Niegan que su madre y hermano discapacitado estaban en estado de abandono - El Territorio Misiones

Niegan que su madre y hermano discapacitado estaban en estado de abandono

Viernes 7 de agosto de 2020 | 17:00hs.
Foto: Carina Martínez
La familia Lemes de Terciados Paraíso, San Pedro, vivieron un hecho que les llamó la atención por haber ocurrido en plena pandemia cuando los controles para la circulación de personas dentro del país es riguroso.

Olinda Da Rosa (71) abandonó su hogar el pasado 1 de agosto con destino Buenos Aires, aparentemente inducida por una sobrina quien había denunciado en esa provincia que la mujer estaba en estado de abandono y sin más ni menos la abuela viajó con su hijo discapacitado de 32 años.

Los hijos de la anciana radicaron una contra denuncia y pusieron en conocimiento a las autoridades de la comisaría Seccional Segunda de Terciados Paraíso, porque no entienden como dos personas con alto índice de riesgo, tanto por la edad como por los problemas de salud, viajaron hasta Buenos Aires sin la intervención de autoridades de la provincia que frenase su salida  ya que no contaban, según los hijos, con ninguna documentación o necesidad como para mudarse de su vivienda de origen donde estaba segura, a una provincia donde los casos positivos de coronavirus aumentan diariamente.

De acuerdo a lo expresado por Susana Lemes Da Silva, hija de Olinda, está junto a Rafael Lemes (32) discapacitado, viajaron en remis hasta San José, Misiones, donde los esperaba Antonella L. quien habría viajado desde Buenos Aires hasta San José, también en taxi. “Nosotros estamos muy preocupados, nuestra madre y hermano no estaban abandonados, junto a mis hermanos nos encargamos de asistirlos y que no les falte nada. No entendemos como dos personas en esas condiciones pudieron salir de la provincia” indicó Susana en diálogo con El Territorio.

Los hijos aseguran desconocer el motivo o la razón que llevó a la anciana a tomar riesgosa decisión. “No estaban abandonados, mi mamá es enferma, tiene diabetes y mi hermano es discapacitado mental, acá están seguros pero allá donde están ahora les puede pasar cualquier cosa, sospechamos que ella se fue inducida por su sobrina Antonella quien solo tiene interés en sus pensiones” advirtió Lemes asegurando que “entre los hermanos juntábamos la plata y pagamos una empleada para que los cuidará, cada uno se dedicaba mensualmente en comprarle la mercadería,  los medicamentos y contábamos siempre con la asistencia de Acción Social, que pueden dar fe de que nos ocupamos de ellos”.  

La mayor preocupación de la familia, tiene que ver en primer lugar con la salud de Rafael y en segundo las consecuencias que puede llegar a tener la denuncia realizada por Antonella. “Esa denuncia es algo muy grave para nosotros, no sabemos qué hacer y estamos inquietos por nuestro hermano que no puede defenderse por sí solo, y no es la primera vez que mi mamá se muda y después vuelve, solo que ahora la situación es más preocupante por todo esto del coronavirus” señaló Susana. 

Corresponsalía San Pedro

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina