Masacre en San Miguel del Monte: detuvieron a un funcionario y a otro policía

Lunes 27 de mayo de 2019 | 03:00hs.
Aníbal Suárez (22), una de las víctimas, era de Concepción de la Sierra, donde sólo reina el dolor. | Foto: Nicolás Oliynek
Mientras en Concepción de la Sierra y en todo Misiones continúa la conmoción por la muerte de Aníbal Suárez (22) en medio de una persecución que terminó en masacre efectuada por policías de la localidad bonaerense de San Miguel del Monte, en Buenos Aires, la investigación sigue en marcha y en las últimas horas hubo más medidas y detenciones.

Es que el director de Seguridad de dicha localidad bonaerense fue detenido, identificado como Claudio Martínez, fue detenido ayer en el marco de la investigación que se lleva adelante por la fatal persecución policial efectuada el último lunes en la que murieron el misionero y tres menores de edad.
Y esa no fue la única novedad de la jornada, ya que en esa misma línea se detuvo a un teniente policial identificado como Ángel Héctor y se ordenó la captura de otros efectivos policiales.

Toda la información fue confirmada ayer a la tarde por el Procurador de la provincia de Buenos Aires, Julio Conte Grand, quien dialogó con el canal de noticias TN y aseguró que se dio “instrucción a la Policía para que se proceda” en contra de los nuevos implicados.

Conte Grand confirmó que tanto Martínez como Ángel ya estaban detenidos anoche, en tanto que la fuerza de seguridad se encontraba tras los pasos de los otros tres involucrados, quienes incluso ya están desafectados por el Ministerio de Seguridad bonaerense.

De esta forma, una vez que estas órdenes de detención se concreten el número de personas privadas de su libertad en el marco del caso aumentará a 13 las personas privadas de su libertad: 12 policías y el secretario de Seguridad.

“No podemos dar los nombres de los efectivos que están siendo buscados. Con mucha eficiencia se dispusieron los operativos para concretar las detenciones”, explicó el Procurador bonaerense.

“Cualquier dato que permita inferir sobre de quién se trata podría obstaculizar los operativos”, agregó Conte Grand sobre la decisión de no dar a conocer los nombres de los nuevos involucrados.

La causa

El sábado siete de los ocho policías que estaban detenidos por la muerte de los cuatro jóvenes luego de la persecución a tiros y choque se negaron a declarar ante el fiscal de Cañuelas Lisandro Damonte.

Se trata del capitán Rubén Alberto García, los oficiales Leonardo Daniel Ecilape y Manuel Monreal y el subayudante Mariano Ibáñez, que están acusados de "homicidio doblemente agravado por abuso de su función como miembro de fuerzas policiales y por el empleo de armas de fuego".

En tanto, Garmendia imputó al oficial subinspector José Alfredo Domínguez y a los oficiales Cristian Righero y Juan Gutiérrez por los delitos de encubrimiento agravado y falsedad ideológica de instrumento público, quienes también se negaron a ser interrogados.

En este contexto, no son pocos los pesquisas que consideran que entre los uniformados realizaron “un pacto de silencio” sobre lo sucedido esa noche y se animan a pensan que los policías pudieron haber sido vistos por los jóvenes haciendo algo que no debían y por eso los persiguieron.


El abogado de un efectivo criticó el expediente

El abogado de uno de los policías detenidos por la persecución fatal denunció que la causa "es una mentira" y aseguró que si se "hubiese actuado profesionalmente no habría tantos efectivos desafectados y detenidos".

Guillermo Baqué es el defensor de Manuel Monreal, uno de los efectivos detenidos que se abstuvo de declarar.
En diálogo con el canal TN, el letrado apuntó que "la causa está contaminada, hay tanta mentira que es imposible que declaren porque no sabemos qué y cómo fue lo que pasó".

El oficial imputado tiene 22 años y según su propio defensor llevaba un año y medio en la fuerza. "Va a seguir negándose a declarar hasta que se empiece a echar luz a la verdad, hasta que se sepa en realidad qué pasó", explicó.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina