Rindiendo homenaje a los pioneros

Domingo 26 de enero de 2014

La Capital de Trabajo es atravesada por una  gran cantidad de causes de agua. Arroyos que con el tiempo fueron tomando los nombres de quienes fueron los primeros pobladores o propietarios de tierras en la zona.
Así, en el kilómetro 1 de la ciudad está el Salto Elena, que lleva el nombre de la esposa del fundador Julio Adolfo Schwelm. Según María Galasso, encargada del sector turístico del parque e historiadora, el fundador de la localidad fue quien homenajeó a su esposa con el nombre del salto.
Así como fue Schwelm el primero en ponerle nombre a este salto y al arroyo, otros pobladores fueron nombrando los causes de agua a su gusto, y recién décadas después la comuna los fue oficializando. El uso y la costumbre marcaron el camino para la legislación.
Galasso explicó además que en muchos casos, la comuna decidió oficializar nombres distintos al de uso corrientes de los vecinos “pero la gente igual los sigue llamando por el nombre con que lo bautizaron los primeros pobladores”.
El Elena es uno de los tantos pequeños afluentes del río Paraná, y nace a unos pocos kilómetros de la ciudad. El salto es originado por un importante desnivel en el basalto que aflora en la zona y la gruta que lo recubre parcialmente, lo transforma en un potencial atractivo turístico de características muy particulares. 
Otro de los arroyos que lleva nombre de pioneros es el del salto Küppers. Ubicado sobre la calle Félix Bogado, a unos 557 metros del río Paraná. El nombre del salto proviene del propietario de las tierras donde se produce el desnivel de agua, y de allí se trasladó a todo el curso del líquido vital.
Guillermo Küppers, uno de los pioneros de la Capital del Trabajo, fue el primer propietario de esas tierras.
Antiguamente, el mismo salto y arroyo también se denominaban salto Compañía Eldorado.
En el lugar donde se produce el salto de agua se desarrolló un parque que tiene una superficie de 68 hectáreas, de las cuales 15 son de reserva natural -selva marginal, área natural protegida como “Parque Natural Municipal Salto Küpperss”-.
Allí hay dos saltos, el primero de 4,50 metros de altura y15 metros de ancho, el cual se da sobre roca natural. El segundo tiene seis metros de altura y trece metros de ancho, éste no se puede observar pues se encuentra totalmente cubierto de selva y próximo a la desembocadura del arroyo en el Río Paraná.
El parque, además del curso de agua muestra una nutrida flora, en la que se detectaron especies arbóreas nativas y otras exóticas, y también se relevaron 26 especies de orquídeas, sumando estas 1.422 ejemplares, y una considerable extensión de tacuaras a orillas del río, con 482 ejemplares. Los habitantes del parque son coatíes, osito labrador, tortugas de agua, felinos pequeños, aves de varias especies, lobitos de agua y nutrias.
Otro de los arroyos que referencia a los primeros pobladores de la localidad es el arroyo Pomar Cue, que atraviesa por el barrio Roulet de Eldorado y lleva el nombre de quien fuera dueño de un establecimiento de producción de yerba mate en la zona.


Del cause de agua a la ciudad
La ciudad de El Soberbio, localidad rodeada de cursos de agua entre el río Uruguay y varios arroyos, tienen en su jurisdicción un arroyo con dos nombres, uno en castellano y otro en guaraní.
Este curso de agua es el que le da nombre a la ciudad. Se trata del arroyo El Soberbio o también llamado Guarambocá, alma del indio en guaraní. El curso de agua nace en el municipio de San Vicente, a 34 kilómetros de la capital de las Esencias, ciudad a la que le da su nombre.
El nombre guarambocá proviene de los primeros pobladores de la región, de las comunidades guaraníes. El siguiente, el de El Soberbio, debe su denominación, según cuentan los primeros fundadores de la localidad, a la “soberbia” belleza del paisaje. El arroyo es un lugar de esparcimiento para los vecinos de la zona, ya que sobre el curso de agua se practican deportes acuáticos como la navegación en canoas o kayac.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina