Monzón, el estreno: El misionero Paniagua en la piel de un campeón por aparecer

Martes 18 de junio de 2019 | 11:00hs.
Mauricio Paniagua, encarnó a un joven Monzón en su pueblo natal. | Foto: César Lasso
Se estrenó el lunes a la noche la serie Monzón. La serie que intentará mostrar la vida del gran campeón de boxeo argentino, el santafesino que de la pobreza saltó casi sin escalas a la fama en todo su esplendor, conquistando Francia y mucho, mucho dinero en poco tiempo.

Y otras de sus conquistas célebres fueron las relaciones que mantuvo con varias mujeres del mundo del teatro, cine y televisión. Y fue, precisamente, al casarse con la uruguaya Alicia Muñiz, que empezaría a desvanecerse su gran vida hasta volver a las penumbras como cuando niño y joven. 

En el año 1988 se sucedió la muerte violenta de Alicia al ser golpeada por el ex campeón ya retirado y caer desde el balcón de una casa en Mar del Plata. 
Fueron meses de expectativa en el mundo de esta serie por cómo sería presentado el relato de una vida que tuvo de todo y terminó con su condena por el femicidio y poco después en el accidente automovolístico trágico, muriendo el gran campeón en desgracia a un costado de una ruta en el año 1995.

En la serie, nada menos, el misionero Mauricio Paniagua es quien al menos en el estreno, encarnó a un joven Carlos Monzón cuando gambeteaba la pobreza en el pueblo de San Javier. El misionero, bastante parecido a quien logró defender por 14 veces el título de campeón del mundo, se mostró en el comienzo de la serie como un joven inquieto, desafiante y sin muchas opciones. Hasta que la posibilidad de boxear se le presentó. 

La serie tiene 13 capítulos y la del pasado lunes a la noche, debió haber dejado satisfecho al misionero, que cumplió con el contexto de un trabajo argentino distinto, que a pesar de conocerse la historia y cómo termina, sin dudas será una cita de cada lunes para ver una buena serie de quien, según muchos coinciden, fue el mejor boxeador de nuestro país. 

Y de otra historia repetida, de cómo otro ídolo argentino se derrumbó ante la fama y nada pudo hacer para vencer al destino marcado desde su infancia misma


Nota relacionada:

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina