Megafiesta en Hollywood por los 21 de Kylie

Sábado 11 de agosto de 2018
Finalmente llegó el gran día para Kylie Jenner. Cumplió sus primeros 21 años, un número que en Estados Unidos amerita una gran celebración, ya que es la edad permitida para beber alcohol legalmente.
Por eso, la menor del clan Kardashian festejó su “pasaje a la adultez” con una mega fiesta y no faltaron sus famosas hermanas y otras tantas celebrities. La noche empezó en uno de los restaurantes más top de Los Ángeles, Craig’s, con una cena para los íntimos, sin niños: hasta la pequeña Stormi, hija de Kylie y el rapero Scott Travis, quedó afuera de la lista. Después de la comida, Kylie abrió la convocatoria y bailó hasta la madrugada en Delilah, un famoso local de Santa Mónica que hizo cerrar especialmente y que ambientó con una temática “pink”.
Conocidas por sus extravagantes fiestas temáticas, las Kardashian no escatimaron recursos en esta oportunidad. Siguiendo la consigna de rosa y dorado elegida por Kylie, el local fue ambientado a tono y con grandes arreglos florales que adornaban el bar, globos rosa metalizados y un mural gigante dibujado con todos los integrantes de la mediática familia. Instalaron también un pelotero con bolas blancas en una habitación privada donde las hermanas disfrutaron saltando toda la noche.
La ocasión ameritó dos looks para Kylie que se ha convertido en la joven empresaria más rica de la historia, según Forbes. El primero era un traje fucsia neón con hombreras, cortes irregulares y un delicado escote. Muy sensual pero nada escandaloso. El segundo outfit mucho más polémico y jugado. Era un leotardo de glitter rosa.
El ajustado mono color era de la firma Labourjoisie, y la parte de abajo imitaba las mallas de ciclista. Mantuvo el mismo estilo en el pelo; larguísimo y platinado.
Además, las hermanas acompañaron el esfuerzo fashion de Kylie. Kim Kardashian apeló al rosa chicle para un vestido mini con corte en el vientre y súper arriesgado. Llegó de la mano de Kanye West, su marido, y también dio la nota con su pelo “mojado”, que no es más que un efecto de estilismo. Kourtney también se sumó a la onda de los brillos con un micro vestido violeta que sugería transparencias.
Fue su primera salida pública después de su separación de Younes Bendjima, en medio de rumores de infidelidad de él. Khloé Kardashian fue quizás la más modesta con un conjunto de tres piezas: pantalón top y kimono largo. Ella eligió el plateado. Por último, Kendal Jenner, la supermodelo de las hermanas, presumió de sus piernas eternas y su figura privilegiada con vestido de cuero sintético.
El personal del lugar utilizó camisetas con la portada de Kylie de la revista Forbes estampada en la espalda, y los presentes recibieron encendedores personalizados que decían “Kylie F–King Jenner”. Los presentes podían elegir entre tres colores de vasos de plástico (verde, naranja, rojo) dependiendo de su situación sentimental.
Asistieron destacadas figuras del mundo del entretenimiento, como Nikki Minaj, Bella Hadid, The Weeknd, Ashley Benson, Cara Delevigne, Chris Brown, Caitlyn Jenner y Kanye West.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina