Mataron a un hombre para robarle la jubilación que cobró el miércoles

Viernes 29 de marzo de 2019 | 03:00hs.
Cristian Valdez

Por Cristian Valdez fojacero@elterritorio.com.ar

El cambio de cerradura después del último robo no fue impedimento para los delincuentes. El jubilado Antonio ‘Pinchi’ Montiel (65) fue asesinado entre la noche del miércoles y la madrugada de ayer en el interior de su casa situada en la manzana 59 del barrio San Isidro de Posadas.
El cuerpo fue encontrado poco antes del mediodía de ayer por su yerno, Jorge Acuña (34), quien llegó a la casa debido a que el día anterior le había invitado a comer un asado, a modo de celebración por el primer cobro del beneficio.
La sospecha de que algo malo había pasado surgió a partir de que el portón principal de la propiedad estaba llaveado y del hombre no había señales. Se intensificó cuando el visitante, al saltar las rejas, detectó que la puerta estaba entreabierta y, ni bien accedió al inmueble, se topó con el cuerpo sin vida en el living, boca abajo, sobre un charco de sangre.
Inmediatamente avisó a la Comisaría Decimoquinta, que sitió la escena del crimen en busca de elementos que conduzcan a los asesinos.

“Lo judearon mucho”
Las aristas que rodean el brutal crimen conmovieron a los vecinos más cercanos de Montiel. Por un lado porque era un hombre querido, educado y a quien todos le prestaban atención debido a que vivía solo y padecía cirrosis -indicaron- por el consumo de bebidas alcohólicas.
El cobro de su jubilación lo tenía exultante desde hace varios días y se presume que en medio de esa algarabía pudo haberlo manifestado en algún lugar en el que, sin saberlo, estaban los que lo mataron. La principal hipótesis habla de un homicidio en ocasión de robo y se sustenta en que ademas de la plata, se llevaron algunos electrodomésticos.
Visiblemente acongojado, el yerno de Montiel detalló a este matutino que “el día anterior vinimos con mi señora (hija de la víctima), estuvimos con él hasta casi la noche y antes de irnos nos invitó para almorzar este mediodía (por ayer). Dijo que iba a hacer un asado. Estaba contento, por eso le dijimos que si y nos fuimos a casa, en la chacra 181”.
“Cuando regresamos encontramos raro que el portón estaba llaveado. No había señales de mi suegro y más nos llamó la atención que él se levanta temprano, siempre nos espera cada vez que lo visitamos. Con ese panorama di vuelta la manzana hasta la casa de su hermana, le dije eso y juntos regresamos. Salté la reja, me acerqué y estaba la puerta entreabierta. Ni bien me asomé ya note que estaba su cuerpo en un charco de sangre. Tenía un corte en el cuello, pobrecito, se ve que lo judearon mucho antes de matarlo y que él se defendió como pudo”, expresó. 

Golpeado y con cortes
La hermana del jubilado, Ana María Montiel (64), testigo directo del hallazgo, contó que “era querido por los vecinos, que siempre estaban alertas por cualquier cosa. Los asesinos sabían que tenía plata, entraron y le hicieron de todo. Imaginate que la mancha de sangre empieza en la cama y termina en el living, lo que hace presumir que lo atacaron cuando estaba durmiendo y trató de defenderse. Estaba todo golpeado y tenía un corte en la garganta. Fue horrible lo que le pasó”.
En ese contexto, una de las dos hijas de Montiel, Blanca, contó que hace alrededor de un mes “le robaron lo poco que tenía los chorros del barrio que se aprovechan que está solo. Después de eso cambiamos las cerraduras, tomamos las precauciones pero ahora igual lo mataron. No hay seguridad acá. Y así como no tuvieron contemplaciones con un jubilado indefenso la Justicia no debe tener contemplaciones con ellos. Pido que este crimen no quede impune”.

Cuatro detenidos y dos prófugos

Los pesquisas de la Policía de Misiones trabajaron durante toda la jornada en la investigación del caso y obtuvieron varios resultados. Para empezar, las fuentes indicaron que en la escena incautaron dos cuchillos y un machete con posibles manchas de sangre. Y en el marco de las averiguaciones practicadas los investigadores avanzaron contra varios jóvenes de la zona, algunos de los cuales anoche ya estaban detenidos mientras otros permanecían prófugos. Según pudo saber este diario, los detenidos anoche eran Rubén P. (22), Ayelén O. (18), Milagros D. A. (18) y Sofía F. (18), mientras que los buscados serían conocidos bajo los alias de Pochon y Gordo.


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina