razones deciden realizar un hermanamiento con otras, deciden mantener vínculos estrechos de solidaridad.
 Actualmente existen muchas instituciones que tienen como principal objetivo fomentar el hermanamiento de ciudades, buscando en este hecho una reducción de riesgos de guerra y potenciar vínculos culturales.

 

Aguará-í