Martínez De Giorgi quedó a cargo del juzgado vacante tras la muerte de Bonadio

Martes 11 de febrero de 2020 | 11:16hs.
El juez federal Marcelo Martínez De Giorgi quedó a cargo de las causas que instruía el fallecido Claudio Bonadio. Así lo determinó el azar este martes en un sorteo realizado por la Cámara Federal entre siete magistrados. Por distintos motivos, se habían excusado María Servini, Daniel Rafecas y Luis Rodríguez. 

Martínez De Giorgi asumirá tareas en el Juzgado 11 por un año o al menos hasta que se defina el concurso que definirá al reemplazante de Bonadio.

Martínez De Giorgi también fue el seleccionado cuando tocó subrogar el juzgado que dejó vacante, con su renuncia, Norberto Oyarbide, a comienzos de la gestión de Mauricio Macri. Y estuvo al frente del juzgado federal 2, como subrogante, durante más de cuatro años, hasta que se definió quien sería su titular. Antes, había sido secretario en la Sala 2 de la Cámara Federal.

En su juzgado, el 8, De Giorgi tiene la causa por los sobornos que habría pagado Odebrecht para el soterramiento del ferrocarril Sarmiento. Allí había dictado procesamientos para el ex ministro Julio De Vido y otros funcionarios y la falta de mérito para empresarios, pero la Cámara Federal anuló esa decisión.

En su despacho también tramitó el expediente por la Fundación de la Madres de Plaza de Mayo, que derivó en el procesamiento de la titular de la asociación, Hebe de Bonafini; de De Vido y de los hermanos Pablo y Sergio Schoklender, entre otros.

Ahora, el juez deberá analizar las causas que radican en el juzgado de Bonadio. Allí quedan algunas partes abiertas de la causa de los cuadernos, aunque el tramo principal de esas investigaciones ya fue derivado a juicio oral. Es que todas las causas que se abrieron pasaron a juicio oral, pero sin embargo había tramos de esas investigaciones que no habían sido ratificados por la Cámara Federal o en donde se había ordenado profundizar la investigación.

Otro de las causas que concitan la atención periodística y que se encuentran en el juzgado federal 11 es la causa por lavado de dinero por las cuentas que tenía Alberto Nisman en Estados Unidos, y que estaba a nombre de su madre, Sara Garfunkel, su hermana Sandra y el técnico informático Diego Lagomarsino, hoy procesado como partícipe necesario del homicidio del fiscal de la UFI-AMIA.

El juez al que le toque analizar las causas de Bonadio también tendrá que definir la situación de medio centenar de ex intendentes, que habían sido imputados en los Programas Municipales de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos. Es que la Cámara Federal confirmó los procesamientos de unos 40 intendentes pero dictó la falta de mérito de otros tantos, y por ello se estaban profundizando una serie de diligencias sobre los jefes comunales para definir en qué situación quedan en el expediente, que ya está próximo a pasar a instancia de juicio oral.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina